Posts Tagged ‘Publicity’

Welkom nieuw Mauritshuis. Cuando la comunicación puede ser un problema

Viernes, junio 27th, 2014

Los museos de arte holandeses han experimentado los últimos años una auténtica fiebre por poner al día sus instalaciones. Las remodelaciones y ampliaciones comenzaron por el Stedelijk, y luego vinieron el Museo Van Gogh y hace un año el Rijksmuseum, todos ellos en Ámsterdam. El último en incorporarse será el Mauritshuis de La Haya, que se inaugurará mañana, sábado 28 de junio.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Ivo Hoekstra, Mauritshuis, Den Haag]

Una remodelación que ha durado dos años y ha tenido un coste de 30 millones de euros, integrando al edificio histórico del siglo XVII otro de estilo Art Deco, conectados ambos por una parte subterránea que sirve de vestíbulo del nuevo museo.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: © Ronald Tilleman, Mauritshuis, Den Haag]

La remodelación también ha supuesto el cambio de marca visual, diseñada por el estudio Studio Dumbar, y el lanzamiento de un nuevo portal web, desarrollado por Basket Builders.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Studio Dumbar]

En definitiva, una puesta al día que lo convertirá en cita obligada para los amantes del arte y de los museos, al contar con obras tan emblemáticas (y mediáticas) como La joven de la perla o Vista de Delft de Vermeer, La lección de anatomía de doctor Nicolaes Tulp de Rembrandt o El jilguero de Carel Fabritius.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: © Ronald Tilleman, Mauritshuis, Den Haag]

En declaraciones a la prensa internacional, la dirección del museo decía lo siguiente (El País):

“En realidad no sabemos qué pasará y nos preocupa porque la visita debe ser confortable y tranquila. Cuando cerramos teníamos unas 260.000 visitas. Ese porcentaje no puede crecer más de un 25%. No podemos tener un millón. No lo pretendemos tampoco. Nos importa la calidad no la cantidad. En ese sentido lanzamos un mensaje contrario al del resto de los museos del mundo. No queremos colas, gracias”.

Un objetivo muy loable que podría entrar en contradicción con la potente campaña de comunicación que se ha puesto en marcha antes de su reapertura.

Como ya se puede interpretar por las declaraciones reproducidas, el museo hizo una convocatoria de prensa internacional. Lo que obviamente le reportó publicity a nivel mundial.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Soraya Gabriel]

La campaña de publicidad se desarrolla mediante un conjunto de acciones: tres espots para la televisión holandesa, inserciones en prensa, publicidad de exterior y online. Todas ellas limitadas al territorio holandés.

La idea creativa que sutura el conjunto de acciones tiene como objetivo recordar a los amantes de su pieza estrella, La joven de la perla de Vermeer, que para ver el original se tiene que visitar el remodelado Mauritshuis. El claim ‘Je vindt het origineel in het Mauritshuis’ ( ‘Descubre el original en el Mauritshuis’) es toda una declaración de intenciones.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Mauritshuis, Den Haag]

Si los gestores del museo no quieren ver colas, una campaña como la puesta en marcha seguramente no ayudará mucho. Sobre todo acciones de relaciones públicas como la convocatoria de prensa internacional.

Por otra parte, ¿cómo reabrir después de varios años y no hacer ningún tipo de comunicación?

Seguramente la clave está en el objetivo de esos esfuerzos comunicativos. Si la campaña se hubiese propuesto un objetivo de notoriedad (que el público objetivo tuviese conocimiento de la noticia), no habría problema. Pero por el hilo conductor de la campaña (una clara invitación a visitar el museo), el objetivo es de venta (que el target lo visite). Y si es así, me temo que las declaraciones de sus directores pueden llegar a no cumplirse.

Si la campaña de comunicación supera el 25 % de crecimiento deseado, ¿sería un fracaso? Parece que sí.

Entonces, ¿de quién será la culpa? Si eso llega a pasar, lo será de quien la ha planificado, pues claramente habría planteado una estrategia y plan de acción no concordante con el objetivo de gestión que se quería conseguir.

La insoportable invisibilidad de la lona. La Pedrera y los medios de comunicación

Miércoles, junio 18th, 2014

Viernes 16 de mayo. Los gestores de la Pedrera reciben a un buen nutrido grupo de periodistas de diferentes medios. Están convocados para conocer in situ el curso de la restauración de la fachada y, por supuesto, para que hablen de ella en sus respectivos medios.

