Posts Tagged ‘Branding’

‘Síndrome Tamara’ Returns. El caso del Born

Jueves, abril 7th, 2016

Manual de uso de este post: nadie debe vincular lo que aquí se dice a la lucha ideológica entre independentistas y no independentistas. En éste foro no interesa ese debate, sólo el que atañe a la gestión de un equipamiento patrimonial público. Gracias.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Hace ya más de dos años, comentaba en el post El ‘síndrome Tamara’ se instala en los museos el cambio de nombre del actual Museu del Disseny de Barcelona, y decía lo siguiente:

Aquí el problema no solo es que en el cambio de denominación se haya perdido o no. Es que también afecta a aspectos que tienen que ver con la cultura de gestión de nuestros museos y patrimonio cultural (y de tantas otras cosas, como la cultura o la educación): los personalismos.

Un museo o proyecto cultural en marcha no debería cambiar en lo esencial cuando hay relevos entre sus gestores políticos o técnicos. Y por aquí es moneda corriente todo lo contrario: si hay cambio de color político en la administración de la que depende o cambia la dirección del propio equipamiento, es posible que se quiera cambiar todo, incluso el nombre.

(…)

Por último, y no menos importante: los recursos que suponen esos cambios.

Vuelta a las andadas: todo lo dicho entonces se puede aplicar ahora. El año pasado hubo cambio de color político en el Ayuntamiento de Barcelona y se reproduce exactamente lo mismo: el inaugurado en 2013 como Born CC (Born Centre Cultural) ahora se llama Born CCM (Born Centre de Cultura i Memòria).

Con poco más de dos años de vida, se decide reorientar el equipamiento patrimonial y se produce un cambio tan sustancial como el del nombre.

Me temo que la convivencia entre el viejo y el nuevo nombre se continuará “disfrutando” en las aplicaciones del logotipo, dándose curiosidades como éstas del portal web del centro y de su perfil y canal en Twitter y YouTube: sitios donde se ha actualizado y donde no se ha hecho todavía (en la mayoría de fotografías, en los vídeos, etc.). Mientras, in situ, es una verdadera fiesta.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Ante casos como éste siempre me hago las mismas preguntas:

¿A cuánto ascenderá la cuenta de gastos que supone el cambio de nombre?

Si los que deciden estos cambios tuviesen que pagarlos de su bolsillo, ¿lo harían?

Las únicas certezas: el ‘síndrome Tamara’ ataca otra vez en Barcelona; el sueño de la ‘nueva’ política fue bonito mientras duró…

Museo del Holocausto de Buenos Aires & FWK Argentina: otro mítico tándem museo-agencia

Lunes, marzo 16th, 2015

No son muchos los museos que poseen un estilo publicitario claro y lo mantienen a lo largo de los años. Y muchos menos los que recorren ese camino de la mano de la misma agencia: son clásicos por aquí el Museo de Bellas Artes de Bilbao & Herededos de Rowan y el Science World de Vancouver & Rethink.

Miradas_desde_la_copa

A esta selecta y (lamentablemente) corta lista se le puede sumar el Museo del Holocausto de Buenos Aires (Argentina)FWK Argentina. Ya presenté algunas piezas de este tándem en un Monstruos de la publicidad de 2013, y ahora lo haré de la última campaña que han realizado conjuntamente, con la que celebraban el 21 aniversario del museo (no hicieron nada para el 20 aniversario y lo reconocen con sentido del humor).*

El museo y la agencia argentinos convocaron a un pequeño grupo de supervivientes de la Shoá para protagonizar una campaña de concienciación antisemita y antidiscriminación.

El grupo, la mayoría personas de más de ochenta años de edad, fue convocado el 3 de junio de 2014 a dibujar y pintar su propia experiencia del genocidio nazi, una de las mayores tragedias que vivió la humanidad durante el siglo pasado. Se les brindó las herramientas (pinturas, pinceles, lápices, etc.) para que ellos pudieran expresar su arte sobre un lienzo, en el que volcaron sus sentimientos más íntimos sobre su terrible experiencia.

Al finalizar los trabajos, cada sobreviviente (junto a su obra) participó en una sesión de fotos, brindando su testimonio sobre lo vivido en un clima que ha sido descrito como cálido y emocionante. Así lo relata uno de los profesionales que participaron en la grabación del espot “Moisés”, Fernando Roca, director de la productora audiovisual Huinca Cine:

Hubo una energía muy especial durante el rodaje, trabajar con Moisés quien sobrevivió a “seis” campos de concentración fue una experiencia en todo sentido. Charlar con él y poder escuchar de primera mano lo que sucedió durante la Shoah justo antes del rodaje y filmar en el Museo rodeados de las valijas, los pijamas y las fotos de toda la gente que vivió la barbarie, hizo que naturalmente, todo el equipo trabaje con un cuidado y respeto distinto.

