Posts Tagged ‘Arte’

Street art travestido en marketing de calle. Publicidad del Museo de Montmartre

viernes, septiembre 13th, 2013

Las relaciones, interferencias e hibridaciones entre arte y publicidad son múltiples desde el siglo XIX. Y desde entonces hasta ahora ambas disciplinas se han ido encontrando en un territorio de frontera, donde unas veces es el arte el que hace una incursión en tierras de la publicidad y otras tantas, la mayoría, es a la inversa: la publicidad acude al almacén inagotable del arte para abastecerse de técnicas, soportes e ideas creativas.    

Paseando por Montmartre, un barrio que transpira arte (¡y turistas!), tuve la fortuna de toparme con dos muestras publicitarias del Museo de Montmartre que demuestran esa relación.

Sirviéndose del street art o arte urbano, la primera es un stencil o estarcido con plantilla sobre los adoquines:

Miradas_desde_la_copa

La segunda, más espectacular, es un cartel con la silueta del chansonnier Aristide Bruant (un wheatpastepor el engrudo que se utiliza para pegar la pieza sobre el muro-):

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Lo interesante de ambas piezas no es la imagen que se utiliza, tomada de uno de los carteles que hiciera Toulouse-Lautrec para el cantante, pues se trata de la marca visual del museo. Lo realmente llamativo es la utilización del street art para promocionar el museo. Un tipo de arte bastante utilizado en acciones de marketing de calle.

Este tipo de acciones publicitarias, más que pertinentes para un museo y un barrio como el parisino, seguramente serían difícilmente aplicables a otros museos de la misma ciudad o de otras. Con las restricciones que imponen las normativas locales, no me llego a imaginar algo parecido por aquí. A no ser que se hiciera de forma ilegal, lo que le devolvería un poco de sentido a las piezas.

En cuanto al street art, ya no sólo es que ha entrado en el museo, es que ahora es el propio museo el que lo utiliza para publicitarse. ¿La anestesia perfecta para esta forma de arte, su prostitución definitiva o una segunda vida?  

De Tetuán a la Luna, vía Barcelona. Dos grandes exposiciones, dos modelos diferentes

lunes, mayo 6th, 2013

En Barcelona, una ciudad mágica en donde las montañas son explanadas, ahora se puede viajar de Tetuán a la Luna en cuestión de unos pocos minutos. Lo que se tarda en caminar de un extremo al otro (yo diría más bien subir/bajar) la «explanada de Montjuïc».

Las exposiciones Georges Méliès. La magia del cine (en CaixaForum Barcelona) y ‘La batalla de Tetuán’ de Fortuny. De la trinchera al museo (en el MNAC) lo permiten.

Siendo dos exposiciones nacidas de planteamientos de gestión muy diferentes, son dos grandes exposiciones.

La primera, una versión mejorada de la que se vió en la Cinémathèque française de París en 2008, es una completísima muestra que descubre los secretos del verdadero padre del cine: George Méliès. Una gran exposición que responde al modelo de compra, como todas o gran parte de las exposiciones que organizan este tipo de centros expositivos.

Miradas_desde_la_copa[Foto: Cinémathèque française]

La segunda es el tipo de exposiciones que los museos públicos deberían hacer más a menudo. Digamos que es una exposición de guerra (nunca mejor dicho): una producción propia cuya actuación se desarrolla en las mismas salas en las que se expone de forma permanente la obra que sirve de tesis. En este caso La batalla de Tetuán de Marià Fortuny.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Dos modelos muy diferentes para dos tipos de instituciones igualmente diferentes. Si empresas y organizaciones privadas pueden permitirse (¡y regalarnos!) la compra de exposiciones, la actual coyuntura hace que los museos de titularidad pública deban aguzar el ingenio para ofrecer muestras low cost. La exposición del MNAC demuestra que con poco se puede hacer mucho.  

Pequeños detalles sobre las dos exposiciones

En Barcelona hemos visitado exposiciones por encima de nuestras posibilidades. Yo no sería quien creo ser sin las muchas exposiciones que he disfrutado en las sedes de la Obra Social de “la Caixa” (primero en el Palau Macaya y más recientemente en la fábrica Casaramona) y en la Pedrera, sede de la reciente creada Fundació Catalunya-la Pedrera. 

En el momento de publicar este post, la visita a las exposiciones de CaixaForum ha dejado de ser gratuita. Y si “la Caixa” cobra entrada es que estamos tocado fondo de verdad.

