Posts Tagged ‘Publicidad’

Los museos holandeses. Líderes mundiales en comunicación creativa

jueves, julio 3rd, 2014

En los últimos años, he ido rastreando, recopilando y presentando en Miradas campañas o acciones de comunicación que hacen uso de la creatividad. Puedo estar equivocado, pero a día de hoy tengo la sensación que los museos que lideran internacionalmente propuestas comunicativas creativas y originales son los holandeses: ni los museos anglosajones (USA, UK o Australia), ni los franceses, alemanes, italianos, etc.

En 2011 fue el Het Scheepvaartmuseum, el museo nacional marítimo de Ámsterdam, el que dio en el clavo del marketing viral con un vídeo totalmente hilarante ‘colgado’ en YouTube: No Facebook without the Dutch.

El año pasado, fue el Rijksmuseum de Ámsterdam el que hizo lo propio con su espectacular acción de marketing de guerrilla Onze helden zijn terug! (¡Nuestros héroes están de vuelta!). Una acción híbrida, ya que estaba pensada para viralizarse por la Red.

Teniendo en cuenta el dato de visualizaciones en Youtube, más de 5 millones, está claro que fue todo un éxito viral (atención, hablamos de cultura, de museos, no de Miley Cyrus).

El último en sumarse ha sido el Mauritshuis de La Haya. En el post «Welkom nieuw Mauritshuis. Cuando la comunicación puede ser un problema» ya comenté algo sobre la campaña de comunicación diseñada para su reapertura. Como parte del plan de acción de esa campaña, dos días antes que se abriese de nuevo al público lanzaban una acción de marketing online realmente sorprendente.

Miradas_desde_la_copa

Por medio de su perfil en Facebook se invita a los amantes de La joven de la perla, a todos aquellos que tienen en su casa una reproducción de la obra de Vermeer, a enviar una fotografía del espacio doméstico en el que tienen su copia.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Mauritshuis, Den Haag]

El premio es lo realmente sorprendente: el ganador verá ese espacio reproducido en la sala del museo en la que se expone el original, pudiéndolo disfrutar como si estuviese en su casa. Ni catálogos, ni visitas, ni cosas convencionales, sino algo tan poco convencional como la propia acción de marketing online.

Una forma sorprendente de fomentar la participación de sus seguidores en las Redes Sociales y conseguir la viralización de la noticia: el Mauritshuis vuelve a estar abierto.

Bonus track:

«Sin los holandeses no habría márqueting viral de museos», 11 de octubre de 2011.

«Welkom, kapitein Frans Banninck Cocp. Welkom nieuw Rijksmuseum», 13 de abril de 2013.

Welkom nieuw Mauritshuis. Cuando la comunicación puede ser un problema

viernes, junio 27th, 2014

Los museos de arte holandeses han experimentado los últimos años una auténtica fiebre por poner al día sus instalaciones. Las remodelaciones y ampliaciones comenzaron por el Stedelijk, y luego vinieron el Museo Van Gogh y hace un año el Rijksmuseum, todos ellos en Ámsterdam. El último en incorporarse será el Mauritshuis de La Haya, que se inaugurará mañana, sábado 28 de junio.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Ivo Hoekstra, Mauritshuis, Den Haag]

Una remodelación que ha durado dos años y ha tenido un coste de 30 millones de euros, integrando al edificio histórico del siglo XVII otro de estilo Art Deco, conectados ambos por una parte subterránea que sirve de vestíbulo del nuevo museo.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: © Ronald Tilleman, Mauritshuis, Den Haag]

La remodelación también ha supuesto el cambio de marca visual, diseñada por el estudio Studio Dumbar, y el lanzamiento de un nuevo portal web, desarrollado por Basket Builders.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Studio Dumbar]

En definitiva, una puesta al día que lo convertirá en cita obligada para los amantes del arte y de los museos, al contar con obras tan emblemáticas (y mediáticas) como La joven de la perla o Vista de Delft de Vermeer, La lección de anatomía de doctor Nicolaes Tulp de Rembrandt o El jilguero de Carel Fabritius.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: © Ronald Tilleman, Mauritshuis, Den Haag]

En declaraciones a la prensa internacional, la dirección del museo decía lo siguiente (El País):

“En realidad no sabemos qué pasará y nos preocupa porque la visita debe ser confortable y tranquila. Cuando cerramos teníamos unas 260.000 visitas. Ese porcentaje no puede crecer más de un 25%. No podemos tener un millón. No lo pretendemos tampoco. Nos importa la calidad no la cantidad. En ese sentido lanzamos un mensaje contrario al del resto de los museos del mundo. No queremos colas, gracias”.