Esta es la lona que tapaba en ese momento el andamio:

Miradas_desde_la_copa

Una lona mimética o camaleónica que no incluye mensaje publicitario. Una de las soluciones para no transformar los monumentos en el casco o el mono de Fernando Alonso.

Ahora bien, no hay que olvidar que en abril la lona respondía a los dictados del Poster Domination:

Miradas_desde_la_copa

Y que ahora, en junio, pasa exactamente igual:

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

La significación del monumento consiguió que un numeroso grupo de medios cubrieran la noticia, generándose una excelente publicity. Un gran éxito para los convocantes. TV3 y RTVE Catalunya le dedicaron una pieza en sus noticiarios del mismo viernes 16 de mayo y La Vanguardia, El Periódico, El País, El Punt Avui y Ara un artículo en sus ediciones del sábado 17 de mayo.

Prácticamente ninguno de ellos habló de la lona y la polémica que ha suscitado la utilización como mero soporte publicitario de un monumento tan significativo del Patrimonio Mundial. Únicamente lo hizo Maria Palau en su artículo “La Pedrera vol fer goig” (El Punt Avui, p. 32) y Laura Serra en “Rere la bastida de la Pedrera” (Ara, p. 36).

Como todos somos adultos y tenemos criterio propio, que los medios y periodistas convocados saquen sus propias conclusiones sobre su papel en la convocatoria.

Que los lectores de Miradas desde la copa saquen sus propias conclusiones sobre el tratamiento que está mereciendo este tema en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Yo, por mi parte, no quiero desaprovechar la ocasión para felicitar por su trabajo a las periodistas Maria Palau y Laura Serra y a los medios para los que trabajan, El Punt Avui y Ara.

Bloggers & Museos. Pistas, prevenciones y anecdotario

Lunes, junio 2nd, 2014

“¡Soy un influencer!”

(Sale volando hacia Nunca Jamás)

Petete Potemkim @Petetekin

Al hilo del post “Los bloggers desembarcan en los museos. El caso del Museu Marítim de Barcelona” y los comentarios que generó, he creído interesante redactar este segundo artículo para dar respuesta a algunas dudas que genera la relación con este ‘nuevo’ público de los museos y equipamientos culturales: los influencers, líderes 2.0 o prescriptores 2.0.

El impacto de lo escrito en blogs

Esta es una de las cuestiones que más se han comentado. Un detalle importante para valorarlo es no hacer un uso restrictivo de la palabra impacto, limitándola exclusivamente a un objetivo de venta: aumentar el número de visitantes. No hay que olvidar que en términos comunicativos también se debe ampliar a cuestiones como notoriedad, imagen o reputación.

Un ejemplo reciente que lo demuestra ha sido la convocatoria que, de la mano de Carme Rodríguez y Cafès de Patrimoni, se organizó el pasado 24 de mayo al festival Tarraco Viva. Está claro que los organizadores no pretendían que la convocatoria sirviese de caja de resonancia para conseguir más visitantes. Si ese hubiese sido el objetivo comunicativo, convocarnos un día antes de finalizar el festival no sería muy lógico. Los resultados de esa convocatoria son bien visibles en el storify “Carajillu de Cafès a Tarraco Viva 2014” y en la colección de posts enlazados al final de “Tarraco Viva, savoir faire para activar y comunicar el patrimonio cultural”.

Cafès_de_Patrimoni

[Foto: Cafès de Patrimoni]

Por otra parte, el impacto de un post en un blog es algo parecido al de un artículo en un medio de comunicación. Al final se trata de generar publicity. Y como en todos los colectivos, todo depende de quien escriba el artículo: hay buenos y malos bloggers, como también es cierto que hay buenos y malos periodistas.

Quedándome con los buenos, leyendo el post de Manel Miró en Raining Stones “Víkings”, una exposición más allá de una leyenda de pillaje y violencia, posiblemente alguno de sus lectores visitará la exposición. Algo parecido a lo que pasa si se lee el artículo “El Greco rompe con Toledo” del periodista Peio H. Riaño en El Confidencial.

En este sentido, la visión crítica de Javier Sanz (en el artículo que se enlaza al final de este post) no se ajusta por ahora a la realidad del ámbito cultural.

