Posts Tagged ‘Difusión preventiva’

Lascaux, Episodio IV. La copia contraataca

Miércoles, abril 19th, 2017

Hacía tiempo que buscaba un equipamiento patrimonial que me volviese a generar buenas sensaciones, de esas que te hacen volver a creer que se pueden hacer las cosas con excelencia: por fin lo he encontrado en Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal.

Lascaux. Episodio IV

Entre las muchísimas cosas que se pueden comentar, me centraré en las tres que más me interesan (por ejemplo, dejo el análisis del magnífico edificio de Snøhetta -a Libe Fdez Torróntegui de reharq* seguro que le interesa-, la gráfica, el merchandise, el despliegue tecnológico, etc. etc.).

Edificio

Sobre la copia de la cueva o la cueva simplemente

A diferencia de la histórica Lascaux II (inaugurada en 1983), ahora se ha reproducido casi la totalidad de la cueva.

Neocueva

Como defensor del original y su aura, he de decir que en un momento dado de la visita a la reproducción me vi comentando con una de mis acompañantes, Yrene Bueno, el detalle del friso de los ciervos cruzando el río. En ese preciso momento me di cuenta que me había olvidado complemente que estaba visitando una copia.

En el caso de Lascaux IV, la experiencia cultural es plena. Aceptando que no se puede visitar el original, la copia lo representa con honores.

Sólo un par de detalles del buen trabajo para conseguir esa inmersión del visitante: dentro de la neocueva la temperatura es la misma que en la cueva (16°C) y la luz está colocada de tal manera que reproduce la incidencia que debieron tener las lámparas paleolíticas en las pinturas (aquí es el único momento del artículo en el que me permito una pequeña observación: para darle más verosimilitud a la iluminación, en algún punto se podría reproducir el parpadeo característico de una llama).

Sobre el uso de la tecnología o el equilibrio entre la mediación tecnológica y la humana

Aunque la presencia de la tecnología es muy relevante en Lascaux, los impulsores del proyecto no han olvidado que un centro así también tiene la obligación de generar empleo.

La totalidad de la visita se hace acompañada de una tablet, pero en la primera parte de inmersión y exploración por la terraza mirador, el abrigo, el camino del descubrimiento y la réplica de la cueva (me sirvo de lo comentado por Manel Miró), el peso lo lleva una persona.

Guía

Sólo un detalle del buen trabajo que realizó la profesional que me acompañó en esa parte de mi “aventura” por Lascaux: como conclusión y despedida, y ante la imposibilidad científica de saber el papel concreto que jugó el arte parietal para sus creadores, nos ofreció algunas de la hipótesis que se han barajado, invitándonos a imaginar la que a nosotros nos pareciese más evocadora. Una forma bella de despedir a un grupo.

En cuanto al despliegue tecnológico, el mejor piropo es que funciona cuando tiene que hacerlo. Dispositivos móviles, Realidad Virtual y Realidad Aumentada al servicio de la mediación cultural.

Tecnología

Sobre el cierre de la Cueva de Lascaux o una acción de Difusión preventiva

Una de mis inquietudes antes de la visita era conocer el tratamiento de un tema fundamental: la explicación de las razones que llevaron al gobierno francés liderado por su ministro de cultura, André Malraux, a cerrar la cueva en abril de 1963.

En El taller de Lascaux se resolvía mi inquietud. El display Un equilibrio frágil explica de una forma muy visual y efectista los problemas que genera la presencia humana en el interior de una cueva como la de Lascaux: aumento de la temperatura, de la humedad y de CO2.

Difusión preventiva

En este punto no quiero olvidar la anécdota que explica uno de los “padres” de la conservación preventiva, Gaël de Guichen. Miembro del equipo que trabajó en la conservación de Lascaux, explica que la forma que tuvieron de hacer entender a la población local que se tenía que cerrar la cueva era utilizando el símil con uno de los productos estrellas del Périgord, el foie. De la misma manera que al abrir una lata de foie en conserva se produce una alteración inmediata en el producto, algo parecido pasaba con la cueva: se había mantenido protegida durante los miles de años que había permanecido sellada, pero con graves afectaciones desde que se había abierto al público, que la visitó masivamente entre 1948 y 1963. Llegado este momento, tengo que confesarme: albergaba la esperanza que esa fuese la forma de explicárselo al visitante.

