Posts Tagged ‘Conservación’

Una ‘app’ para sensibilizar al visitante. El uso de las TIC en la Difusión preventiva

lunes, abril 4th, 2016

En total sintonía con los contenidos de libro que acabo de publicar junto a Guillem Marca y Oreste Attardi, La difusión preventiva del patrimonio cultural, y del número especial que antes le dedicamos al tema en el tercer número de la e-Revista de Miradas desde la copa (2011), la Opera de Santa Maria del Fiore di Firenze (Italia) acaba de poner en marcha un proyecto que la practica sirviéndose de las TIC: Autography.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Opera de Santa Maria del Fiore]

Como explican en el post ​Dal vandalismo alla testimonianza: Autography, è tutta una questione di segni…, se trata de una aplicación móvil, Autography, que intenta que los grafitis se trasladen al mundo digital. Así definen la app:

Autography è una App che trasforma il vandalismo contro i monumenti nel “mondo reale” in testimonianza e ricordo nel “mondo digitale”.

En edificios con una presión de visitantes tan importante como el conjunto catedralicio de Florencia, este tipo de acciones vandálicas son de lo más común. Y los mensajes de prohibición no son útiles, como se demuestra en esta imagen del interior de la cúpula de Brunelleschi.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Ante la evidencia que existe un problema de vandalismo, los gestores han decidido optar por otra política comunicativa en el campanile de Giotto: una capaz de sensibilizar al visitante. Este es el objetivo de la aplicación:

Trasferire sul piano virtuale quell’impulso che fino ad oggi ha imbrattato ed offeso un patrimonio da godere intatto così come è stato concepito.

Si sensibilizza il visitatore su quanto sia stupido ed inutile danneggiare monumenti ed opere d’arte con scritte e incisioni; ma gli si offre la possibilità di sfogare il suo impulso e di immortalarlo nell’eternità del digitale, rendendolo parte di una nuova storia, condivisa e tutta da raccontare: con uno strumento a scelta (penna, pennarello, spray, matita, rossetto) e selezionando una superficie e un colore.

Los visitantes pueden hacer sus grafitis seleccionando previamente la superficie (madera, mármol, hierro o yeso) y la herramienta para realizarlo (desde lápiz de labios a aerosol).

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Opera de Santa Maria del Fiore]

Los grafitis digitales se guardarán en el Archivio storico dell’Opera del Duomo y se pueden compartir mediante las redes sociales.

Con sus más que evidentes diferencias, la propuesta florentina me recuerda a la píldora de Difusión preventiva que diseñamos (de forma ficticia) para solucionar el problema en el conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife:

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Las nuevas tecnologías al servicio de la Difusión preventiva. Bienvenidas sean si permiten aquello que las medidas clásicas de prohibición no han conseguido: visitantes sensibilizados de la fragilidad del patrimonio cultural.

El Park Güell en la época de la regulación de acceso. Foto fija

martes, abril 14th, 2015

Si hay un reto en la gestión del patrimonio cultural de nuestro país, se trata sin duda del Park Güell de Barcelona.

¿Cómo gestionar de forma sostenible y creativa un conjunto monumental altamente visitado? Se dispone de un conjunto de indudable valor patrimonial y un problema a solucionar, un verdadero reto que podía haberse convertido (todavía puede hacerse) en un campo de experimentación en el que poner en juego lo ya aplicado en otros bienes patrimoniales que han vivido situaciones parecidas (el más evidente es Stonehenge) e imaginar y testar otras nuevas medidas. Algo que hubiese permitido ir más allá de la simple solución local al problema concreto, proyectando el caso a nivel internacional.

El pasado sábado visité el Park Güell, la primera vez desde que se regulase el acceso a una porción en octubre de 2013, con la intención de comprobar in situ y en primera persona la incidencia de esa medida en la gestión del bien patrimonial, comparándola con la situación anterior (que ya relaté en un post de 2012: Güellcome to Barcelona, tourists) y sin tener en cuenta lo que pueda pasar en el futuro (como por ejemplo, la anunciada puesta en marcha de un centro de interpretación en la Casa Jaqués).

El objetivo fundamental de la visita de campo era dar respuesta a un par de preguntas:

¿Ha mejorado la calidad de la experiencia de quienes ahora lo visitan?

¿Ha fomentado una relación sostenible entre los visitantes y el conjunto monumental?

Y la respuesta a ambas preguntas es, en síntesis, negativa. Y quiero puntualizar en este punto que buscaba que la respuesta fuese todo lo contrario, pero la realidad es tozuda.