No hay que mezclar churras con merinas

Otro tema que ha creado una cierta controversia (cuando no la debería crear) es la necesidad que las convocatorias para estos prescriptores 2.0 sean diferentes a las que ya se hacen para los periodistas.

Y digo que es un tema que no debería crear controversia, ya que en términos de gestión de la relación de los museos con sus públicos, una cosa son los periodistas y los medios de comunicación y otra muy distinta los bloggers, microbloggers, instragramers, etc.

Los objetivos de los unos no son los de los otros. Las necesidades informativas tampoco. Creo que no es necesario comentar como trabaja un periodista y como lo hace un blogger.

Convocar a un mismo acto, por ejemplo la presentación de una exposición temporal, a periodistas y bloggers solo puede ocasionar problemas al convocante. Y en la gestión de la comunicación de los museos hay que solucionar problemas, no generarlos.

Prevenciones sobre la figura del blogger

Sobre la propia figura del blogger, pienso que también habría que huir de la imagen inmaculada y angelical que algunos quieren ‘vender’.

Si se critica a los periodistas por plegarse a los intereses económicos, ideológicos, etc., de los medios de comunicación para los que trabajan, en el caso de los blogs y los bloggers pasa exactamente igual. En el fondo, el blogger comparte algo esencial con el periodista: ambos son seres humanos, con sus bondades y sus miserias.

Iría incluso un poco más allá: en el ámbito cultural, un museo o equipamiento cultural seguramente tiene más fácil influenciar a un influencer que a un periodista.

El fenómeno es tan reciente (relativamente), que las reglas de juego para establecer y mantener una relación entre museos y bloggers todavía están por escribir. Algo que no pasa, obviamente, cuando hablamos de la relación con los medios de comunicación.

Los responsables de relación con los influencers no deberían entender que la frescura del mundo 2.0 justifica levantarle la falda al blogger, presionándole de forma más o menos directa para que escriba algo sí o también.

Los bloggers no deberían creerse estrellas de rock que pueden exigir al museo toallas de rizo americano y camerino propio.

Mi propia experiencia como editor de Miradas

Con la simple intención de ilustrar algunas cosas sobre el tema, explicaré ahora algunas anécdotas sobre mi propia experiencia como bloguero.

Desde hace unos cuanto años, mantengo relación con dos museos. Y después de un tiempo me he dado cuenta perfectamente que uno me respeta profesionalmente, mientras el otro simplemente me (pretende) utilizar como mero soporte comunicativo. Si con uno mantengo una relación estable, un verdadero matrimonio, con el otro es esporádica, un ‘aquí te pillo, aquí te mato’. Al primero me lo llevaría a una isla desierta, con el otro juego a su mismo juego: lo utilizo para lo que me interesa (aquí vale la pena puntualizar: yo no empecé el juego).

En otro caso, he visto como de una evidente prevención al principio, se ha pasado a una relación normalizada. Algo que me permite comprobar que los propios museos se están adaptando a esta nueva realidad.

Aún así, hay dinámicas que cuesta horrores modificar. Por ejemplo, la agilidad para responder a peticiones concretas de información o material. Cuando quiero analizar y comentar una campaña, pieza o acción de comunicación, finalmente he decido optar por contactar con la agencia o estudio que la ha desarrollado, ya que los museos suelen tener una especial querencia al arte de colocar palos a las ruedas. Mientras las agencias y estudios saben perfectamente que facilitar información y material solo les puede beneficiar, los responsables de comunicación prefieren guardarlo como un tesoro.

En los cinco años de vida de Miradas, hay incontables ocasiones en las que me hubiese encantado comentar algo pero me ha sido imposible por la falta de colaboración del museo en cuestión. Que alguien muestre interés por algo que has hecho, acuda a tí para recabar información detallada con la que después hablar de ello, en ningún caso debería recibir por respuesta evasivas (y por supuesto nunca debería no responderse, ya no por profesionalidad sino básicamente por educación).

Como ya he dicho en más de una ocasión, los museos son polígamos. Entre sus múltiples públicos, ahora tienen una pareja de baile más: los influencers o prescriptores 2.0.

Pues que suene la música y comience el baile.

Bonus track:

Una pequeña historia de las convocatorias de bloggers realizadas por museos del Estado español en Nacho Granero: “Historia de las convocatorias de bloggers en Museos españoles”, La Cultura Social, 27 de mayo de 2014.