El primer resultado fue la exhibición de esas obras en una muestra denominada “Un Museo. Nada de Arte”. Las obras de los protagonistas fueron luego expuestas de forma itinerante por el país invitando a toda la población a conocer más sobre estas personas en el Museo del Holocausto Buenos Aires.

La campaña publicitaria

Luego, con sus retratos fotográficos y sus testimonios, se desarrolló la campaña publicitaria. Anuncios gráficos en prensa y exterior, un comercial para televisión (titulado “Moisés”) y una caja de postales para conmemorar los 21 años del Museo del Holocausto.

Miradas_desde_la_copa

Todo ello bajo el concepto “millones de personas no hicieron nada para estar en un museo”. Los sobrevivientes del Holocausto no son artistas y, al igual que los otros millones de personas que lo sufrieron, no hicieron absolutamente nada para estar en un museo. Por desgracia, están.

Miradas_desde_la_copa

[Imágenes: FWK Argentina]

Mención especial merece el espot para TV. Os recomiendo que lo veáis más de una vez, hay fotogramas de una belleza sobrecogedora.

La nueva marca visual del museo

Coincidiendo con la campaña, el Museo del Holocausto decidió renovar conceptual y gráficamente su marca visual. El nuevo diseño, realizado por el estudio Munda Diseño y Comunicación, tenía como principal objetivo transmitir el Holocausto de una manera respetuosa, simple y efectiva.

Como me comenta Jonatan G. Nakache, responsable de comunicación del museo, se buscaba “transmitir el Holocausto de una manera respetuosa, simple y efectiva para poder comunicar y educar sobre la gravedad de lo acontecido. En este sentido creímos conveniente no usar símbolos ilustrativos como llamas, manos, estrellas y otros figuras del estilo, con la idea de que el icono genera una conexión emotiva, pero sin entender que este enfoque puede ser limitado en su alcance y en última instancia, puede disminuir la gravedad de la misión del Museo”.

Este era el imagotipo hasta agosto de 2014:

Miradas_desde_la_copa

Persiguiendo aquel objetivo, se eliminó del imagotipo el uso de la presentación gráfica de la Estrella de David, un recurso visual que se entendía podía desdibujar el mensaje real. Símbolo que fue substituido por un simple cuadrado, quedando así:

Miradas_desde_la_copa

[Imágenes: Museo del Holocausto]

Como se puede comprobar, la paleta cromática de la nueva marca se limita al blanco y el negro. Se pretende con ello dar respuesta a la meta de la institución: descubrir y promover la verdad.

* Agradezco a Rodrigo Burgos que lanzase el anzuelo que me puso sobre la pista de esta magnífica campaña.

Welkom nieuw Mauritshuis. Cuando la comunicación puede ser un problema

Viernes, junio 27th, 2014

Los museos de arte holandeses han experimentado los últimos años una auténtica fiebre por poner al día sus instalaciones. Las remodelaciones y ampliaciones comenzaron por el Stedelijk, y luego vinieron el Museo Van Gogh y hace un año el Rijksmuseum, todos ellos en Ámsterdam. El último en incorporarse será el Mauritshuis de La Haya, que se inaugurará mañana, sábado 28 de junio.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Ivo Hoekstra, Mauritshuis, Den Haag]

Una remodelación que ha durado dos años y ha tenido un coste de 30 millones de euros, integrando al edificio histórico del siglo XVII otro de estilo Art Deco, conectados ambos por una parte subterránea que sirve de vestíbulo del nuevo museo.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: © Ronald Tilleman, Mauritshuis, Den Haag]

La remodelación también ha supuesto el cambio de marca visual, diseñada por el estudio Studio Dumbar, y el lanzamiento de un nuevo portal web, desarrollado por Basket Builders.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Studio Dumbar]

En definitiva, una puesta al día que lo convertirá en cita obligada para los amantes del arte y de los museos, al contar con obras tan emblemáticas (y mediáticas) como La joven de la perla o Vista de Delft de Vermeer, La lección de anatomía de doctor Nicolaes Tulp de Rembrandt o El jilguero de Carel Fabritius.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: © Ronald Tilleman, Mauritshuis, Den Haag]

En declaraciones a la prensa internacional, la dirección del museo decía lo siguiente (El País):

“En realidad no sabemos qué pasará y nos preocupa porque la visita debe ser confortable y tranquila. Cuando cerramos teníamos unas 260.000 visitas. Ese porcentaje no puede crecer más de un 25%. No podemos tener un millón. No lo pretendemos tampoco. Nos importa la calidad no la cantidad. En ese sentido lanzamos un mensaje contrario al del resto de los museos del mundo. No queremos colas, gracias”.