¿Ha mejorado la calidad de la experiencia de quienes lo visitan ahora?

En cuanto a la mejora o no de la experiencia de los visitantes, hay dos variables que la facilitan: la confortabilidad durante la visita y los dispositivos de mediación que permiten extraer el máximo jugo divulgativo al recurso patrimonial.

La regulación, que permite el acceso a la zona más popular del conjunto a no más de 400 personas cada media hora, es cierto que ha descongestionado un poco los puntos calientes, como la Escalinata de la Salamandra, la Sala Hipóstila o la Plaza de la Naturaleza con el banco ondulado. En este aspecto, siendo un espacio relativamente reducido, es difícil evitar que se produzcan aglomeraciones en esos lugares concretos.

Por el contrario, ha supuesto la congestión del espacio museográfico de la Casa del Guarda, en el que ahora se generan largas colas para acceder.

Miradas_desde_la_copa

Y también un aumento evidente de la presión de visitantes en las zonas del parque de libre acceso (recuérdese, más del 90 % de la superficie total del conjunto monumental catalogado por la UNESCO en 1984).

Miradas_desde_la_copa

Hablando de los dispositivos de mediación que se ofrecen al visitante, siendo exigente y realista, tampoco son capaces de ofrecer una experiencia memorable o UNIQUE (Uncommon, Novelty, Informative, Quality, Understanding & Emotions) como reclamaba hace años el especialista holandés Frans Schouten. Algo que sin duda merece un conjunto monumental como el Park Güell.

Claro está que antes de la regulación no existían ni folleto con ruta autoguiada, ni señalética divulgativa, ni aplicación móvil. Pero es que la situación anterior a 2013 era vergonzante, impropia de un país desarrollado.

Que perviva el viejo sistema señalético con uno nuevo, y la deficiente calidad de este último (tanto en lo que se refiere a materiales, como a diseño y contenidos), ya habla por sí solo de lo poco que se ha invertido en algo tan fundamental para conseguir una mediación cultural de máxima cobertura y, por tanto, eficacia divulgativa.

Miradas_desde_la_copa

La aplicación móvil, más allá de su calidad, no asegura ese alcance a todos los visitantes como sí lo hace un bien diseñado sistema señalético, por más que el papanatismo tecnológico que nos asola continúe difundiendo la idea que cualquier acción de mediación cultural tiene que pasar inexorablemente por lo tecnológico.

¿Ha fomentado una relación sostenible entre los visitantes y el conjunto monumental?

Aunque existe un servicio de vigilancia, distribuido estratégicamente por las zonas conflictivas, es más que evidente que la relación tampoco ha mejorado. Es tal la presión en la zona de la salamandra o del Pórtico de la Lavandera, que los vigilantes son incapaces de contener los comportamientos inapropiados de algunos visitantes, que para tomarse la correspondiente fotografía continúan subiéndose a la salamandra o escalando por el muro de contención.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Está claro que informar en los accesos con un pictograma (Respeten el patrimonio) y colocar vigilantes no es suficiente para eliminar comportamientos como los que se pueden ver en las dos fotografías y que se repiten de forma constante.

Conclusión de la foto fija

Ya comenté cual era mi posición en el post Desajustes en la Gestión del Patrimonio cultural en Barcelona. El caso del Park Güell: sí a la regulación. Obviamente si con esta medida se aseguraba de forma clara y evidente una mejora en la calidad de la visita y en la conservación del conjunto monumental, lo que pasaba por poner en marcha una gestión profesional y creativa y por invertir en el propio parque (tanto en la zona regulada como en la no regulada) el 100 % de los beneficios conseguidos con la venta de entradas.

Solo se puede defender una regulación de acceso como la puesta en marcha por el Ayuntamiento de Barcelona si la situación hubiese mejorado de forma ostensible. Y por ahora, eso no pasa.

Bonus track

Schouten, Frans. “Improving Visitor Care in Heritage Attractions”. Tourism Management, vol. 16, núm. 4, 1995, pp. 259-261.

Anatomía de Sert. Radiografía de un gran proyecto y una magnífica campaña

viernes, junio 14th, 2013

Que una persona se emocione al ver y tocar alguna de las piezas que os comentaré a continuación ya lo dice todo.

Que el museo tome el nombre de la campaña para bautizar el proyecto, huyendo así de lo convencional, añade un poco más de pimienta sobre el nuevo trabajo de Herederos de Rowan para el San Telmo Museoa (San Sebastián).