Cristina Aced: “Cómo relacionarse con un blogger”, Blog-o-corp, 18 de marzo de 2014.

Paul Capriotti: “¿Quién influencia a los Influencers?”, Bidireccional, 07 de marzo de 2014.

Martí Casas: “Sobre la relació de museus i bloguers. La meva visió”, Embadalits. Art, museus i patrimoni,  11 de julio de 2014.

Enrique Dans: “Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué?”, Enrique Dans, 27 de diciembre de 2012.

Marta Franco: “Cómo definir un plan de relación con influenciadores y ganar embajadores de tu marca”, Ideas para comunicar en la nube, 24 de abril de 2014.

Ana García: “La fiebre de los influencers”, Rh 485. El blog de Ogilvy & Mather, 28 de enero de 2013.

Alfonso González Herrero: “Influyo, luego existo: influenciadores, influyentes y líderes de opinión”, Communi sensu, 24 de febrero de 2014.

Clara Merín: “Acciones con bloggers e influencers en museos”, Ende Comunicación, 8 de noviembre de 2016.

Rocío Rodríguez: “¿Están las agencias preparadas para tratar con los bloggers? 5 malas praxis en su relación”, prcomunicación, 17 de marzo de 2014.

Antoni Rojas: “Bloggers navegando por los museos”, Patrimonio Cultural Blog, 26 de junio de 2014.

Javier Sanz: ‘Influencers’, los nuevos tronistas”, Teknautas. El Confidencial, 10 de abril de 2014.

Wicho: “Sobre la maldición de las notas de prensa”, Microsiervos, 28 de diciembre de 2012.

Los bloggers desembarcan en los museos. El caso del Museu Marítim de Barcelona

Lunes, abril 14th, 2014

La revolución digital, que tenemos la gran suerte de vivir como protagonistas, está modificando muchas realidades que afectan a la comunicación de los museos y los equipamientos patrimoniales en general.

Hoy día, en cualquier departamento de comunicación ya se sabe que a los clásicos prescriptores se les han unido desde hace unos años los líderes 2.0 o influencers: bloggers o microbloggers.

Un ya lejano 2011, Jim Richardson, experto en marketing de museos, recomendaba a las instituciones museísticas tratar a los líderes digitales como a estrellas de rock.

En países como Francia, Gran Bretaña y EUA hace años que lo vienen haciendo. Aquí el panorama es desolador: los museos siguen viviendo de espaldas a este fenómeno. No todos, por suerte.

El Museo Thyssen-Bornemisza abrió el fuego este año, organizando en marzo una convocatoria para bloggers en sus exposiciones Cézanne site/non site y Darío de Regoyos (1857-1913).

El pasado 10 de abril, el Museu Marítim de Barcelona se ha sumado al todavía escuálido grupo, organizando una visita a la exposición temporal Víkings exclusivamente para bloggers.

Miradas_desde_la_copa

Una interesante exposición sobre la cultura víking, tanto desde el punto de vista de los contenidos como desde el del diseño museográfico. Una muestra que, además, contribuye a romper algunos moldes creados por la cultura de masas sobre este pueblo nórdico.

Miradas_desde_la_copa

El museo convocó a un total de 30 blogueros catalanes de tres ámbitos diferentes: cultura, turismo y temática marítima (como Manel Miró, Carme Rodríguez, Martí Casas, Antoni Rojas o Jordi Canal-Soler). Al final se configuró un grupo de 15, que fuimos guiados por la exposición por Elvira Mata, subdirectora del museo y coordinadora de la exposición.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Estratégicamente, el Museu Marítim lo hizo muy bien: una convocatoria exclusiva para bloggers, contactados e invitados mediante un correo electrónico de contenido breve y claro. No cayeron en lo que sería un error de principiante: unirlos a la rueda y visita de prensa organizada para los medios de comunicación.

En cuanto al desarrollo de la visita, seguramente habría que ajustar algunas cosas. La clásica visita guiada posiblemente no sintonice con las características de los bloggers y el tipo de información que buscan.

Así como las notas y dosiers de prensa son las herramientas destinadas a los periodistas, para bloggers y microbloggers tendrían que imaginarse formas propias. Si una nota de prensa está pensada como un artículo de prensa, el material que se ofrezca a los prescriptores 2.0 debería ajustarse a la redacción característica de un blog o incluso a los 140 caracteres de Twitter.