Un objetivo muy loable que podría entrar en contradicción con la potente campaña de comunicación que se ha puesto en marcha antes de su reapertura.

Como ya se puede interpretar por las declaraciones reproducidas, el museo hizo una convocatoria de prensa internacional. Lo que obviamente le reportó publicity a nivel mundial.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Soraya Gabriel]

La campaña de publicidad se desarrolla mediante un conjunto de acciones: tres espots para la televisión holandesa, inserciones en prensa, publicidad de exterior y online. Todas ellas limitadas al territorio holandés.

La idea creativa que sutura el conjunto de acciones tiene como objetivo recordar a los amantes de su pieza estrella, La joven de la perla de Vermeer, que para ver el original se tiene que visitar el remodelado Mauritshuis. El claim ‘Je vindt het origineel in het Mauritshuis’ ( ‘Descubre el original en el Mauritshuis’) es toda una declaración de intenciones.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Mauritshuis, Den Haag]

Si los gestores del museo no quieren ver colas, una campaña como la puesta en marcha seguramente no ayudará mucho. Sobre todo acciones de relaciones públicas como la convocatoria de prensa internacional.

Por otra parte, ¿cómo reabrir después de varios años y no hacer ningún tipo de comunicación?

Seguramente la clave está en el objetivo de esos esfuerzos comunicativos. Si la campaña se hubiese propuesto un objetivo de notoriedad (que el público objetivo tuviese conocimiento de la noticia), no habría problema. Pero por el hilo conductor de la campaña (una clara invitación a visitar el museo), el objetivo es de venta (que el target lo visite). Y si es así, me temo que las declaraciones de sus directores pueden llegar a no cumplirse.

Si la campaña de comunicación supera el 25 % de crecimiento deseado, ¿sería un fracaso? Parece que sí.

Entonces, ¿de quién será la culpa? Si eso llega a pasar, lo será de quien la ha planificado, pues claramente habría planteado una estrategia y plan de acción no concordante con el objetivo de gestión que se quería conseguir.

La insoportable invisibilidad de la lona. La Pedrera y los medios de comunicación

miércoles, junio 18th, 2014

Viernes 16 de mayo. Los gestores de la Pedrera reciben a un buen nutrido grupo de periodistas de diferentes medios. Están convocados para conocer in situ el curso de la restauración de la fachada y, por supuesto, para que hablen de ella en sus respectivos medios.

Esta es la lona que tapaba en ese momento el andamio:

Miradas_desde_la_copa

Una lona mimética o camaleónica que no incluye mensaje publicitario. Una de las soluciones para no transformar los monumentos en el casco o el mono de Fernando Alonso.

Ahora bien, no hay que olvidar que en abril la lona respondía a los dictados del Poster Domination:

Miradas_desde_la_copa

Y que ahora, en junio, pasa exactamente igual:

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

La significación del monumento consiguió que un numeroso grupo de medios cubrieran la noticia, generándose una excelente publicity. Un gran éxito para los convocantes. TV3 y RTVE Catalunya le dedicaron una pieza en sus noticiarios del mismo viernes 16 de mayo y La Vanguardia, El Periódico, El País, El Punt Avui y Ara un artículo en sus ediciones del sábado 17 de mayo.

Prácticamente ninguno de ellos habló de la lona y la polémica que ha suscitado la utilización como mero soporte publicitario de un monumento tan significativo del Patrimonio Mundial. Únicamente lo hizo Maria Palau en su artículo «La Pedrera vol fer goig» (El Punt Avui, p. 32) y Laura Serra en «Rere la bastida de la Pedrera» (Ara, p. 36).

Como todos somos adultos y tenemos criterio propio, que los medios y periodistas convocados saquen sus propias conclusiones sobre su papel en la convocatoria.