Vaya en la siguiente foto mi homenaje a Gaël de Guichen y al magistral símil de la lata de foie.

Gaël de Guichen

En conclusión

Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal es, sin ningún género de dudas, el centro de referencia de la presentación del arte parietal paleolítico.

Si en su momento ya recomendé a los interesados en museografía, museos y patrimonio la visita a la Vall de Boí para conocer el mapping Taüll 1123, ahora recomiendo la visita al centro de Montignac.

Un profesional con inquietudes y, por tanto, que quiera estar al día, debe visitar Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal. 

En mi caso, hacía mucho tiempo (demasiado) que no recordaba ser tan feliz visitando un equipamiento patrimonial. He de reconocer que también tienen su parte de responsabilidad las dos personas que me acompañaron: Yrene Bueno y Manel Miró. Vaya mi agradecimiento a los dos por aceptar mi propuesta con entusiasmo.

Lascauxfolie

[Fotos: Snøhetta y Miradas desde la copa]

En vista de la magnífica experiencia, está claro que habrá que visitar la Caverne du Pont d’Arc, el otro gran proyecto francés de presentación de una cueva con arte parietal, en este caso de la Cueva de Chauvet.

Con sólo investigar un poco en su web dan ganas de hacerlo mañana mismo.

DCIM100MEDIADJI_0084.JPG

[Foto: Caverne du Pont d’Arc]

Por ahora me conformo con el documental de Werner Herzog “La cueva de los sueños olvidados”.

Bonus track

Le Monde (2017), “Les merveilles de Lascaux. Du chef-d’œuvre à la réplique intégrale”, marzo.

Manel Miró (2017), “Lascaux IV, el triunfo de la réplica”, Raining Stones. Interpretar el patrimonio.

Para los lectores que no puedan viajar hasta Francia, pueden conocer la Cueva de Lascaux gracias a la visita virtual disponible aquí. ¡Buen viaje al paleolítico!

Una última observación: en el viaje virtual se puede acceder al Pozo (con la única representación humana de todo la cueva) y al Divertículo de los Felinos (con grabados), que no se han podido reproducir físicamente por su poca accesibilidad (el arte parietal del Pozo sí se reproduce en El Taller de Lascaux).

Difusión preventiva, la adaptación a los nuevos medios

Viernes, abril 14th, 2017

Para reflexionar sobre los retos de futuro de la Difusión preventiva ante el empuje imparable de la tecnología, con una buena dosis de humor.

Dan Cretu Difusión preventiva

[Imagen: Dan Cretu]

El Museo del Prado, el poblado galo que se resiste a la fotografía

Sábado, marzo 18th, 2017

Buen momento, ahora que hay cambio en la dirección del buque insignia de la museística española, para plantear un tema que viene sobrevolando el museo desde hace años: el mantenimiento de la prohibición a los visitantes de tomar fotos en las salas del museo.

El Museo Nacional del Prado es de los últimos grandes museos internacionales que todavía no permite a sus visitantes fotografiar en las salas.

Tal y como ha evolucionado la fotografía en los últimos años, son pocos los museos que se resisten a la entrada triunfal en sus salas de las cámaras de los visitantes.

Mona Lisa Piqué

Para pulsar el estado de opinión sobre el tema, plantee una encuesta desde mi perfil en una red social (vaya mi agradecimiento público a las 177 personas que han participado). Aunque no hay ninguna pretensión científica (¡no puede haberla!), los resultados sí son interesantes: mayoritariamente se opina que se tendría que permitir la fotografía en el Museo Nacional del Prado (un 68% de los encuestados), aunque un 32% piensa todo lo contrario.