Anatomía de Sert es el nombre que se le ha dado al proyecto de conservación y restauración de los lienzos de Josep Maria Sert ubicados en la iglesia de San Telmo y también el claim de la campaña para promocionarlo.

Miradas_desde_la_copa

Como una pieza más del proceso de restauración y conservación preventiva de los 11 lienzos monumentales que Sert pintó para la iglesia de San Telmo, entre junio y octubre se podrá subir al andamio de 10 metros y cuatro plantas para realizar visitas guiadas, siguiendo así muy de cerca la restauración de los 758 m² de pintura en sepia y oro. Un proyecto más que se suma al feliz «abierto por restauración».

Miradas_desde_la_copa

La posibilidad de conocer los entresijos de una obra monumental y su restauración, es precisamente el punto de partida que facilitó el alumbramiento del claim de la campaña (que acabaría por dar nombre al proyecto) y el hilo creativo que impregna todas y cada una de las piezas y acciones que la conforman: Anatomía de Sert y la radiografía. Si el nombre se inspira y juega en (con) el de la mítica serie Anatomía de Grey, la radiografía apela a esa mirada a lo Superman, que todo lo ve.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa[Fotos: Herederos de Rowan]

Sí, efectivamente, tanto la postal como el marcapáginas están realizados con un material parecido al que se utiliza en las radiografías. Y tener en las manos una postal o un marcapáginas es un auténtico placer para cualquier amante de los buenos trabajos.

A continuación el spot para autobuses e Internet:

 

La campaña de Herederos de Rowan para el Museo de San Telmo demuestra que la publicidad museística en el País Vasco goza de una excelente salud.  

No tengo la menor duda (si algún día la tuve): el País Vasco es a día de hoy una de las mecas internacionales de la publicidad museística. Y Herederos de Rowan, el Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de San Telmo son su punta de lanza.

Ps.: Dejo para un próximo post la presentación y comentario de la espectacular acción que se llevó a cabo para enamorar a los medios de comunicación.

Dos palomas vuelan de la colección de arte románico del MNAC. Cuando reconocer los errores humaniza al museo

miércoles, enero 9th, 2013

Para los visitantes de los museos, conocer qué se cocina en su trastienda siempre es interesante, atractivo. La exposición temporal El museo explora. Obras de arte a examen del Museu Nacional d’Art de Catalunya, complace ese sano ejercicio de cotilleo al descubrir una porción de la rebotica del museo.

Entre las cosas más interesantes que se pueden ver en ella (y leer: los textos explicativos son generosos), aquella que muestra y demuestra que el museo cuando habla también se equivoca, dejando al descubierto que su supuesta auctoritas es más bien una falsedad. Bien, realmente los que se equivocan son los historiadores del arte que hacen hablar a la institución museística. Por desgracia para la profesión, los historiadores del arte no tenemos la infalibilidad que sí tienen los tuits de Benedicto XVI.

En concreto estoy hablando del espacio que se le dedica en la exposición a las palomas eucarísticas que forman parte de su Colección de Arte Románico: “¿Palomas románicas o modernas?”. Gracias a pruebas científicas realizadas con microscopia electrónica se ha podido determinar que únicamente una de las tres es realmente original del siglo XIII. Uno de los productos utilizados en la decoración esmaltada característica de este tipo de objetos producidos en Limoges delata que dos de ellas se realizaron entre los siglos XVIII y XIX. Lo que las convierte de facto en copias o falsificaciones (el matiz depende si en el momento de realizarse se hicieron o no con ánimo fraudulento).

El Museu Nacional d’Art de Catalunya hace aquí un ejercicio de valentía científica. Reconocer públicamente el error en una atribución no es una muestra de debilidad, sino todo lo contrario, de madurez y valentía. Un ejercicio de transparencia que humaniza una institución cultural, el museo, más bien fría y distante para el común de los mortales.

Lo que no acabo de entender es que un avance tan relevante en el conocimiento de unas piezas tan significativas no tenga respuesta en el catálogo online del museo (Las Colecciones Online del MNAC), donde se sigue manteniendo como románica una de las que ahora ya se sabe que no es más que una copia (o falsificación) de los siglos XVIII-XIX.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Imágenes: MNAC]

Detalles como éste demuestran que, en más casos de los deseables, el museo físico y el museo virtual todavía no se entienden como fenómenos complementarios que forman una unidad, dos caras de una misma moneda. No estaría mal que se dejasen de cometer estos desajustes en cosas tan básicas. Sobre todo antes de emprender proyectos digitales de mayor complejidad.