Que los lectores de Miradas desde la copa saquen sus propias conclusiones sobre el tratamiento que está mereciendo este tema en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Yo, por mi parte, no quiero desaprovechar la ocasión para felicitar por su trabajo a las periodistas Maria Palau y Laura Serra y a los medios para los que trabajan, El Punt Avui y Ara.

La Pedrera, Patrimonio Mundial transformado en valla publicitaria. Reacciones

domingo, abril 20th, 2014

Este post pretende pulsar las reacciones que se generen sobre el tema de la colocación de publicidad invasiva en la lona que tapará durante un año La Pedrera.

Por tanto, será un post ‘under construction’.

La Pedrera en febrero:

Miradas_desde_la_copa

La Pedrera en marzo:

Miradas_desde_la_copa

La Pedrera en abril:

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

La reacción de la Fundació Catalunya-La Pedrera

La primera reacción que me gustaría recoger es la de la propia Fundació Catalunya-La Pedrera. Desgraciadamente, mantienen el silencio como estrategia comunicativa. Algo que dice mucho de sus actuales gestores. Lo dice todo.

Una estrategia de la avestruz que se manifiesta con un superlativo onanismo comunicativo en las redes sociales. Una manera de proceder que no recomendaría ningún especialista en comunicación corporativa, especialmente sorprendente cuando la mencionada fundación tiene como Presidente de su Patronato a Germán Ramón-Cortés, asesor sobre temas de márqueting y comunicación en diferentes empresas e instituciones. Paradojas de la vida.

Sí ha hablado la empresa responsable de la colocación de las lonas, GINSA, especializada en publicidad exterior. Para uno de sus clientes, una lona es lo siguiente:

Las lonas nos ofrecen gran impacto visual que nos ayuda a aumentar la notoriedad de la marca en nuestras campañas.

Totalmente de acuerdo. El gran impacto visual es la gracia de una lona, lo que choca frontalmente cuando hablamos de la colocación de una de ellas en un edificio Patrimonio Mundial como La Pedrera.

Además de alertar mediante un post sobre los derechos de propiedad intelectual de las fotografías publicadas en su blog (espectaculares), ha publicado (15 de abril) el post «La lona mimética de la Pedrera: 2086 m²». En el artículo defienden la lona mediante dos argumentos: el espacio dedicado a la publicidad es mínimo y cosas así se hacen en otros países.

Cita textual con el primer argumento:

En este post os despejamos las dudas: las medidas de la lona son 2728m², de los cuales menos de 600 se usan para el esponsor.

Cita textual con el segundo argumento:

El motivo es que desde GINSA hemos tomado como ejemplo otros paises como italia y alemania donde esta práctica es habitual para  mantener al máximo el diseño de nuestro querido arquitecto Gaudi sin renunciar a la esponsorización.

Lo primero se rebate fácilmente con solo darle un vistazo a la lona. Basta situarse delante del edificio para ver lo que realmente impera en ella. Y de noche se hace aún más evidente si cabe, cuando un buen nutrido grupo de focos la ilumina. Corrijo, ilumina única y exclusivamente su porción publicitaria.

Lo segundo es muy cierto: se ha hecho, se hace y se hará en otros países. Lo que no quiere decir que sea correcto hacerlo cuando hablamos de edificios o espacios emblemáticos de una ciudad.

Valoro muy positivamente que hayan querido manifestarse públicamente, defendiendo su trabajo (aún con argumentos tan frágiles como los arriba mencionados). Ciertamente el problema no son ellos: lo son los gestores de La Pedrera y las empresas que aceptan colocar su publicidad en esta lona (por ahora Nissan, Ermenegildo Zegna y Versace).

Lo que pediría públicamente a GINSA es que no hablen de lona mimética cuando se refieran a la que tapa La Pedrera. Lo pido básicamente pensando en su propia reputación: haciéndolo faltan a la verdad. Y una empresa seria, como seguramente lo es GINSA, no se puede permitir el lujo de cometer ese tipo de pequeños errores.

Repercusión en medios de comunicación

En radio, el periodista Víctor F. Clarés me entrevistó en su programa #10deCooltura (en catalán), el espacio de Amor a l’Art de la cadena CoolturaFM. Pinchando aquí podéis oirla y ver los tilulares generados.