Algunas reflexiones en voz alta al hilo de esta acción comunicativa

Decía al principio del post que los responsables de los gabinetes de prensa o medios de comunicación de los museos saben perfectamente la importancia que tienen estos nuevos prescriptores como público externo. Lo que me obliga a plantear la primera pregunta: ¿por qué no se les tiene en cuenta?, ¿cómo es posible que sobre el papel se recomiende, pero en la práctica no se haga?

Si instituciones como el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museu Marítim lo han hecho, está claro que los demás pueden hacerlo. En este tema no se puede blandir la recurrente excusa de la falta de recursos, ya que no implica más allá del clásico trabajo de relaciones públicas: identificación de líderes 2.0, contacto continuado, convocatoria, etc.

La falta de convocatorias exclusivas para este público externo tan fundamental, demuestra una vez más que muchos de los cambios que está generando la revolución digital no se asumen por parte de nuestros museos. Otra oportunidad perdida.

Bonus track:

David Martínez Pradales: “El Museo Thyssen y sus buenas prácticas en comunicación con “influyentes”Comunicación y otras chicas del montón, 11 de marzo de 2014.

Santos M. Mateos Rusillo: “Museos y medios de comunicación. Claves, estrategias y herramientas para establecer y mantener una relación vital para los museos”, e-rph. Revista electrónica de Patrimonio Histórico, nº. 13, diciembre de 2013.

Antoni Rojas Rabaneda: “Bloggers en el Museu Marítim de Barcelona: Connecting People”, Patrimonio Cultural Blog, 15 de abril de 2014.

Carme Rodríguez: “De víkings, bloggers y exposición en el Museu Marítim!”, CARMΣMIX l’estraperlista, 27 de abril de 2014.

Más Monna Lisa: la curiosa queja de un periódico

Jueves, febrero 9th, 2012

Recomendación de lectura de este post: activar el vídeo del gran Jerry Lee Lewis y escuchar de fondo su rock and roll.

 

Que los museos y otras instituciones culturales se quejen de la poca cobertura que le dedican a “sus” noticias los medios de comunicación es más viejo que la rueda de molino.

Pero que quien se queje sobre lo puñeteramente bien que lo hace un museo para generar publicity (ya sabéis, eco mediático a coste 0) sea un periodista y un periódico, ya es para que se te salgan los ojos de órbita cuando lo lees.

Pues eso es precisamente lo que ha pasado con la (ya) famosa copia de la Monna Lisa del Museo Nacional del Prado. En el artículo El Prado en primer plano (sección Opinión) de El País del domingo 5 de febrero, el periodista ironizaba sobre la capacidad del museo para generar “noticias de amplio calado coronadas por sonoros titulares”.

Aunque no se deja de elogiar la capacidad “de ciertas instituciones culturales de alto copete” de generar buenas noticias que los medios de comunicación se ven obligados a publicar, se percibe entre líneas una cierta amargura. ¿Quizás porque la iniciativa de esas buenas historias no surge del propio periódico y de sus periodistas?

Los periodistas se quejan, con mucha razón, que los museos piensan que todo lo que hacen es merecedor de un artículo o un reportaje. Lo que no es de recibo es que se quejen cuando las cosas se hacen bien, rematadamente bien como el Prado.

Y hasta donde yo sé, el Prado no se ha dejado robar su copia de la Monna Lisa (como sí hizo el Louvre con la original) para ser noticia. Si Vincenzo Peruggia levantase la cabeza…

Exprimiendo todo el potencial del museo: el caso Bruegel del Prado

Miércoles, diciembre 14th, 2011

Aunque en general soy muy crítico con los conservadores de museos, este post reconoce su importante trabajo para que los museos cumplan con una de sus obligaciones (investigación), activando el resto (conservación, difusión y comunicación).

Ese caso perfecto que permite al museo desplegar todo su potencial nos lo regala el Museo Nacional del Prado y todos los acontecimientos alrededor del descubrimiento, investigación, compra, restauración y exposición pública de la obra El vino de la fiesta de San Martín de Pieter Bruegel el Viejo.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Propiedad de una colección privada española y catalogada como patrimonio histórico nacional, las sospechas que se trataba de una de las pocas obras del pintor flamenco concluye a finales de 2009, con el convenio con sus propietarios para ingresarla en el taller de restauración del museo, donde proceder a su estudio con el objetivo de corroborar definitivamente su autoría. Así es como, después de un año de trabajo, se descubre la firma autógrafa del pintor bajo una gruesa capa de barniz.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Atribución definitiva que recomienda su compra para que pase a formar parte del patrimonio público, sometiéndola a un laborioso proceso de restauración que le ha devuelto parte de la prestancia perdida por el paso del tiempo y “restauraciones” anteriores. 