Encuesta

Un debate que hace años se vive y su libra en otros países. Francia es uno de ellos: aunque el Ministère de la Culture et de la Communication había publicado Tous photographes !, una carta de buenas prácticas fotográficas y fílmicas en equipamientos patrimoniales, el Musée d’Orsay mantenía la prohibición.


Tous photographes! Charte de l’usage de la… por culture-gouv

Una potente plataforma ciudadana, OrsayCommons, y la oportuna actuación de la ministra de cultura en aquellos momentos, Fleur Pellerin, lograron finalmente algo que parecía imposible: que se permitiese la fotografía en el museo parisino. Aquí información sobre el caso: Museos y Relaciones Públicas: el poder de los nuevos prescriptores y El fracaso de los nuevos prescriptores. El museo, las fotos y la ministra.

¿Qué argumentos utiliza el Museo Nacional del Prado para mantener la prohibición? 

Cuando algún visitante molesto por la prohibición o personas interesadas en temas museológicos les han preguntado por ello en alguna red social, el argumentario es el que se puede ver en este intercambio de tuits:

Argumentario Museo Nacional del Prado

Es decir, se le prohíbe al visitante para preservar la calidad de la visita y la integridad física de las obras de arte, expuestas a los flashes accidentales.

Argumentario en contra de la prohibición

A la primera de las cuestiones, es evidente que ante piezas icónicas como Las meninas o El jardín de las delicias, en las que se producen aglomeraciones, la presencia de las cámaras las aumentaría significativamente, mermando seguramente la calidad de la visita. Algo que no pasa en el resto de las salas y ante el resto de obras digamos mortales.

Si se quieren evitar las escenas que se viven en el Musée du Louvre ante la Monna Lisa, ya existe la experiencia de otros museos para que eso no ocurra: la prohibición de fotografiar ante esas obras en concreto. Los responsables del Prado no tienen que viajar muy lejos para conocer esas experiencias, ya que bajando por el Paseo del Prado y entrando en el Reina Sofía ya se encuentran con un buen ejemplo: allí, se permite la foto menos en la sala en la que se expone el Guernika.

La segunda ya se ha demostrado que no es científicamente cierta. Cuando los flashes de las cámaras emitían la fuente de luz por ignición, la prohibición tenía todo el sentido, pero hoy día ya no es así con los flashes electrónicos: la incidencia es mínima, tanto como para no poder apelar a la conservación preventiva para prohibirlo. Ante aquellas obras maestras que todos los visitantes quieren fotografiar o fotografiarse, y por tanto, muy expuestas si se permitiese el uso de flash, tendría sentido la prohibición del uso del flash.

No obstante, hay un argumento definitivo para que no se pueda utilizar el flash: es molesto para los propios visitantes. Detalle que justifica que se mantenga la prohibición (siempre que se informe mediante una píldora de difusión preventiva, claro está) por pura cortesía con el resto de visitantes.

Mi propia experiencia como visitante

Como autor del post, me permito la licencia de explicar mi propia experiencia sobre el tema como usuario habitual de museos y equipamientos patrimoniales.

Durante mi visita al Neues Museum de Berlín, afloró una sensación que no había experimentado antes. Iba contento haciendo fotos hasta que llegué a la sala en la que se expone el busto de Nerfertiti: allí está prohibido hacerlas.

Nefertiti

[Foto: Staatliche Museen zu Berlin / Achim Kleuker]

Al principio me molestó que no me permitiesen hacerle alguna foto a la escultura, pero cuando estaba frente a frente de ella me di cuenta que la estaba saboreando plenamente, sin preocuparme de la cámara y de tomar la mejor fotografía de la historia.

En ese momento, fui consciente de un sentimiento muy personal: cuando no puedo hacer fotos tengo la sensación de saborear más lo que estoy viendo. Pero repito y reitero: es una sensación personal. Y como tal hay que entenderla.

El argumento definitivo

Aunque como he dicho, yo mismo disfruto más cuando no estoy pendiente de la cámara, lo que no es admisible en un equipamiento de titularidad pública es que imponga un determinado criterio, que además rema a contracorriente de la realidad. Un principio que incluso no obliga a entrar en temas jurídicos (ver el documento de Pierre Noual en el apartado de Bonus track).