También en radio, hablé del tema con el periodista Carles Mesa en su programa Gente despierta (en castellano) de Radio Nacional de España. Aquí podréis escucharla (del minuto 23:39 al final).

En prensa escrita, por ahora el tema solo ha (pre)ocupado al diario La Vanguardia. En los comentarios al artículo de Meritxell M. Pauné «Una gran lona publicitaria de Nissan cubrirá la fachada de La Pedrera este febrero» (31 de enero):

Elisabeth:

No es podria haver esperat a restaurar la façana de la Pedrera, després de la celebració del Congrés Mundial de Gaudí que tindrà lloc l’octubre d’aquest any? És una llàstima que durant el Congrés estigui tapada amb una lona publicitaria. Com això ja no es pot fer enrere, es podria instalar una lona amb la reproducció de la façana, com va fer en el seu dia la Casa Fuster quan la vàren restaurar. L’anunciant demostraria respecte i sensibilitat vers un dels edificis més emblemàtics de la nostra ciutat.

Alexis:

Otro error en el cuidado del mercado turístico, tan importante en Barcelona, guste o no. La lona debería haber sido una imagen de la misma Pedrera, en todo caso con un pequeño anuncio en un rincón del patrocinador. Todos lo hubieran visto y entendido y todos lo hubieran valorado…

En el mismo medio, una carta de Eulàlia Rodríguez (9 de febrero):

S’ha començat a restaurar la façana de la Pedrera i no se’ls ha ocorregut res millor que aprofitar l’avinentesa per fer-la servir de tanca publicitària. Si, segons les fonts de la Pedrera, els treballs tindran una durada d’un any aproximadament suposarà això que Barcelona acollirà el mes d’octubre el primer Congrés Mundial sobre Gaudí amb la façana de la Pedrera oculta sota una lona publicitària?

És veritat que actualment els missatges publicitaris es presenten en mitjans i suports molt diversos. Però l’eficàcia d’un disseny publicitari resideix en què l’estètica sigui encertada i, en aquest cas, es produeix l’efecte contrari. Tot i que no és la primera vegada que a Barcelona veiem un gran edifici amb aquest tipus de recobriment (o una estàtua vestida amb una samarreta d’un club de futbol), ara estem parlant d’un dels edificis més emblemàtics de Barcelona.

Em vénen al cap algunes opcions. La publicitat es podria haver integrat sobre una imatge de la Pedrera: aquest cotxe que s’anuncia ara i els productes que hi apareixeran els mesos venidors podrien tenir de fons la façana que tants i tants turistes vénen a admirar a la ciutat. O es podrien deixar les bastides de les obres a la vista per poder anar gaudint del procés de restauració i millora. O es podria aprofitar l’oportunitat per demanar a l’artista Christo una de les seves intervencions, a ell que està tan acostumat a embolicar edificis. Potser encara hi som a temps.

Repercusión en las redes sociales

En Facebook, el post publicado en Amor a l’Art (10 de marzo):
Miradas_desde_la_copa

En Twitter se han creado los hashtags #lalonaquenomola y #lonalogia. Mientras el primero se dedica exclusivamente al caso de La Pedrera, el segundo pretende hablar sobre el diseño de lonas en restauración de monumentos. Aquí van algunas perlas en esta red de microblogs:

Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa

Entradas en blogs:

El cuaderno de Luis (Luis Soravilla): «¿Qué le están haciendo a la Pedrera?«, 15 de febrero.
Rafa Burgos. Guia Oficial de Catalunya: «On és La Pedrera?», 18 de febrero.

En este último blog, hay un interesante comentario de Montse (20 de febrero):

Sobre la lona de la Pedrera, totalment d’acord Rafa, a Barcelona em sembla que s’ha perdut el senti comú en algunes coses i que a canvi de diners tot val. L’Ajuntament tindria que marcar uns criteris per les lones publicitarias i no permetre el que s’ha fet a la Pedrera o el que Norit ha fet a les torres venecianes de pl. Espanya. Al meu entendre es una gran falta de respecte al nostre patrimoni.