Un objetivo muy loable que podría entrar en contradicción con la potente campaña de comunicación que se ha puesto en marcha antes de su reapertura.

Como ya se puede interpretar por las declaraciones reproducidas, el museo hizo una convocatoria de prensa internacional. Lo que obviamente le reportó publicity a nivel mundial.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Soraya Gabriel]

La campaña de publicidad se desarrolla mediante un conjunto de acciones: tres espots para la televisión holandesa, inserciones en prensa, publicidad de exterior y online. Todas ellas limitadas al territorio holandés.

La idea creativa que sutura el conjunto de acciones tiene como objetivo recordar a los amantes de su pieza estrella, La joven de la perla de Vermeer, que para ver el original se tiene que visitar el remodelado Mauritshuis. El claim ‘Je vindt het origineel in het Mauritshuis’ ( ‘Descubre el original en el Mauritshuis’) es toda una declaración de intenciones.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Mauritshuis, Den Haag]

Si los gestores del museo no quieren ver colas, una campaña como la puesta en marcha seguramente no ayudará mucho. Sobre todo acciones de relaciones públicas como la convocatoria de prensa internacional.

Por otra parte, ¿cómo reabrir después de varios años y no hacer ningún tipo de comunicación?

Seguramente la clave está en el objetivo de esos esfuerzos comunicativos. Si la campaña se hubiese propuesto un objetivo de notoriedad (que el público objetivo tuviese conocimiento de la noticia), no habría problema. Pero por el hilo conductor de la campaña (una clara invitación a visitar el museo), el objetivo es de venta (que el target lo visite). Y si es así, me temo que las declaraciones de sus directores pueden llegar a no cumplirse.

Si la campaña de comunicación supera el 25 % de crecimiento deseado, ¿sería un fracaso? Parece que sí.

Entonces, ¿de quién será la culpa? Si eso llega a pasar, lo será de quien la ha planificado, pues claramente habría planteado una estrategia y plan de acción no concordante con el objetivo de gestión que se quería conseguir.

La Pedrera, Patrimonio Mundial transformado en valla publicitaria. Reacciones

Domingo, abril 20th, 2014

Este post pretende pulsar las reacciones que se generen sobre el tema de la colocación de publicidad invasiva en la lona que tapará durante un año La Pedrera.

Por tanto, será un post ‘under construction’.

La Pedrera en febrero:

Miradas_desde_la_copa

La Pedrera en marzo:

Miradas_desde_la_copa

La Pedrera en abril:

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

La reacción de la Fundació Catalunya-La Pedrera

La primera reacción que me gustaría recoger es la de la propia Fundació Catalunya-La Pedrera. Desgraciadamente, mantienen el silencio como estrategia comunicativa. Algo que dice mucho de sus actuales gestores. Lo dice todo.

Una estrategia de la avestruz que se manifiesta con un superlativo onanismo comunicativo en las redes sociales. Una manera de proceder que no recomendaría ningún especialista en comunicación corporativa, especialmente sorprendente cuando la mencionada fundación tiene como Presidente de su Patronato a Germán Ramón-Cortés, asesor sobre temas de márqueting y comunicación en diferentes empresas e instituciones. Paradojas de la vida.

Sí ha hablado la empresa responsable de la colocación de las lonas, GINSA, especializada en publicidad exterior. Para uno de sus clientes, una lona es lo siguiente:

Las lonas nos ofrecen gran impacto visual que nos ayuda a aumentar la notoriedad de la marca en nuestras campañas.

Totalmente de acuerdo. El gran impacto visual es la gracia de una lona, lo que choca frontalmente cuando hablamos de la colocación de una de ellas en un edificio Patrimonio Mundial como La Pedrera.

Además de alertar mediante un post sobre los derechos de propiedad intelectual de las fotografías publicadas en su blog (espectaculares), ha publicado (15 de abril) el post “La lona mimética de la Pedrera: 2086 m²”. En el artículo defienden la lona mediante dos argumentos: el espacio dedicado a la publicidad es mínimo y cosas así se hacen en otros países.

Cita textual con el primer argumento:

En este post os despejamos las dudas: las medidas de la lona son 2728m², de los cuales menos de 600 se usan para el esponsor.

Cita textual con el segundo argumento:

El motivo es que desde GINSA hemos tomado como ejemplo otros paises como italia y alemania donde esta práctica es habitual para  mantener al máximo el diseño de nuestro querido arquitecto Gaudi sin renunciar a la esponsorización.

Lo primero se rebate fácilmente con solo darle un vistazo a la lona. Basta situarse delante del edificio para ver lo que realmente impera en ella. Y de noche se hace aún más evidente si cabe, cuando un buen nutrido grupo de focos la ilumina. Corrijo, ilumina única y exclusivamente su porción publicitaria.