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Por ahora el museo había cumplido con dos de sus cometidos: la investigación y la conservación de la obra. Pero faltaban dos patas para completar la silla: la difusión y la comunicación.

Todo ese trabajo ha salido ahora a la luz pública, cerrándose así el círculo virtuoso que da sentido a los museos.

En cuanto a la difusión, se ha tenido en cuenta al visitante físico y también al virtual.

Para los primeros, se ha diseñado una instalación especial para exponerla públicamente y explicar el laborioso trabajo de restauración llevado a cabo (que será visitable entre el 13 de diciembre y el 25 de marzo de 2012) y se ha editado un pequeño libro (con estudios sobre el artista y la obra de Pilar Silva Maroto y Manfred Sellink y sobre la restauración de Elisa Mora).

Para los segundos, se ofrece en la web corporativa del museo el estudio previo a la restauración (con información sobre la obra, el autor, el proceso de restauración, etc.), junto a un vídeo explicativo sobre el proceso de verificación de la autoría y su restauración. Aquí tengo que ser crítico, ya que el formato en el que se ofrece la información es totalmente gutenberiano. El Prado debería dar el paso definitivo, creando una plataforma hipermedia que se aleje del formato página de libro que ha utilizado hasta ahora (¡si hasta utilizan notas a pie de página!). Aunque finalmente es de agradecer que se ofrezca toda esta información en abierto, pues normalmente cosas así se reservan para revistas dirigidas a la comunidad científica.  

Se salva de la quema un pequeño recurso: el visor interactivo que permite ver de forma visualmente atractiva el antes y el después de la restauración. Un recurso digital muy sencillo pero altamente divulgativo, que demuestra que muchas veces algo simple es lo más eficaz para que se entiendan algunas cosas.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Y para cerrar el círculo falta la comunicación, de la que este post es resultado. Como se trata de una buena noticia, el Área de comunicación del museo ha dado a conocer el tema entre periodistas y blogueros, consiguiendo que nos hagamos eco de ello de España (El País, Cadena Ser, RTVE, etc.) a Nueva York (The New York Times), pasando por Bruselas (De Morgen) o Portugal (Agência de Notícias de Portugal). Un buen ejemplo de relaciones públicas.

Como avanzaba al principio, un caso perfecto para explicar el trabajo de un museo, las sinergias entre sus departamentos y profesionales y todas las patas que conforman una buena gestión museística. 

Cuando convocar a los medios es un peligro: la destrucción en directo de la ballena del Museu de Ciències Naturals

Jueves, junio 17th, 2010

comunicacion_del_patrimonio

El Museu de Ciències Naturals de Barcelona está de traslado. Y en las mudanzas ya se sabe que siempre se rompe o pierde algo…

Desmantelando el antiguo Museu de Zoologia del magnífico Castell del Tres Dragons del parque de la Ciutadella, los reponsables del museo tuvieron la excelente idea de convocar a los medios para que cubriesen la interesante noticia del desmontaje del impresionante esqueleto de una ballena, por parte de una empresa (supuestamente) especializada en este tipo de trabajos.

comunicacion_del_patrimonio

Y como buena noticia, tuvo cobertura en los medios. Aquí tenéis un primer vídeo de la noticia aparerecida en las noticias del mediodía de ayer, 16 de junio, del canal autonómico catalán, TV3:


 

Pero, ¡qué mala suerte! Con todos los medios allí convocados, con sus cámaras de vídeo y foto grabando y disparando sin parar, va y se desploma parte del cráneo, cayendo estrepitosamente al suelo y deshaciéndose en mil pedazos y una nube de polvo. Cuando vi, atónito, las imágenes tuve que frotarme los ojos para creérmelo (antes ya había hecho algo parecido con la comparecencia pública del Ministro de Trabajo presentando el tijeretazo).