Por cierto, la famosa frase popular “Eres más falso que un duro sevillano” bien podría ser a partir de ahora “Eres más falso que una paloma románica del MNAC”.

La restauración de la fachada de la Universidad de Salamanca. Cuando no hay mal que por bien no venga

miércoles, enero 2nd, 2013

Restaurar un monumento icónico, de aquellos que son visita obligatoria de turistas con intereses culturales, es una decisión difícil de tomar. Y lo es ya que implica que temporalmente no se podrá disfrutar plenamente de él.

Miradas_desde_la_copa

Los gestores del edificio histórico de la Universidad de Salamanca han aplicado el sabio principio del no hay que mal que por bien no venga. Si hay que restaurar su fachada plateresca,  ¿por qué no aprovechar para que se pueda ver como nunca se ha visto en vez de taparla con una molesta lona?

Ascensum es la solución propuesta por la Universidad de Salamanca y la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León para sacar petróleo de un problema: una plataforma elevadora que permitió ver y disfrutar de la Fachada Rica (entre junio y octubre del año pasado) como no se había podido hacer antes.

Miradas_desde_la_copa

Para que me entiendan lo nativos digitales que leen Miradas, como aplicar el zoom en una imagen digital en alta resolución.

Miradas_desde_la_copa

Además de la plataforma, en el Patio de las Escuelas Mayores se colocó un pequeño módulo divulgativo, que facilitaba las claves interpretativas básicas de la decoración escultórica que cubre como un tapiz la Fachada Rica de las Escuelas Mayores del viejo Estudio salmantino. 

Miradas_desde_la_copa

Un humilde módulo que conseguía que los visitantes entendiesen un poco mejor la fachada, permitiendo que fuesen más allá del anecdótico juego del escondite con la archifamosa rana. Aunque directamente ligado al proyecto Ascensum, el mismo módulo o uno similar debería permanecer en su sitio.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

No es la primera vez que se hace algo así en Castilla y León, ya que los vallisoletanos ya disfrutaron de algo parecido durante la restauración de la fachada de San Pablo en 2007. Iniciativa que en su momento ya suscitó el interés de reputados expertos internacionales en conservación-restauración de bienes culturales.

Aquí tenéis un vídeo que recoge la opinión de alguno de los casi 8.000 visitantes que tuvieron la suerte de “subir” a la fachada:

Güellcome to Barcelona, tourists

lunes, noviembre 5th, 2012

Querido turista, Barcelona es de los pocos sitios del mundo donde podrás disfrutar libremente de un bien cultural catalogado como Patrimonio de la Humanidad: el Park Güell.

Como somos serios, confiamos la seguridad de las zonas monumentales del parque a un venerable anciano¹:

Miradas_desde_la_copa

Podrás utilizar nuestra famosa salamandra como posadero. Si eres de Texas seguro que te recuerda a un rodeo, no te cortes y pruébala, es como un toro salvaje:

Miradas_desde_la_copa

Las paredes del pórtico de la Lavandera para practicar escalada libre (tranquilo, aquí no necesitarás sherpas):

Miradas_desde_la_copa

Cuando te canses de jugar con la obra de Gaudí, en la sala hipóstila o el banco ondulante podrás comprar recuerdos (recuerda, Barcelona es una de las capitales mundiales del diseño):

Miradas_desde_la_copa

Para finalizar la visita, siempre podrás reponerte comiendo una paella mixta regada con una buena sangría (pura gastronomía catalana):

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Será por nuestro carácter mediterráneo. El caso es que en Barcelona somos así de generosos con los turistas que nos visitan: ofrecemos nuestro patrimonio cultural sin barreras.

Turista, si en tu país no te dejan disfrutar del patrimonio cultural, Barcelona es tu destino.

¹ Vaya por delante mi más franco reconocimiento al Sr. Juli, que desde hace años “lucha” por el bienestar de la salamandra gaudiniana.

¿Alguien visita museos de arte para admirar copias?

viernes, octubre 19th, 2012

Aviso importante. Auténtica oportunidad histórica.

Los amantes de la obra de Egon Schiele tienen la suerte que en el Museo Guggenheim de Bilbao se ha organizado una muestra de sus dibujos, gouaches y acuarelas, conservados en la Albertina de Viena.

Realmente se trata de una oportunidad, ya que el museo que los conserva (la Albertina) no los expone. Vaya, que incumple de forma flagrante la definición del ICOM de lo que es un museo (concretamente aquella parte en la que se especifica su obligación de exponer y difundir el patrimonio que atesora).