Lo segundo es muy cierto: se ha hecho, se hace y se hará en otros países. Lo que no quiere decir que sea correcto hacerlo cuando hablamos de edificios o espacios emblemáticos de una ciudad.

Valoro muy positivamente que hayan querido manifestarse públicamente, defendiendo su trabajo (aún con argumentos tan frágiles como los arriba mencionados). Ciertamente el problema no son ellos: lo son los gestores de La Pedrera y las empresas que aceptan colocar su publicidad en esta lona (por ahora Nissan, Ermenegildo Zegna y Versace).

Lo que pediría públicamente a GINSA es que no hablen de lona mimética cuando se refieran a la que tapa La Pedrera. Lo pido básicamente pensando en su propia reputación: haciéndolo faltan a la verdad. Y una empresa seria, como seguramente lo es GINSA, no se puede permitir el lujo de cometer ese tipo de pequeños errores.

Repercusión en medios de comunicación

En radio, el periodista Víctor F. Clarés me entrevistó en su programa #10deCooltura (en catalán), el espacio de Amor a l’Art de la cadena CoolturaFM. Pinchando aquí podéis oirla y ver los tilulares generados.

También en radio, hablé del tema con el periodista Carles Mesa en su programa Gente despierta (en castellano) de Radio Nacional de España. Aquí podréis escucharla (del minuto 23:39 al final).

En prensa escrita, por ahora el tema solo ha (pre)ocupado al diario La Vanguardia. En los comentarios al artículo de Meritxell M. Pauné “Una gran lona publicitaria de Nissan cubrirá la fachada de La Pedrera este febrero” (31 de enero):

Elisabeth:

No es podria haver esperat a restaurar la façana de la Pedrera, després de la celebració del Congrés Mundial de Gaudí que tindrà lloc l’octubre d’aquest any? És una llàstima que durant el Congrés estigui tapada amb una lona publicitaria. Com això ja no es pot fer enrere, es podria instalar una lona amb la reproducció de la façana, com va fer en el seu dia la Casa Fuster quan la vàren restaurar. L’anunciant demostraria respecte i sensibilitat vers un dels edificis més emblemàtics de la nostra ciutat.

Alexis:

Otro error en el cuidado del mercado turístico, tan importante en Barcelona, guste o no. La lona debería haber sido una imagen de la misma Pedrera, en todo caso con un pequeño anuncio en un rincón del patrocinador. Todos lo hubieran visto y entendido y todos lo hubieran valorado…

En el mismo medio, una carta de Eulàlia Rodríguez (9 de febrero):

S’ha començat a restaurar la façana de la Pedrera i no se’ls ha ocorregut res millor que aprofitar l’avinentesa per fer-la servir de tanca publicitària. Si, segons les fonts de la Pedrera, els treballs tindran una durada d’un any aproximadament suposarà això que Barcelona acollirà el mes d’octubre el primer Congrés Mundial sobre Gaudí amb la façana de la Pedrera oculta sota una lona publicitària?

És veritat que actualment els missatges publicitaris es presenten en mitjans i suports molt diversos. Però l’eficàcia d’un disseny publicitari resideix en què l’estètica sigui encertada i, en aquest cas, es produeix l’efecte contrari. Tot i que no és la primera vegada que a Barcelona veiem un gran edifici amb aquest tipus de recobriment (o una estàtua vestida amb una samarreta d’un club de futbol), ara estem parlant d’un dels edificis més emblemàtics de Barcelona.

Em vénen al cap algunes opcions. La publicitat es podria haver integrat sobre una imatge de la Pedrera: aquest cotxe que s’anuncia ara i els productes que hi apareixeran els mesos venidors podrien tenir de fons la façana que tants i tants turistes vénen a admirar a la ciutat. O es podrien deixar les bastides de les obres a la vista per poder anar gaudint del procés de restauració i millora. O es podria aprofitar l’oportunitat per demanar a l’artista Christo una de les seves intervencions, a ell que està tan acostumat a embolicar edificis. Potser encara hi som a temps.

Repercusión en las redes sociales

En Facebook, el post publicado en Amor a l’Art (10 de marzo):
Miradas_desde_la_copa

En Twitter se han creado los hashtags #lalonaquenomola y #lonalogia. Mientras el primero se dedica exclusivamente al caso de La Pedrera, el segundo pretende hablar sobre el diseño de lonas en restauración de monumentos. Aquí van algunas perlas en esta red de microblogs:

Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa
Miradas_desde_la_copa

Entradas en blogs:

El cuaderno de Luis (Luis Soravilla): “¿Qué le están haciendo a la Pedrera?“, 15 de febrero.
Rafa Burgos. Guia Oficial de Catalunya: “On és La Pedrera?”, 18 de febrero.