Por supuesto la desgracia ha recibido más cobertura mediática que la otra. En el mismo canal televisivo, TV3, esta fue la noticia que apareció en las noticias de la noche:

¡Sin palabras!

Como una buena noticia, capaz de generar una buena publicity para el museo, se torna en una auténtica pesadilla para sus responsables. Paradojas de la vida, pues para los periodistas que cubrían la noticia seguramente fue un día más que productivo.  

The National Trust: literatura y música para conectar de forma emocional

Viernes, junio 4th, 2010

De todas las posibilidades para promocionar alguno de los atractivos patrimoniales que gestionan por buena parte de Gran Bretaña, The National Trust for Places of Historic Interest or Natural Beauty (National Trust para los amigos) ha optado por desmarcarse de los medios tradicionales, creando historias (literarias y musicales) capaces de conectar emocionalmente con sus potenciales visitantes.

En el marco del cuarto centenario de la impresionante mansión Ham House, se han asociado con la editorial Mills and Boon para publicar la novela romántica Scandalous Innocent, ambientada en este edificio del siglo XVII y escrita por Juliet Landon, reconocida autora de novelas románticas.

comunicacion_del_patrimonio

Por otra parte, ¿qué mejor manera de tomar contacto con once recursos patrimoniales de Inglaterra, Irlanda del Norte y País de Gales que por medio de los sonidos ambientales que se generan en ellos? El resultado es el álbum National Trust: The Album. Si la novela se encargaba a una escritora especializada, el álbum lo ha producido el músico Jarvis Cocker, líder de la banda Pulp. Miel sobre hojuelas: se puede descargar gratuitamente. Por ejemplo, para comenzarse a imaginar el ambiente de la Brownsea Island, nada mejor que escuchar el sonido de las olas rompiendo en una de sus playas (para oirlo, pinchad Brownsea Island Waves Lapping Along the Shore y cerrad los ojos).

 

La novela, aunque no es gratuita como el álbum, tiene un valor añadido: la editorial donará 50 céntimos de £ por cada ejemplar vendido en las tiendas de los lugares gestionados por NT, que irán destinados a la restauración de los tapices de seda de la Ham House.

Para conseguir un verdadero impacto en ambas propuestas, se han asociado a reconocidos artistas, lo que obviamente les ha reportado una importante publicity, algo muy meritorio teniendo en cuenta que el tema ha coincidido con la disputada campaña electoral en UK.

La cuestión es qué hubiese pasado si la novela y el disco no lo firmaran autores mediáticos. Mucho me temo que nadie hablaría de ello. Pero al hacerlo, la viralidad de la noticia está funcionando a la perfección. ¡Hasta yo estoy hablando!

Abre la Fundació Antoni Tàpies o el retorno del calcetín

Sábado, marzo 6th, 2010

Tenía pensado hablar del tema por la interesante campaña publicitaria que se ha desplegado, pero viendo las noticias que se han ido publicando en los medios de comunicación durante estos días, he sentido la necesidad de comentar algo al respecto.

¿Reapertura de la Fundació Antoni Tàpies o la materialización definitiva de la escultura Mitjò? ¿Cuál de las dos es la verdadera noticia?

fundacio-antoni-tapies-foto-marc-corominaLa verdadera noticia:

Después de dos años de reformas reabre de nuevo al público la Fundació Antoni Tàpies, el centro de referencia internacional de la obra del artista. Durante esta semana se ha inaugurado oficialmente (el miércoles 3 de marzo) y mientras escribo este post se puede visitar gratuitamente gracias a las jornadas de puertas abiertas pensadas para el gran público (los días 5, 6 y 7 de marzo).

La noticia para los medios de comunicación:

Quien sólo lea, vea o escuche los medios de comunicación estos días, pensará que la Fundació Antoni Tàpies ha estado cerrada para trabajar en la colocación del (tristemente) famoso Mitjó: la monumental escultura en forma de calcetín proyectada el año 1991 para el Salón Oval del Palacio Nacional de Montjuïc, sede del Museu Nacional d’Art de Catalunya. Escultura que no pasó de la maqueta por la visión cortoplacista de los políticos de turno y la incultura artística de la sociedad del momento.

