Posts Tagged ‘Presentación’

El cómic entra en el museo de arte. Por favor, que no lo haga como el cartel

Domingo, abril 2nd, 2017

Mono

[Foto: Miradas desde la copa]

Nunca he entendido que los museos de arte que exhiben o hacen exposiciones temporales sobre el cartel, expongan estas muestras publicitarias solamente desde el punto de vista estético, castrando voluntariamente su verdadera función, sin la cual jamás se habrían diseñado: la promocional.

No tendríamos la trinidad de carteles de Ramon Casas para el Anís del Mono, si la empresa de Badalona no hubiese convocado un concurso en 1898 para conseguir un cartel que publicitase su evolucionado producto anisado.

En los museos de arte, la función publicitaria primigenia del cartel casi siempre queda diluida y supeditada a la aproximación meramente esteticista.

Hay pocos artefactos más extraños que un cartel enmarcado, protegido por un vidrio y acompañado por una minúscula cartela informativa.

Photo Pedro Ruiz en Le Devoir

[Foto: Pedro Ruiz, Le Devoir]

Siempre que veo un cartel encapsulado de esa manera, me vienen a la cabeza los museos de ciencias naturales y sus colecciones de coleópteros clavados con paciencia de acupuntor chino en tapetes de terciopelo granate.

No me gustaría que ahora que finalmente algunos museos de arte españoles han puesto el foco en el cómic (el Museo Thyssen-Bornemisza ha sido el pionero, seguido por ahora por el Museo Nacional del Prado y parece ser que pronto también por el Museu Nacional d’Art de Catalunya), pase algo parecido.

No me gustaría que el cómic fuese exhibido como si se tratase de una pieza de Velázquez. No me gustaría ver expuesto un cómic como si fuera un escarabajo rinoceronte.  

Por otra parte, de la emergencia del cómic se genera una curiosidad: hemos tenido que esperar al siglo XXI para que el cómic franquee las puertas del museo de arte español. Pero al hacerlo, llega tarde a la fiesta: como me comentó irónicamente Carles Sora, deberían estar hablando e incorporando ya el cómic interactivo (algo que sí ha hecho un museo de sitio: Un videojuego narrativo para que los jóvenes se enganchen al museo). Pero como dice el refrán, nunca es tarde si la dicha es buena. Aunque la dicha no sea interactiva.

Este post viene al hilo del interesante artículo del periodista cultural Xavi Serra sobre el auge del cómic en algunos museos de arte españoles, El còmic travessa les portes dels museus

Una museografía digna de reyes

Viernes, mayo 4th, 2012

Entre los muchos museos y exposiciones que he visitado últimamente (que por mi “enfermedad” han sido unos pocos), las cosas más interesantes que he visto en cuanto a presentación museográfica las he disfrutado en armerías o colecciones de armas y armaduras. 

Y por segunda vez acudo a la Tower of London (ya lo hice hace meses en el post La voz del conservador o la ventriloquia): la exposición de su armería, Fit for a King (Digno de un rey, inaugurada en abril de 2010), es lo mejor que he visto en muchos años.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Tower of London]

Literalmente me quedé con la boca abierta cuando vi la original forma de presentar museográficamente las armaduras de los reyes Charles II y Henry VIII.

Reproduciendo un juguete entrañable (aquellos sobres con soldados, indios y vaqueros de plástico, cosas de una época pre-PSP), se presentan de una forma totalmente sugestiva ambas armaduras, ya de por sí espectaculares.

Comunicacion_del_patrimonio

Comunicacion_del_patrimonio

[Fotos: Marko Vallius, vía Flickr]

Si visualmente ya es impactante ver las diferentes piezas del arnés expuestas de esa forma, el vídeo que acompaña este display, producido por el canal History, hace que la presentación sea también magnífica desde el punto de vista divulgativo. Un audiovisual que, combinando la recreación 3D con imágenes reales, explica las diferentes guarniciones que se hacían servir si se trataba de entrar en combate a pie o en justa:

Una presentación museográfica que demuestra, una vez más, que las cosas pueden hacerse de forma atractiva sin por ello perder el rigor.

La voz del conservador o la ventriloquia

Miércoles, diciembre 1st, 2010

Estamos acostumbrados a que las piezas expuestas en nuestros museos y los monumentos musealizados nos hablen directamente. Lo hacen de forma impersonal, presentándonos ideas como si fueran únicas y definitivas.

Los bienes culturales hablan.

Lamentablemente, la mayoría de las veces no se nos ofrece la posibilidad de conocer otras teorías: saber que existen otras posibles interpretaciones sobre la autoría de aquella pieza o sobre cómo era aquel espacio en una determinada época histórica.

Pero, ¿quién habla realmente?

Los conservadores. Profesionales de la gestión que dan su versión, pero de forma anónima, escudándose bajo las siglas del museo o bien cultural. Unas siglas que utilizan como si fuese el muñeco del ventrílocuo. Parece que quien habla es la institución, no sus profesionales. ¿Comodidad?, ¿timidez?, ¿miedo? Me da la sensación que nuestros conservadores se sienten a gusto en su papel de ventrílocuos.

La prueba de una difusión cultural diferente. 

Los responsables de la Torre de Londres demuestran que existe otra forma de plantear el tema.

Recrean algunos ambientes del Palacio Medieval, haciendo una foto fija de como sería en una época determinada. Por ejemplo, aquí se puede ver una recreación de la cama del rey Edward I.

comunicacion_del_patrimonio1

[Foto: Miradas desde la copa]

Un montaje museográfico basado en fuentes visuales de la época. Nos lo explica en la web Susan Holmes, assistant curator del conjunto:

Cuando estábamos recreando la cama de Eduardo I, una de la fuentes más útiles que encontramos fue una imagen medieval que muestra ¡la concepción del mago Merlín! El suceso tenía lugar en un lujoso lecho que nos ayudó mucho en nuestros diseños.

Hasta aquí nada nuevo. Lo verdaderamente interesante es el cartel explicativo que se encuentra el visitante al final del recorrido. Mejor dicho, el contenido de ese cartel. Pues no sólo sabemos el nombre del equipo responsable, sino que también se explica y justifica la recreación, reconociendo que no es la única opción y aceptando que a mucha gente no le guste.

comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Con algo tan sencillo, dejan de lado el muñeco para hablar abiertamente. Un ejercicio científicamente sano. Además de valiente.

Yo lo tengo claro: me gustaría saber siempre quien es el ventrílocuo. Para conseguirlo necesitamos conservadores más valientes o bien instituciones más transparentes, ¿no?