En este último blog, hay un interesante comentario de Montse (20 de febrero):

Sobre la lona de la Pedrera, totalment d’acord Rafa, a Barcelona em sembla que s’ha perdut el senti comú en algunes coses i que a canvi de diners tot val. L’Ajuntament tindria que marcar uns criteris per les lones publicitarias i no permetre el que s’ha fet a la Pedrera o el que Norit ha fet a les torres venecianes de pl. Espanya. Al meu entendre es una gran falta de respecte al nostre patrimoni.

Anecdotario

El domingo 20 de abril, mientras fotografiaba la nueva lona, se me acercaron unos turistas con un mapa de la ciudad en mano. Su pregunta me dejó perplejo, como mi respuesta les dejó a ellos ¡Estábamos delante de La Pedrera y me preguntaban dónde estaba el edificio de Gaudí! Cuando les dije que lo tenían delante, sus ojos se pusieron como platos a puntito de salírseles de las órbitas.

Colofón

Mientras por aquí seguiremos disfrutando de la bonita estampa y del silencio público del gobierno municipal, de insignes representantes de la cultura barcelonesa y de especialistas en Modernisme y en la obra de Antoni Gaudí, en Francia, el presidente del Centre des monuments nationaux, Philippe Belaval, manifestaba en su cuenta de Twitter (el 31 de enero) que en la restauración del Panteón y del Arco de Triunfo de París no se permitiría la colocación de publicidad.

Miradas_desde_la_copaEn el caso del Panteón, la lona que tapará su imponente cúpula se cubrirá el próximo 03 de junio con una instalación artística del fotógrafo y street artist JR. Todo sobre este proyecto en Au Panthéon.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Centre des monuments nationaux]

Monumentos en restauración. Cuando la lona puede marcar la diferencia

Martes, febrero 11th, 2014

Al hilo del caso de La Pedrera, muchos me han preguntado por ejemplos en los que la lona no sea invasiva.

Aquí va, posiblemente, uno de los ejemplos más inteligentes que he visto.

Durante la rehabilitación del edificio que acoge hoy día el Museo Magritte de Bruselas (Bélgica), situado en un lugar emblemático de la ciudad, la Plaza Real, esta fue la solución que me topé en 2008: inteligente, creativa, genial. A la altura del artista, sin duda.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Sobran las palabras: el mundo al revés, el surrealismo magrittiano se ha trasladado a Barcelona para vender coches en una de sus joyas arquitectónicas.

La Pedrera, Patrimonio Mundial transformado en valla publicitaria

Sábado, febrero 1st, 2014

Lamentablemente, mis peores augurios se han cumplido: los gestores de la Pedrera han optado por transformar el edificio en una gran valla publicitaria.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Lorena Ferro]

El poster domination que tanta polémica ha generado en Italia o Francia, que ya había hecho alguna incursión en Barcelona (Casa de les Punxes y el Monumento a Colón), se instala a lo grande en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad: la Casa Milà.

El debate no se centra en la legalidad o no de este tipo de publicidad invasiva y monumental en bienes culturales de alta significación patrimonial. El tema es mucho más relevante que el cumplimiento o no de una simple normativa municipal reguladora.

Estamos hablando de un edificio catalogado como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Lo que significa muchos parabienes, pero también una serie de servidumbres.

Con esta acción, los gestores de la Pedrera, la Fundació Catalunya-La Pedrera, demuestran no estar a la altura de la gran responsabilidad que ostentan, invalidando todo lo bueno que han hecho durante los últimos años.

Leyendo la nota de prensa emitida ayer, 31 de enero, algunos podrían tener la pulsión de aceptarlo como mal menor. Es demagógico que se justifique el tema advocando a otros socialmente tan sensibles:

Con esta decisión, la entidad está en disposición de mantener sus programas sociales en hacia personas en riesgo de exclusión o en situación de dependencia, y el fomento de igualdad de oportunidad, entre otros.

La responsabilidad no es únicamente de los gestores del bien patrimonial, lo es también de las empresas que no tienen empacho en invadir con su publicidad este tipo de edificios singulares, como Nissan. Estas empresas no entienden (o no quieren entender) la singularidad y dimensión de lo que están haciendo.

Empresas inteligentes optarían por algo sutil, comunicándolo de manera inteligente. El caso de Fendi y la Fontana di Trevi es el ejemplo que las cosas se pueden hacer de forma diferente. En cambio, empresas como Nissan optan por la vía fácil del poster domination.

Con esta decisión, la Barcelona europea, moderna y cosmopolita se reduce a su peor versión: una ciudad casposa y con el cartel de “en venta”. Una ciudad incapaz de respetar los monumentos que ha tenido la suerte de heredar.

El ‘síndrome Tamara’ se instala en los museos

Martes, diciembre 10th, 2013

Por diferentes razones que luego intentaré explicar, dos museos catalanes están inmersos en un cambio de nombre: el Museu Nacional d’Art de Catalunya y el Disseny Hub Barcelona.