Anecdotario

El domingo 20 de abril, mientras fotografiaba la nueva lona, se me acercaron unos turistas con un mapa de la ciudad en mano. Su pregunta me dejó perplejo, como mi respuesta les dejó a ellos ¡Estábamos delante de La Pedrera y me preguntaban dónde estaba el edificio de Gaudí! Cuando les dije que lo tenían delante, sus ojos se pusieron como platos a puntito de salírseles de las órbitas.

Colofón

Mientras por aquí seguiremos disfrutando de la bonita estampa y del silencio público del gobierno municipal, de insignes representantes de la cultura barcelonesa y de especialistas en Modernisme y en la obra de Antoni Gaudí, en Francia, el presidente del Centre des monuments nationaux, Philippe Belaval, manifestaba en su cuenta de Twitter (el 31 de enero) que en la restauración del Panteón y del Arco de Triunfo de París no se permitiría la colocación de publicidad.

Miradas_desde_la_copaEn el caso del Panteón, la lona que tapará su imponente cúpula se cubrirá el próximo 03 de junio con una instalación artística del fotógrafo y street artist JR. Todo sobre este proyecto en Au Panthéon.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Centre des monuments nationaux]

Tiempo para la publicidad en la Fundació Joan Miró

lunes, abril 7th, 2014

La Fundació Joan Miró de Barcelona o disfrutar de ocho opciones para ocupar nuestro tiempo libre en sus 7.000 m².

La agencia theroomrooms’ ha materializado los deseos del museo en una magnífica campaña de publicidad. El objetivo de la campaña era acercar la Fundació Joan Miró a la ciudad (su localización en la montaña de Montjuïc no la hace precisamente céntrica), mostrándola como un espacio en el que se pueden desarrollar muchas actividades.

Dividida en dos fases, una de incógnita (o teaser) y otra de descubrimiento (o launch), la gran idea creativa era la contraposición de tiempo y espacio, pensada para picar la curiosidad de los barceloneses. Para materializarla, la clave textual o claim de la campaña es 7.000 m² de tiempo. Por su parte, la clave visual es la estructura arquitectónica del magnífico edificio racionalista de Josep Lluís Sert, materializada mediante las formas geométricas de los juegos de construcción para niños.

7.000 m² de tiempo para el arte, para la naturaleza, para la gastronomía, etc.

La primera fase de la campaña estaba formada por una estructuras geométricas blancas que se diseminaron por puntos muy transitados de Barcelona. Totalmente blancos (como el edificio de Sert), únicamente incluían una declinación del claim (1 m² de tiempo), la URL de una microsite y un código QR.

Miradas_desde_la_copa

Si la estructura conseguía llamar la atención de los transeúntes, estos podían dar vida al código QR con su teléfono móvil, accediendo a la microsite, en la que se explican todas las posibilidades de disfrute que ofrece la Fundació Joan Miró.

Miradas_desde_la_copa

Lo más interesante de la microsite son las imágenes de todo lo que se puede hacer y, muy especialmente, el vídeo animado.

Miradas_desde_la_copa

También se editó y distribuyó una postal y se insertó un anuncio gráfico en la revista Time Out que, siguiendo el típico juego de ir uniendo puntos hasta conseguir completar una figura, permitía descubrir el contorno del edificio de la fundación.

Miradas_desde_la_copa

En la segunda fase, se colocaron unos vinilos en las estructuras geométricas, que descubrían el claim de la campaña y al responsable de la acción. Editándose y distribuyéndose una colección de ocho postales y una nueva inserción en la revista Time Out, que comunican las variadas posibilidades del museo.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: theroomrooms’]

En resumen, una campaña excelente.

Una vez más, son tan escasas las campañas de publicidad entre nuestros museos, que casos como este son un auténtico oasis en el desierto. Felicito a la agencia y al museo, responsables al 50 %: uno por conceptualizarla y el otro por aceptarla.

Algunas reflexiones en voz alta al hilo de esta campaña

La mayoría de los museos centran sus esfuerzos en publicitar sus exposiciones temporales u otras actividades, olvidándose que también deberían hacer de tanto en tanto campañas institucionales. Centrarse tanto en el ‘producto’ (perecedero como las muestras temporales), seguramente sea una de las causas que permiten entender las razones por las cuales los museos tienen una imagen y reputación poco definida entre sus públicos, más bien tirando a borrosa y poco ajustada a la realidad.