Los visitantes que recorran las salas del Prunkräume (las salas de gala del palacio de los Habsburgo), comprobarán que las obras maestras que se exponen, de Durero, Miguel Ángel, Rafael o Schiele, son copias.

Por ejemplo, quien visite el museo y quiera extasiarse ante Joven liebre de Durero, tendrá que conformarse con una copia. Sí, sí, he dicho bien: una reproducción de la obra original.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Lo más grave (si exponer copias en un museo de arte no es ya lo suficientemente grave), es que en ningún momento se avisa al visitante que aquello que hace famoso al museo, su colección de obra gráfica, no se puede contemplar y disfrutar como corresponde: ante los originales.

El visitante solo se da cuenta del engaño si tiene la delicadeza de leer las cartelas que acompañan las obras expuestas en el Prunkräume. Con la anorexia informativa que caracteriza a este tipo de textos museísticos, se indica que por ejemplo Joven liebre expuesta es un facsímil. 

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

En la tienda, eso sí, se aprovecha la imagen de esta obra como base para todo tipo de merchandising, desde puntos de libro hasta el estampado de unos pañuelos (¿pensados para que el sufrido visitante se seque las lágrimas de pena producidas en el momento que es consciente del engaño?).

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

¡Incluso uno puede llevarse bajo el brazo una liebre pop! 

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Si se alegan motivos de conservación preventiva (como así se hace), no se entiende que con los avances que existen actualmente, que permiten exhibir obra en papel sin que por ello se ponga en peligro su integridad, un reputado y recientemente reformado museo no los utilice. Y menos aún que exponiendo copias, no tenga la deferencia de informar previamente al visitante de lo que le espera.

Curiosidades del mundo de los museos del siglo XXI.

Lo dicho al principio: quien quiera ver una buena selección de la obra original de Schiele tiene que ir a Bilbao. Eso sí, quien quiera disfrutar de una deliciosa tarta Sacher puede seguir yendo a Viena.  

¿Simple publicidad o algo más? Tío Pepe contra el (i)Mundo

jueves, junio 7th, 2012

Apple destrona a Tío Pepe.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Santi Burgos]

Parece ser que el anuncio luminoso de neón de Tío Pepe, que coronaba el edificio del número 1 de la madrileña Plaza del Sol, desaparecerá definitivamente: la empresa propietaria (González Byass) no ha llegado a un acuerdo con Apple, nuevo propietario del edificio.  

Hasta aquí absoluta normalidad: es totalmente razonable que la empresa de Cupertino no quiera que su edificio emblema en España se corone con un anuncio publicitario de otra empresa.

Pero, ¿el anuncio de Tío Pepe es solo publicidad o es algo más?

La respuesta es sencilla: el anuncio luminoso de Tío Pepe forma parte del paisaje madrileño desde que se colocara en 1936 (bien es verdad que era otra versión sin la famosa botella, que data de los años 50). Por tanto, como icono visual de Madrid forma parte de su patrimonio cultural (independientemente si está o no expresamente protegido por la legislación patrimonial).

E incluso tiene una cierta base legal: ya se salvó en 2009 de la ordenanza reguladora de publicidad exterior que prohibía en la ciudad este tipo de publicidad (junto a los anuncios de Schweppes del edificio Capitol de la Gran Vía, de Firestone en las Escuelas Aguirre y del BBVA en el Paseo de la Castellana).  

El entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, llegó a declarar en 2010 que el anuncio de Tío Pepe era a Madrid lo que la Torre Eiffel a París (que yo sepa el actual ministro de justicia no es de Bilbao…).

Ante el problema, la propuesta del Ayuntamiento es facilona: recolocar el luminoso en otro edificio. Vaya, como si se trasladase la Torre Eiffel a la Défense.

Como no podía ser de otra manera, ya se han organizado grupos que, sirviéndose de las redes sociales, pretenden presionar para que el luminoso vuelva a su sitio. Por ejemplo, en Twitter se han creado hashtags como #todosconTioPepe y #salvaraltiopepe (el pasado 5 de junio fue trending topic), en Facebook se ha organizado el grupo Salvemos a TIO PEPE con 5.256 “me gusta” (a 7 de junio) y en Change.org ya han firmado 10.863 personas (a 7 de junio) la petición Apple: mantén el luminoso de Tío Pepe en la Puerta del Sol (yo ya he firmado y te invito a que tú también te sumes).