Un buen gestor debe aceptar el mundo en el que vive. Y en el nuestro, los smartphones, la foto y los selfies son el pan nuestro de cada día.

Si preocupa que los visitantes abusen de los selfies, lo que el museo debería hacer es convencerles de que no lo hagan: que sean muy selectivos con las autofotos, que las compartan por las redes sociales (con los beneficios comunicativos que eso conlleva para el propio museo) y que disfruten plenamente de la experiencia de encontrarse frente a obras únicas. Y eso pasa por comunicárselo de forma activa y evidente.

Espero y deseo que Miguel Falomir sea un excelente director; para ello tendrá que ser un gestor del siglo XXI. El Museo Nacional del Prado lo merece.

Si has llegado hasta aquí (toda una proeza en el mundo gaseoso de Internet), ¿qué opinas tú: fotos sí o fotos no?

La respuesta oficial del Museo Nacional del Prado

Aunque el museo ha sido nombrado y apelado sobre el tema en multitud de mensajes publicados en diferentes redes sociales, su decisión estratégica ha sido la de mantenerse al margen (un caso más para analizar la estrategia comunicativa en redes sociales de nuestros museos).

Finalmente, me puse en contacto con su Área de Comunicación, y esta es la repuesta oficial del museo:

Se apuesta por una visita de calidad, evitando en la medida de lo posible distorsiones y molestias que vayan en detrimento de la experiencia directa de la obra de arte por parte del espectador y aglomeraciones que puedan poner en riesgo las obras. Hay que tener en cuenta que el Prado recibe una media de casi 3 millones de visitantes anuales.

Bonus track

David Sanders (1995), “Photographic Flash: Threat or Nuisance?”, National Gallery Technical Bulletin, Volumen 16, pp. 66-72.

Martin H. Evans (2013), “Amateur Photographers in Art Galleries: Assessing the harm done by flash photography”.

Pierre Noual (2017), “Photographier au musée. Guide de sensibilisation juridique à l’usage du visiteur-photographe”.

La difusión preventiva del patrimonio cultural

Jueves, octubre 13th, 2016

Difusión_preventiva

Han dicho sobre el libro:

“Las píldoras espero que sean para chupar y no tragar urgente con agua porque me parecen perlas más que pastillas.”

Marcelo Martín Guglielmino

“Como no quiero hacer de esta reseña un spoiler, no entraré a explicar las píldoras que nos proponen los autores, sólo diré que merece la pena llegar al final del libro para tomarlas y sentir una bocanada de aire fresco que hace de este libro una lectura imprescindible dentro del actual panorama del patrimonio y los museos.”

Manel Miró i Alaix

Aquí se puede consultar el índice y la introducción:

Aquí se puede consultar la reseña del libro publicada en la revista e-rph. Revista electrónica de Patrimonio Histórico (núm. 18, junio 2016, p. 174-178) por Manel Miró.

Una ‘app’ para sensibilizar al visitante. El uso de las TIC en la Difusión preventiva

Lunes, abril 4th, 2016

En total sintonía con los contenidos de libro que acabo de publicar junto a Guillem Marca y Oreste Attardi, La difusión preventiva del patrimonio cultural, y del número especial que antes le dedicamos al tema en el tercer número de la e-Revista de Miradas desde la copa (2011), la Opera de Santa Maria del Fiore di Firenze (Italia) acaba de poner en marcha un proyecto que la practica sirviéndose de las TIC: Autography.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Opera de Santa Maria del Fiore]

Como explican en el post ​Dal vandalismo alla testimonianza: Autography, è tutta una questione di segni…, se trata de una aplicación móvil, Autography, que intenta que los grafitis se trasladen al mundo digital. Así definen la app:

Autography è una App che trasforma il vandalismo contro i monumenti nel “mondo reale” in testimonianza e ricordo nel “mondo digitale”.