Vale la pena puntualizar aquí y ahora (pido disculpas por decir tamaña perogrullada), que el nombre es una variable fundamental en términos de branding o creación de marca.

El nombre es, junto a otros identificadores que conforman la identidad verbal y visual de un museo, el elemento que lo identifica y singulariza. No hay dos museos que tengan el mismo nombre, como no hay dos que compartan la misma marca visual.

Digo todo esto para recordar que un proceso de cambio de nombre es algo muy serio.

En el caso de Museu Nacional d’Art de Catalunya se están haciendo cosas muy extrañas (bodas aparte). Poco después que su actual director tomara las riendas del museo, ya manifestó públicamente su intención de eliminar el acrónimo (“No se puede ir por el mundo llamándose MNAC” declaraba a los medios en agosto de 2012) y la necesidad de asociar al museo con la marca Barcelona (eliminando de paso su referencia a Cataluña, que ya se comprendía en el término «Nacional»). Si en lo primero estoy totalmente de acuerdo, en lo segundo en absoluto (especialmente ahora, que se va descubriendo qué es realmente la marca Barcelona).

La respuesta en contra fue tan contundente (se declararon contrarios desde el teniente de alcalde de Cultura de Barcelona hasta el consejero de Cultura de la Generalitat), que nada más se supo del tema. Hasta que recientemente se han visto algunos movimientos comunicativos que demuestran que el proceso de asociación con la marca Barcelona se está llevando a cabo. Concretamente en su dimensión virtual.

Si empezamos por mirar su portal web corporativo, su dirección pasará de la «vieja» www.mnac.cat a la «nueva» www.museunacional.cat. El acrónimo ha desaparecido, dejando paso a solo dos de los elementos que lo conformaban: «Museu» y «Nacional». «Arte» y «Cataluña» han pasado a mejor vida.

Primera pregunta: ¿qué pensarán el resto de museos nacionales de la apropiación que se hace del término «nacional»?

En su perfil de Facebook pocos cambios: no se ve rastro alguno del acrónimo, llamándose Museu Nacional d’Art de Catalunya.

En cambio, en su cuenta de Twitter el desbarajuste es supino. ¡Podemos encontrar hasta tres maneras diferentes de llamarse!: «Museu Nacional Bcn» para el nombre que identifica el perfil, «@MuseuNac_Cat» para el nick y «Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC)» para la descripción.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

Segunda pregunta: ¿pero no habíamos quedado que se desterraba el acrónimo?

Ahora lo que parece pender de un hilo es la especialidad del museo, el «Arte», del que no se tienen noticias más que en la descripción.

Que está claro que la aparición del nombre de la Ciudad Condal no es una mera cuestión de geolocalización se puede comprobar con solo consultar la hemeroteca (concretamente leyendo las propias palabras del director) y observar un pequeño, pequeñísimo detalle que demuestra que las cosas no se están haciendo todo lo bien que se deberían teniendo en cuenta que nos estamos jugando el buen nombre de nuestro museo de referencia. Os invito a que miréis esta nueva captura de su cuenta de Twitter y os reto a detectar ese pequeño detalle:

Miradas_desde_la_copa

Efectivamente, poco después de cambiar el nombre de su cuenta se introdujo una coma. Un pequeño signo gráfico mediante el cual se pretendía justificar la aparición de «Bcn» junto a «Museu Nacional».

Por supuesto que el museo puede deshacerse del acrónimo (es más, debería hacerlo), pero hay otras cosas difíciles de eliminar si de lo que realmente estamos hablando es de un museo, de arte y de Cataluña (en un país maduro y sin complejos, la variable nacional sería totalmente prescindible teniendo en cuenta exigencias básicas de nominología como la economía de palabras: lo que puedas decir con una palabra no lo digas con dos).

Y lo que no puede ser de ninguna de las maneras es que el museo tenga más de un nombre circulando por Internet. Si no nos gusta el que tiene, pues se cambia, pero obviamente uno por uno.

Tercera pregunta: ¿se están haciendo probaturas para ver la reacción de la gente o realmente se está jugando con el tema sin saber bien lo que se está haciendo?

El caso del Disseny Hub Barcelona (DHUB) es diferente. Ahora se llamará así al edificio que albergará a finales del año que viene al propio museo, a Foment de les Arts i del Disseny (FAD) y a Barcelona Centre de Disseny (BCD).

Por su parte, el museo pasará a llamarse Museu del Disseny de Barcelona.

Precisamente ahora, cuando parece que finalmente abrirá sus puertas en el edificio del equipo MBM (quintaesencia de otra época: la de antes del trastazo), se decide que el nombre que se le dió en 2009 (cuando nació públicamente el que debería ser futuro centro especializado en diseño) no es válido.