Esta campaña es institucional. Lo cual tiene especial mérito.

Cuando algunos museos catalanes y españoles innovan y hacen proyectos y acciones interesantes en las redes sociales, se olvidan de las muchas causas pendientes en otros ámbitos de la comunicación. Uno de ellos, fundamental, es el de la publicidad. A día de hoy, sigo sin querer hablar de publicidad cuando me refiero a lo que hacen la gran mayoría de nuestros museos: una publicidad prehistórica con nula presencia de la creatividad publicitaria. La publicidad sigue en manos de los diseñadores. Y desde el profundo respeto hacia ellos, y como dijo Álvaro Gurrea, el diseño tiene tanto que ver con la publicidad como el empapelado de las paredes con la decoración.

Esta campaña es responsabilidad de una agencia de publicidad. Lo cual vuelve a tener especial mérito.

Monumentos en restauración. Cuando la lona puede marcar la diferencia

martes, febrero 11th, 2014

Al hilo del caso de La Pedrera, muchos me han preguntado por ejemplos en los que la lona no sea invasiva.

Aquí va, posiblemente, uno de los ejemplos más inteligentes que he visto.

Durante la rehabilitación del edificio que acoge hoy día el Museo Magritte de Bruselas (Bélgica), situado en un lugar emblemático de la ciudad, la Plaza Real, esta fue la solución que me topé en 2008: inteligente, creativa, genial. A la altura del artista, sin duda.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Sobran las palabras: el mundo al revés, el surrealismo magrittiano se ha trasladado a Barcelona para vender coches en una de sus joyas arquitectónicas.

La Pedrera, Patrimonio Mundial transformado en valla publicitaria

sábado, febrero 1st, 2014

Lamentablemente, mis peores augurios se han cumplido: los gestores de la Pedrera han optado por transformar el edificio en una gran valla publicitaria.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Lorena Ferro]

El poster domination que tanta polémica ha generado en Italia o Francia, que ya había hecho alguna incursión en Barcelona (Casa de les Punxes y el Monumento a Colón), se instala a lo grande en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad: la Casa Milà.

El debate no se centra en la legalidad o no de este tipo de publicidad invasiva y monumental en bienes culturales de alta significación patrimonial. El tema es mucho más relevante que el cumplimiento o no de una simple normativa municipal reguladora.

Estamos hablando de un edificio catalogado como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Lo que significa muchos parabienes, pero también una serie de servidumbres.

Con esta acción, los gestores de la Pedrera, la Fundació Catalunya-La Pedrera, demuestran no estar a la altura de la gran responsabilidad que ostentan, invalidando todo lo bueno que han hecho durante los últimos años.

Leyendo la nota de prensa emitida ayer, 31 de enero, algunos podrían tener la pulsión de aceptarlo como mal menor. Es demagógico que se justifique el tema advocando a otros socialmente tan sensibles:

Con esta decisión, la entidad está en disposición de mantener sus programas sociales en hacia personas en riesgo de exclusión o en situación de dependencia, y el fomento de igualdad de oportunidad, entre otros.

La responsabilidad no es únicamente de los gestores del bien patrimonial, lo es también de las empresas que no tienen empacho en invadir con su publicidad este tipo de edificios singulares, como Nissan. Estas empresas no entienden (o no quieren entender) la singularidad y dimensión de lo que están haciendo.

Empresas inteligentes optarían por algo sutil, comunicándolo de manera inteligente. El caso de Fendi y la Fontana di Trevi es el ejemplo que las cosas se pueden hacer de forma diferente. En cambio, empresas como Nissan optan por la vía fácil del poster domination.

Con esta decisión, la Barcelona europea, moderna y cosmopolita se reduce a su peor versión: una ciudad casposa y con el cartel de «en venta». Una ciudad incapaz de respetar los monumentos que ha tenido la suerte de heredar.

Poster Domination: cuando la publicidad invade los monumentos

miércoles, enero 15th, 2014

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Monstruos de la publicidad

lunes, diciembre 2nd, 2013

Piezas gráficas para promocionar el Museo del Holocausto de Buenos Aires (Argentina).