En edificios con una presión de visitantes tan importante como el conjunto catedralicio de Florencia, este tipo de acciones vandálicas son de lo más común. Y los mensajes de prohibición no son útiles, como se demuestra en esta imagen del interior de la cúpula de Brunelleschi.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Ante la evidencia que existe un problema de vandalismo, los gestores han decidido optar por otra política comunicativa en el campanile de Giotto: una capaz de sensibilizar al visitante. Este es el objetivo de la aplicación:

Trasferire sul piano virtuale quell’impulso che fino ad oggi ha imbrattato ed offeso un patrimonio da godere intatto così come è stato concepito.

Si sensibilizza il visitatore su quanto sia stupido ed inutile danneggiare monumenti ed opere d’arte con scritte e incisioni; ma gli si offre la possibilità di sfogare il suo impulso e di immortalarlo nell’eternità del digitale, rendendolo parte di una nuova storia, condivisa e tutta da raccontare: con uno strumento a scelta (penna, pennarello, spray, matita, rossetto) e selezionando una superficie e un colore.

Los visitantes pueden hacer sus grafitis seleccionando previamente la superficie (madera, mármol, hierro o yeso) y la herramienta para realizarlo (desde lápiz de labios a aerosol).

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Opera de Santa Maria del Fiore]

Los grafitis digitales se guardarán en el Archivio storico dell’Opera del Duomo y se pueden compartir mediante las redes sociales.

Con sus más que evidentes diferencias, la propuesta florentina me recuerda a la píldora de Difusión preventiva que diseñamos (de forma ficticia) para solucionar el problema en el conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife:

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Las nuevas tecnologías al servicio de la Difusión preventiva. Bienvenidas sean si permiten aquello que las medidas clásicas de prohibición no han conseguido: visitantes sensibilizados de la fragilidad del patrimonio cultural.

La realidad supera a la ficción: graffitis en la Alhambra

Miércoles, enero 11th, 2012

Cuando algunos colegas vieron los fakes que hicimos para ilustrar el tipo de comunicación que podrían utilizar equipamientos y atractivos patrimoniales para sensibilizar a sus visitantes, algunos me tacharon de exagerado en el caso del que diseñamos utilizando las finas decoraciones en yeso de la Alhambra (para verlo con más detalle, ir aquí).

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Y nada más lejos de la realidad. Por una noticia de El País, ya sabíamos del ataque de un militar jordano en agosto de 2011, que grabó su nombre y la fecha de su visita (¡todo un clásico!) en el Palacio de Carlos V. Lamentablemente la cosa continúa: como se explica en El País, el pasado 7 de enero los vigilantes pillaron in fraganti a una joven suiza en plena faena de inscripción de su nombre y un corazón (otro clásico que, de haber podido terminar la faena, también incluiría la inicial de su amado) en los estucos del salón de Comares.

Como se puede comprobar, no éramos nada exagerados.  

Está claro que la labor de sensibilización en el conjunto monumental de la Alhambra es urgente, muy urgente. En unas declaraciones a Europa Press, su directora María del Mar Villafranca comenta que se tomarán medidas para advertir a los visitantes  de las consecuencias legales que comporta realizar inscripciones o graffitis en los muros de los palacios nazaríes.

Aunque me arriesgue al avanzarme a lo que finalmente se hará allí, por esta declaración me temo que el estilo comunicativo que se utilizará para informar a los visitantes será más bien coercitivo, criminalizando al resto de visitantes que ni por asomo harían algo tan lamentable como la suiza y el jordano.

Me gustaría invitar a los gestores de nuestro monumento más visitado que tengan en cuenta a esa gran mayoría de visitantes que tienen un comportamiento correcto, explicando las cosas de una forma que no se les criminalice de antemano. Como en el fake, vaya.

Y para el militar jordano y la joven suiza que caiga todo el peso de la ley. No estaría mal que se dedicasen a lo suyo (el “arte” de la incisión) en la celda de una prisión. 