Todo lo que de arriesgado tenía el proyecto y el propio nombre de Disseny Hub Barcelona (para muchos un simple guiño cool), lo tiene de clásico el de Museu del Disseny de Barcelona (no levantará discusiones, pues lo plano nunca lo hace).

Aquí el problema no solo es que en el cambio de denominación se haya perdido o no. Es que también afecta a aspectos que tienen que ver con la cultura de gestión de nuestros museos y patrimonio cultural (y de tantas otras cosas, como la cultura o la educación): los personalismos.

Un museo o proyecto cultural en marcha no debería cambiar en lo esencial cuando hay relevos entre sus gestores políticos o técnicos. Y por aquí es moneda corriente todo lo contrario: si hay cambio de color político en la administración de la que depende o cambia la dirección del propio equipamiento, es posible que se quiera cambiar todo, incluso el nombre.

El trabajo iniciado en 2009 para alcanzar notoriedad y posicionar un nuevo equipamiento relacionado con el diseño, con la puesta en marcha de una sede provisional en el Palacio del Marqués de Llió de la calle Montcada, no ha servido para nada. Cuando a finales del año que viene abra sus puertas en la plaza de las Glorias Catalanas (esperemos), será una cosa muy diferente.

Por último, y no menos importante: los recursos que suponen esos cambios. Dudo que para crear el nuevo nombre de «Museu del Disseny de Barcelona» se haya acudido a una consultora, agencia o estudio especializado en temas de nominología. Pero sí es público que ese cambio va acompañado de dos nuevas marcas visuales: una para el edificio (Disseny Hub Barcelona) y otra para el museo (Museu del Disseny de Barcelona). Ya veremos el resultado, pero el ganador del concurso público lo tiene difícil para superar la marca visual dinámica del Disseny Hub Barcelona que diseñó el estudio laGasulla, merecedora de un Grand Laus de Diseño Gráfico, dos Laus Or y un Laus Plata otorgados por la Associació de Directors d’Art i Dissenyadors Gràfics del FAD (ADG-FAD) en su convocatoria de 2009. Una marca visual que ya se ha dejado de utilizar, sustituyéndose por una provisional (detalle que demuestra lo mal que se están haciendo las cosas).

Y que los vaivenes y las decisiones personales supongan un gasto para las arcas públicas, por poco que sea, es algo lamentable en los tiempos que corren. En este caso, el concurso para la creación de las marcas visuales asciende a 78.150,40 €. Pero habría que sumarle, como poco, el costo de la marca visual anterior. LAMENTABLE.

Para acabar, una curiosidad: resulta paradójico que el Museu del Disseny de Barcelona prescinda del nombre de la ciudad en los descriptores principales de su cuenta de Twitter y, en cambio, el Museu Nacional d’Art de Catalunya se muera por integrarlo. Curiosísimo.

Miradas_desde_la_copa

Dicho lo cual, viva el Museu Nacional d’Art de Catalunya y el Museu del Disseny de Barcelona (o como quieran llamarse ahora).

Por cierto, ¿alguien podría decirme cómo se llama ahora la «cantante» del No cambié?

Welkom, kapitein Frans Banninck Cocq. Welkom nieuw Rijksmuseum

Sábado, abril 13th, 2013

Por fin buenas noticias: hoy se reinaugura uno de los grandes. Después de una profunda remodelación que ha durado diez largos años, el Rijksmuseum de Ámsterdam vuelve a recibir visitantes. El capitán Cocq y su tropa vuelven a lucir(se).

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Iwan Baan. Cortesía del Rijksmuseum]

No comentaré nada del planteamiento arquitectónico, museológico o museográfico (tendré que visitarlo para opinar), por lo que me centraré en la comunicación del evento. Y solo de este tema hay para hablar largo y tendido.

Empezando por la campaña publicitaria, en la que sobresalen los espots protagonizados por personalidades muy populares en Holanda. El mejor, sin duda, es el que protagoniza el exfutbolista Ruud Gullit. Nada mejor para utilizar la clave creativa del humor que servirse de alguien tan simpático como el astro del AC Milan.

Espectacular la acción Onze helden zijn terug! (¡Nuestros héroes están de vuelta!). Una pieza de marketing de guerrilla (no flashmob, como la etiquetan sus realizadores y algún tuitero despistado*) desarrollada por uno de los patrocinadores del museo (que no por el propio museo), INGnl, y realizada por la agencia de publicidad JWT Amsterdam. No se ha comentado, pero de hecho es una acción más pensada para editar un excelente vídeo que lo haga viral por la Red (marketing viral, pues), que para impactar solo en la gente que visitaba aquel día el centro comercial en el que se desarrolló. Las más de 700.000 visualizaciones del vídeo son la muestra palpable del éxito de la estrategia.