Miradas_desde_la_copa[Foto: FWK Argentina]

Copy: «A los 18 años, Adolf Hitler intentó sin éxito ser artista. Lamentablemente hoy, su obra está en nuestro museo»

Miradas_desde_la_copa

[Foto: FWK Argentina]

Claim: «El museo sobre uno de los períodos más tristes de la humanidad»

Anunciante: Museo del Holocausto.

Agencia: FWK Argentina, Buenos Aires (Argentina).

Censura y autocensura en la publicidad de los museos

sábado, octubre 19th, 2013

¿Cómo resolver la publicidad de una exposición dedicada a la estampa erótica japonesa? ¿Cómo publicitar una exposición basada en obras de arte con un contenido erótico o directamente pornográfico? 

En definitiva, cómo resolver el reto para evitar la censura; una realidad que también afecta a nuestro sector. 

En este sentido, vale la pena recordar el caso de la exposición de Lucas Cranach el Viejo de la Royal Academy of Arts de Londres (marzo-junio del 2008), cuya publicidad fue retirada por los responsables del metro de Londres alegando que la representación de la diosa Venus podía ser ofensiva para alguno de sus usuarios. 

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Royal Academy of Arts]

Atención, estoy hablando de la utilización directa de una obra de arte del siglo XVI en ¡el Londres del XXI! Así de perplejo y contrariado se mostraba Màrius Carol en su columna de opinión de La Vanguardia:

Tratar un cartel de una Venus germana del renacimiento con el mismo criterio que se aplican a los anuncios de stripteuses del Soho resulta una falta de criterio que desconcierta en un país pionero en la defensa de las libertades. Pensar que una pintura de una dama del siglo XVI que figura en muchos manuales de historia del arte (también de los escolares británicos) pueda ofender la sensibilidad de alguien hace dudar del grado de equilibrio y madurez personal de quien ha dictado la prohibición.

Si algún viajero londinense siente que el arte clásico le agrede, es que está realmente mal y necesita cuanto antes el tratamiento adecuado. Y, si lo que en último término preocupa a los gestores de Transport of London es herir alguna sensibilidad religiosa concreta, aún peor, porque querría decir que con su actitud timorata estarían renunciando a defender unos valores que proclama su propia Carta Magna.

Como ya se sabe, la mayoría de los museos optan por un tipo de publicidad meramente informativa: seleccionar una pieza significativa de la exposición que se utilizará como eje visual de la campaña. Modus operandi que en el caso que nos ocupa, los shungas japoneses, ni tan siquiera es posible por el tipo de contenido de estas obras de arte.  

Por ello, los museos que las han programado en los últimos años han optado por el fragmento de una estampa, en un ejercicio de autocensura publicitaria que les permite sortear los problemas pero que mutila totalmente la realidad de lo expuesto. Se recuerda: obras de contenido erótico o directamente pornográfico.

A continuación podréis ver la publicidad gráfica de las exposiciones Shunga. Arte ed Eros nel Giappone del periodo Edo del Palazzo Reale de Milán, Imatges secretes. Picasso i l’estampa eròtica japonesa del Museu Picasso de Barcelona y Shunga. Sex and pleasure in Japanese art del British Museum de Londres:

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Palazzo Reale]

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Museu Picasso]

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Hateruma Yaeyama]

Si estos museos hubiesen optado por la creatividad publicitaria, por una publicidad que va más allá de lo informativo para entrar en otros territorios, con toda seguridad hubiesen encontrado la fórmula idónea para respetar la esencia de las obras de arte expuestas sin tener que hacer un ejercicio de autocensura.

Algo que sí consiguen cuando de lo que se habla es de piezas audiovisuales. El espot de la exposición del British Museum o de la que se hizo en el Palazzo Reale de Milán no tienen nada que ver con el resultado final de las piezas gráficas. Tomando como ejemplo esta última, la pieza gráfica no se acaba de entender cuando se ve la manera de resolver el reto en la audiovisual:

Como en tantas otras ocasiones, la solución al problema estaba en la propia publicidad y en sus posibilidades. Una oportunidad (una más) perdida.