Espero que la presión ciudadana consiga corregir tamaño despropósito. Seguro que Apple, siempre cuidadosa con su imagen pública, ganaría más si aceptase mantener en su sitio un icono como el anuncio de Tío Pepe.

Ver el anuncio despiezado como en la fotografía que ilustra el post o en otro edificio no será bueno para Madrid, pero tampoco lo será para Apple. Sin duda lo mejor para todos sería volverlo a ver así:

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Salvemos a TIO PEPE]   

A los ángeles de la guarda de nuestro patrimonio cultural. Gracias

martes, marzo 20th, 2012

Entre 1936 y 1939 hubo una lluvia inusitada de ángeles de la guarda por Cataluña.  

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Arxiu Nacional de Catalunya]

No podría hablar tanto en Miradas del MNAC y de otros equipamientos y bienes culturales catalanes sin lo mucho que ellos hicieron. Y no podría simplemente porque prácticamente no habría de qué hablar.

Hoy se celebra una conmemoración muy especial: hace justo 75 años que se inauguró en el Jeu de Paume de París la exposición L’Art Catalan du Xe. siècle au XVe. siècle, la guinda del pastel de la titánica labor de salvaguarda del patrimonio artístico catalán durante la Guerra Civil española.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Arxiu Nacional de Catalunya]

De no ser por determinados políticos como el consejero de Cultura Ventura Gassol, técnicos como el comisario general de Museos de Cataluña Pere Coromines o el comisario general de Arqueología Pere Bosch i Gimpera y colectivos y personas anónimas que llegaron incluso a dar su vida (como Rafael Fuster y Enrique Alexandrino), todo lo que hoy podemos disfrutar por buena parte de la geografía catalana simplemente no existiría. Solo con pensarlo me recorre un escalofrío por el espinazo.

Cada vez que vuelvo a ver fotos como las que ilustran el post me reafirmo más y más en lo mucho que le debemos a aquella generación. Siempre he tenido la sensación que es un capítulo pendiente de nuestra historia museística y patrimonial. Y es que nunca podremos agradecer suficientemente lo que aquella generación hizo por las futuras, entre las que está la nuestra.

Los políticos y técnicos que velan hoy por nuestro patrimonio deberían tener grabado a fuego en su memoria lo que se hizo entonces. Seguro que así no se cometerían los errores que todavía se cometen.  

Sirva este post como humilde homenaje a todas las personas que ayudaron entre 1936 y 1939 a cuidar de nuestro tesoro.   

La realidad supera a la ficción: graffitis en la Alhambra

miércoles, enero 11th, 2012

Cuando algunos colegas vieron los fakes que hicimos para ilustrar el tipo de comunicación que podrían utilizar equipamientos y atractivos patrimoniales para sensibilizar a sus visitantes, algunos me tacharon de exagerado en el caso del que diseñamos utilizando las finas decoraciones en yeso de la Alhambra (para verlo con más detalle, ir aquí).

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Y nada más lejos de la realidad. Por una noticia de El País, ya sabíamos del ataque de un militar jordano en agosto de 2011, que grabó su nombre y la fecha de su visita (¡todo un clásico!) en el Palacio de Carlos V. Lamentablemente la cosa continúa: como se explica en El País, el pasado 7 de enero los vigilantes pillaron in fraganti a una joven suiza en plena faena de inscripción de su nombre y un corazón (otro clásico que, de haber podido terminar la faena, también incluiría la inicial de su amado) en los estucos del salón de Comares.

Como se puede comprobar, no éramos nada exagerados.  

Está claro que la labor de sensibilización en el conjunto monumental de la Alhambra es urgente, muy urgente. En unas declaraciones a Europa Press, su directora María del Mar Villafranca comenta que se tomarán medidas para advertir a los visitantes  de las consecuencias legales que comporta realizar inscripciones o graffitis en los muros de los palacios nazaríes.

Aunque me arriesgue al avanzarme a lo que finalmente se hará allí, por esta declaración me temo que el estilo comunicativo que se utilizará para informar a los visitantes será más bien coercitivo, criminalizando al resto de visitantes que ni por asomo harían algo tan lamentable como la suiza y el jordano.

Me gustaría invitar a los gestores de nuestro monumento más visitado que tengan en cuenta a esa gran mayoría de visitantes que tienen un comportamiento correcto, explicando las cosas de una forma que no se les criminalice de antemano. Como en el fake, vaya.

Y para el militar jordano y la joven suiza que caiga todo el peso de la ley. No estaría mal que se dedicasen a lo suyo (el “arte” de la incisión) en la celda de una prisión.