Por otra parte, y relacionado con la cuenta atrás que se puso en marcha antes de la inauguración de hoy, cinco días antes el museo activó la acción Rijks aan tafel (Rijks en la mesa), que estampaba 15 de sus obras maestras en diferentes productos lácteos comercializados en Albert Heijn, uno de los supermercados más conocidos de Holanda. Una buena forma de mantener la tensión durante la cuenta atrás, aprovechando un soporte tan masivo para hacer una acción de marketing promocional (al aplicar unos cupones de descuento para entrar al museo).

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Rijksmuseum]

¡Ver a La lechera de Johannes Veermer estampada en un tetrabrik de leche es una verdadera gozada! ¡La leche!

Después de los casos Fortuny y Explanada de los Museos, necesitaba algo así. Si gracias a los holandeses nació Facebook, ahora renace un gran museo. Dank!

* Perdono a mi admirado Carlos del Amor, que en Twitter habló de performance (Carlos, ¡te han salvado unas bien utilizadas comillas!).   

Nuevo número de la e-revista sobre museos. Para todos, naturalmente

Martes, febrero 12th, 2013

Receta para cocinar un museo para todos

Ingredientes: la sensibilidad y determinación de sus gestores.

Herramientas: los conocimientos en Design for All de un estudio externo.

El nuevo número de Miradas desde la copa, el cuarto, presenta un caso ejemplar para (de)mostrar que se puede cocinar un museo pensado para satisfacer el apetito de TODOS los públicos: Vilamuseu, el renovado museo de Villajoyosa (Alicante).

Y un museo que piensa en todos tenía necesariamente que incluir alguna referencia en su marca visual, la condensación gráfica de esa filosofía del museo alicantino. La explicación de todo el proceso de branding que ha permitido crearla, realizado por Avanti-Avanti Studio, ocupa buena parte de los contenidos.

Ahora me pondré un poco trascendente: es para mi un orgullo publicar este monográfico sobre Vilamuseu y el trabajo de Avanti-Avanti Studio. Y lo es, pues sin duda se convertirá en un referente internacional.

Aunque dedicarle un número monográfico de la e-revista ya conlleva implícitamente mi adhesión total al proyecto, no quiero dejar pasar la ocasión para felicitar explícitamente a Alex Dobaño & su estudio y a Antonio Espinosa/Carmina Bonmatí & su museo: FELICIDADES.

Science World & Rethink. Cuando la creatividad crea buena publicidad

Domingo, febrero 3rd, 2013

Desde hace años sigo la publicidad que la agencia Rethink edita para el Science World de Vancouver (Canadá) y cada vez tengo más claro que es una de los mejores ejemplos internacionales para explicar cómo debería ser la publicidad de museos y otros equipamientos culturales y como debería ser el trabajo de estos con sus proveedores externos.

He seleccionado algunos ejemplos que permiten ver claramente la línea y el tono creativo que ha caracterizado durante años (desde 2004) el trabajo conjunto del centro de divulgación científica y la agencia:  

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

La siguiente acción, que subvierte un soporte publicitario tradicional (un MUPI) al integrar una acción no convencional, implica la interacción de los receptores: una mensaje les pide que aprieten sobre el logotipo del centro y escuchen.

Miradas_desde_la_copa

El resultado, imprevisto e impactante, el siguiente:

Miradas_desde_la_copa

[Imágenes: Rethink]

Y este es el mensaje que se oye: “ACHOO! Did you know that a sneeze can travel 12 feets and hover for 3 hours? It’s true. And gross. But hey, you’ve learned something! Science World can explain”.   

Inteligencia para utilizar el sentido del humor como clave creativa para explicar determinados aspectos científicos. Sin dejar de ser rigurosos, los anuncios enganchan rápidamente gracias a imágenes o montajes impactantes. Para los que queráis conocer todos los trabajos, aquí tenéis el histórico entre 2003-2013.  

En cuanto a la segunda de las características de este trabajo, se demuestra que si se quiere mantener una línea publicitaria clara y homogénea, capaz de convertirse en un rasgo más de la personalidad del museo (que pase a engrosar su identidad corporativa) que los receptores puedan identificar claramente, se tiene que establecer una especie de matrimonio entre los responsables de comunicación del museo y una agencia externa. Para este aspecto de la comunicación de los museos, estos no deberían ser polígamos.

Coda

En la web corporativa del Science World se pueden ver un par de detalles interesantes: en su página de bienvenida incluyen un banner con su misión (“Science World is a not-for-profit organization dedicated to engaging British Columbians in science and inspiring future science and technology leadership in BC”); mientras en el espacio dedicado a medios presentan y explican las piezas publicitarias.

Detalles que denotan que sus gestores saben lo que hacen y entienden la publicidad como un valor añadido para su organización.