Si unos cobran, los otros piden nuestra ayuda. Si hace unos posts (en Crowdfunding para salvar a nuestro Giotto) ya comenté la campaña de micromecenazgo que ha puesto en marcha el Real Monasterio de Pedralbes para conseguir parte de los fondos con que restaurar los frescos de la Capilla de San Miguel (¡todo un éxito al conseguir incluso más de lo que se pedía!), ahora son los Amigos del MNAC los que lanzan la campaña ¡Tú también puedes ser mecenas!, pidiendo colaboración para comprar La Plegaria, un excelente dibujo de Fortuny.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Si después de pagar el IBI, IRPF y demás I(mpuestos) te queda algo de líquido bajo el colchón, una buena opción es convertirse en micromecenas. Lo que no deja de ser una oportunidad histórica para la clase proletaria. Hasta en estos detalles podremos los asalariados pasarles la mano por la cara a la burguesía ilustrada de nuestro país: ¡ahora también nosotros podemos ser mecenas! Ya solo quedará pendiente que también podamos quedar impunes tras la comisión de eso que llaman delitos de guante blanco y nimiedades por el estilo. 

La exposición del MNAC debería titularse De la trinchera al museo, dejando para el subtítulo ‘La batalla de Tetuán’ de Fortuny. En casos como este, el orden de los factores sí altera el resultado. Lástima que a la hora de poner título a las exposiciones, los museos todavía primen lo meramente informativo, dejando en un peligroso segundo plano todo lo que podría regalarles una buena redacción publicitaria.  

Novedades sobre la «explanada de Montjuïc»

A continuación, una foto que demuestra lo originales que podemos llegar a ser los barceloneses: estas magníficas escaleras, tipo Acarazado Potemkin, pertenecen a lo que algunos iluminados llaman explanada…

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Ps.: Me perdonaréis por utilizar una imagen procedente del montaje expositivo de la Cinémathèque française para ilustrar la exposición de Méliès en Barcelona. Me hubiese encantado incorporar alguna foto de ella, pero la relación entre CaixaForum y las cámaras fotográficas de los visitantes todavía se basa en el principio del agua y el aceite. 

Frambuesas y buena publicidad en el Guggenheim Bilbao

martes, abril 23rd, 2013

¡Bilbao está de suerte!

El Museo Guggenheim Bilbao se sube al carro de la publicidad. De la publicidad de verdad: la creativa.

La muestra más reciente que lo certifica se puede ver en la campaña de promoción de la exposición L’Art en Guerre. Francia, 1938-1947. De Picasso a Dubuffet.

Miradas_desde_la_copa

Una campaña a la altura de una de las muestras más importantes de la temporada. Y para estarlo, el museo ha buscado bien la pareja de baile, formando tándem con la agencia publicitaria DoubleYou.

Toda la gráfica recuerda visualmente a los carteles y pasquines que se publicaban durante aquellos turbulentos años de la historia europea. Muy acertado, pues las imprentas eran una de las armas utilizadas tanto por la resistencia francesa como por el enemigo nazi.

Miradas_des_la_copa

El espot para televisión e internet también sigue ese hilo creativo, mostrando el ambiente de trabajo de una imprenta. La pieza audiovisual, pensada para viralizar el tema en la red, ha tenido un éxito brutal, alcanzando las casi 600.000 reproducciones (a día de hoy). Teniendo en cuenta que el total de reproducciones del canal del museo en YouTube es de poco más de 850.000, no está nada mal ¿verdad?

En la pieza para radio, todo ese imaginario visual se ha traducido en una cuña con un paisaje sonoro compuesto de diferentes efectos: ruido de bombas y gritos de soldados nazis. 

Ya en el terreno de las frambuesas típicas del mundo postpublicitario*, lo que sería marketing de contenidos, se han redactado un conjunto de historias personales de artistas y personajes que tienen un papel relevante en la muestra, que se han incluido en la cartelería de exterior y en prensa (enteras o en forma de cita) y se pueden consultar en conjunto en la microsite que se ha puesto en marcha.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Museo Guggenheim Bilbao]

Pertinente la conexión entre el mundo online y el offline: los códigos QR que se han insertado en anuncios en prensa y exterior permiten acceder a la microsite y a los contenidos alojados en ella.   

Como la propia agencia comenta, «una campaña en 2013 realizada con materiales de 1940».

Los que queráis saber con detalle qué son las frambuesas, os toca leer Postpublicidad. Reflexiones sobre una nueva cultura publicitaria en la era digital, de Daniel Solana, publicitario y fundador de DoubleYou. Para abrir boca antes de ingerir el libro, una auténtica frambuesa, aquí tenéis alguna pista. Ya os avanzo que es una baya altamente nutritiva.

Welkom, kapitein Frans Banninck Cocq. Welkom nieuw Rijksmuseum

sábado, abril 13th, 2013

Por fin buenas noticias: hoy se reinaugura uno de los grandes. Después de una profunda remodelación que ha durado diez largos años, el Rijksmuseum de Ámsterdam vuelve a recibir visitantes. El capitán Cocq y su tropa vuelven a lucir(se).

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Iwan Baan. Cortesía del Rijksmuseum]

No comentaré nada del planteamiento arquitectónico, museológico o museográfico (tendré que visitarlo para opinar), por lo que me centraré en la comunicación del evento. Y solo de este tema hay para hablar largo y tendido.