La Difusión preventiva: hacia el visitante protector

Lunes, noviembre 7th, 2011

Aquí está el nuevo número de Miradas desda la copa:

En esta ocasión, los contenidos están dedicados monográficamente a la Difusión preventiva. Pero, ¿qué es eso de la Difusión preventiva? En pocas palabras: sensibilizar a los visitantes de museos y otros atractivos patrimoniales de su fragilidad, con la sana intención de convertirlos en aliados que ayuden en la difícil tarea de conservarlos sin por ello dejarlos de visitar.

A continuación de unas pocas páginas que sirven de sostén teórico, hemos planteado:

a) Un modelo de interacción preventiva para productos patrimoniales, bautizado con el nombre de Modelo Batiscafo

b) Una pequeña colección de píldoras de Difusión preventiva, con las que queremos poner sobre el tapete alguna de las muchas posibilidades que ofrece la comunicación para llegar de forma impactante y efectiva a los visitantes, marginando los típicos pictogramas de prohibición.  

En este número he tenido la suerte de contar con la colaboración de dos colegas de la Universitat de Vic, Guillem Marca y Oreste Attardi, especialistas en branding, comunicación corporativa, publicidad, técnicas de comunicación no convencionales y márqueting. Y con las diestras manos de Sil Barrios para la maquetación de la e-revista y el diseño de las píldoras.

Esperamos (¡deseamos!) provocar un debate abierto sobre el tema.

Para los que añoren el papel y quieran imprimirla, aquí pueden desgargarla en formato pdf: Miradas desde la copa_03

No sin mi visitante

Viernes, noviembre 4th, 2011

¿Es posible fomentar el uso de los recursos patrimoniales sin causar impactos negativos en su conservación?

¿Los visitantes pueden ayudar en esa labor de conservación?

¿Es mejor prohibir o explicar?  

La solución a estas preguntas y alguna cuestión más en el próximo número de Miradas desde la copaComo no hay dos sin tres, el tercer número de la e-revista está a punto de ver la luz.

Para empezar a abrir boca, aquí va una de las píldoras comunicativas que hemos diseñado para provocar el debate:

Comunicacion_del_patrimonio

Titular: Flash incorporado de serie

Redaccional: El flash de tu cámara actúa como si le tiraras una piedra a las obras o dieras un puñetazo al resto de visitantes. Su potencia puede alterar los pigmentos de las piezas y molestar a los que te acompañan. Dispara tantas fotos como quieras, pero evita el flash.

En unos días más…

Sensibilizar: un tema pendiente

Miércoles, febrero 16th, 2011

Aquellos que nos dedicamos al patrimonio cultural sabemos de su fragilidad. ¿Pero lo sabe la mayoría de nuestros conciudadanos? Me temo que no.

La mayoría de la gente puede llegar a ocasionar daños en los recursos patrimoniales más por desconocimiento que por mala fe (siempre hay borregas excepciones a la regla general, sólo falta ver el caso del astronauta de la catedral de Salamanca).

Pero, ¿qué pasa cuando los gestores tampoco son sensibles? Pues que el drama se multiplica hasta el infinito y más allá.

Eso precisamente es lo que ha pasado recientemente en Oviedo. Sobre la piel milenaria de la iglesia de San Tirso (iglesia catalogada como Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico, con una parte prerrománica), se colocaron (hablo en pasado pues inmediatamente se ha rectificado) un par de señales. ¡Atornillándolas sobre un muro del siglo IX!

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Luisma Murias]

Se podrá denunciar (como así se ha hecho desde la consejería de Cultura y Turismo del Principado de Asturias) y rectificar (como ha actuado con buen criterio el Ayuntamiento de Oviedo), cargándole el muerto a la Policía Local o a la empresa que las colocó, pero el mal ya está hecho. Y es un mal que demuestra que en nuestro país todavía queda mucho camino por recorrer en la valoración social de nuestro patrimonio cultural. ¡O empezamos a caminar o nos quedamos sin él!

Ps.: Pedro (antena oficial de Miradas), gracias por enlazarme la noticia.