Veo atónito como la edición de mediodía del telediario de la televisión autonómica, TV3, cubre la noticia ocupándose casi en exclusiva del “tema calcetín” (el reportaje le dedica 3m. de los 4m. 11s. totales). Pero veo aún con más estupor cómo se pide la opinión sobre la obra a los visitantes que en esos momentos estaban allí. En principio, la lógica te obliga a pensar que esas personas deberían tener un interés especial en el obra del artista catalán, pero, ¡oh sorpresa!, dos de los entrevistados piensan que la escultura es un chiste o directamente no es arte. ¡Desconcertante! No quiero ni imaginar que pensarán los que no tienen la intención de conocerla.

 

La reflexión:

Si bien la cobertura mediática de la reapertura ha sido importante, está claro que los medios de comunicación convierten la información facilitada por los responsables de prensa de los museos en su noticia, en la noticia que ellos consideran interesante para su audiencia.

Este es un caso de manual de la libertad informativa de los MC. Aunque las herramientas elaboradas por el departamento de prensa de la Fundació (dossier y nota de prensa) se centran en la noticia fundamental para el museo (su reapertura), el tratamiento por parte de los MC es bien otro, centrándose en una noticia que para el museo es secundaria (la colocación definitiva de una obra ya polémica antes de nacer).  

Bienvenido el Mitjó y los MC, si gracias a ellos los interesados en la obra de Tàpies se han enterado que ya pueden visitar de nuevo el museo. Pero un toque de atención para quienes desde los museos trabajan con los MC: los periodistas tienen voz propia, no son ventrílocuos.

Ps.: La inercia ha estado a punto de jugarme una mala pasada, haciéndome caer en el error de ilustrar el post con una imagen del Mitjó. En un arrebato de coherencia, he decidido ilustrarlo con una imagen del edificio. En todo caso, lo mejor para ver tanto lo uno como lo otro es visitando la Fundació.

Pirotecnia digital: Google & Museo del Prado

Martes, diciembre 1st, 2009

 

Hace unos meses, concretamente el pasado enero, se presentó a bombo y platillo el proyecto conjunto entre el gigante digital Google y el Museo Nacional del Prado: “Obras maestras del Prado en Google Earth”. Las 14 obras maestras de la pinacoteca madrileña en súper alta resolución (cerca de 14.000 megapíxeles) disponibles en Google Earth, lo que permite un efecto zoom realmente espectacular al acercarse a detalles que son directamente imperceptibles para el ojo humano en las habituales condiciones de exposición de este tipo de obras maestras.

Sólo basta seleccionar El Descendimiento del pintor flamenco Roger van der Weyden para apreciar lo que esas fotografías digitales permiten saborear desde casa. ¡Realmente impactante!

comunicacion_del_patrimonio

comunicacion_del_patrimonio

comunicacion_del_patrimonio

 

Hacerlo con El jardín de las Delicias de El Bosco es directamente una locura, muy recomendable por cierto.

Un esfuerzo loable aunque efímero como los fuegos de artificio. Impacta por la espectacular calidad de las reproducciones, pero aporta bien poco desde el punto de vista cultural. De acuerdo que facilita un acceso de extraordinaria calidad a  un conjunto de obras de arte, universalizándolas y democratizándolas. También de acuerdo que abre el camino para la colaboración entre el mundo de los museos y las empresas tecnológicas. Pero podía y debía haber sido mucho más ambicioso.

Si esas fotografías se hubiesen acompañado de un proyecto hipermedia divulgativo, que permitiese al internauta un conocimiento al detalle de cada una de las obras seleccionadas, sin duda hubiese alcanzado el grado de excelencia de proyectos similares como el Oeuvres à la Loupe del Museo del Louvre, superándolo en espectacularidad.

La realidad es bien otra, ya que lo único que las acompaña ahora es una ficha identificativa y un muy básico texto informativo (de hecho, la misma información disponible en la ficha correspondiente de la casa virtual del museo).

Una vez más me temo que ha sido una oportunidad perdida por el Prado para profundizar en las bondades de la comunicación digital online. De hecho una ocasión única ya que ha sido el primer museo internacional en asociarse con la empresa de Silicon Valley.

Desde luego no lo ha sido si se analiza desde el punto de vista de las Relaciones Públicas, ya que la noticia se publicó en medios de comunicación y blogs de los cinco continentes. Eco mediático que sin duda ha posicionado al Prado como la avanzadilla de la aplicación de la tecnología digital en el ámbito museístico. En resumen, un gran acierto estratégico basado en la pirotecnia digital.