Empezando por la campaña publicitaria, en la que sobresalen los espots protagonizados por personalidades muy populares en Holanda. El mejor, sin duda, es el que protagoniza el exfutbolista Ruud Gullit. Nada mejor para utilizar la clave creativa del humor que servirse de alguien tan simpático como el astro del AC Milan.

Espectacular la acción Onze helden zijn terug! (¡Nuestros héroes están de vuelta!). Una pieza de marketing de guerrilla (no flashmob, como la etiquetan sus realizadores y algún tuitero despistado*) desarrollada por uno de los patrocinadores del museo (que no por el propio museo), INGnl, y realizada por la agencia de publicidad JWT Amsterdam. No se ha comentado, pero de hecho es una acción más pensada para editar un excelente vídeo que lo haga viral por la Red (marketing viral, pues), que para impactar solo en la gente que visitaba aquel día el centro comercial en el que se desarrolló. Las más de 700.000 visualizaciones del vídeo son la muestra palpable del éxito de la estrategia.

Por otra parte, y relacionado con la cuenta atrás que se puso en marcha antes de la inauguración de hoy, cinco días antes el museo activó la acción Rijks aan tafel (Rijks en la mesa), que estampaba 15 de sus obras maestras en diferentes productos lácteos comercializados en Albert Heijn, uno de los supermercados más conocidos de Holanda. Una buena forma de mantener la tensión durante la cuenta atrás, aprovechando un soporte tan masivo para hacer una acción de marketing promocional (al aplicar unos cupones de descuento para entrar al museo).

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Rijksmuseum]

¡Ver a La lechera de Johannes Veermer estampada en un tetrabrik de leche es una verdadera gozada! ¡La leche!

Después de los casos Fortuny y Explanada de los Museos, necesitaba algo así. Si gracias a los holandeses nació Facebook, ahora renace un gran museo. Dank!

* Perdono a mi admirado Carlos del Amor, que en Twitter habló de performance (Carlos, ¡te han salvado unas bien utilizadas comillas!).   

Crowdfunding para salvar a nuestro Giotto

martes, marzo 26th, 2013

Miradas_desde_la_copa

Este pequeño fragmento de pintura pertenece a un magnífico edificio medieval de Barcelona, el Real Monasterio de Santa María de Pedralbes. Concretamente a las magníficas pinturas murales del taller de Ferrer Bassa, «nuestro» particular Giotto.

En una pequeña capilla situada en un ala del claustro, la de San Miguel, se encuentra una de las muestras más significativas de pintura gótica de nuestro país. Una delicia que se conserva in situ, lo que les otorga aún más valor si cabe. Para los que no conozcáis todavía el conjunto, aquí tenéis un vídeo que, de forma muy atractiva, explica el proceso de realización:

Para finalizar el proceso de estudio y restauración iniciado hace años con el proyecto Murales bajo la lupa, el Instituto de Cultura de Barcelona ha puesto en marcha una macrocampaña de fundraising, que intentará conseguir 25.000 € entre el 24 de marzo y el 3 de mayo, captando pequeñas donaciones (micromecenazgo o crowdfunding) mediante la plataforma online Verkami.

Para viralizar la iniciativa, se ha editado el siguiente vídeo:

Yo voy a revisar mis cuentas para ver si se puede contribuir. Aunque si pienso que en poco tiempo mis ahorros se pueden volatilizar (siguiendo el modelo chipriota), mejor no me lo pienso y participo. Al menos, siempre que vaya por Pedralbes podré decir que paticipé en algo que vale la pena (y que no es salvar un banco, claro).

Ps.: Espero y deseo que cuando se edite el catálogo de la restauración, donde se publicará el nombre de las personas que han hecho una donación, esté alguno de los magníficos profesores de arte medieval que tuve en la UB: Rosa Alcoy, Pere Beseran, Maria Rosa Terés, Francesca Español y Gaspar Coll. Ellos, que han vivido tantos años de Ferrer Bassa (académicamente, se entiende), deberían ser los primeros en participar. Sería una buena señal.

Desafortunado Fortuny

lunes, marzo 18th, 2013

ATENCIÓN: las imágenes que ilustran este post pueden dañar seriamente tu sensibilidad.

Para que quede claro desde el principio: Fortuny no se merece algo así.

Aunque normalmente publico ejemplos de buenas prácticas, en casos como el que ahora comento creo que es mejor no hacer la vista gorda. Lo considero mi contribución al buen nombre de uno de mis artistas favoritos (visita obligada siempre que paso por el MNAC, para volver a disfrutar una y otra vez de su virtuosa La vicaría o de nuestra particular versión del Origen del mundo, el retrato de Carmen Bastián). 

Un artista como Mariano Fortuny y Marsal, que de no morir a los 36 años seguramente se habría convertido en uno de los grandes de la pintura del XIX, a cuya obra se le pueden asociar palabras como virtuosismo, minuciosidad o preciosismo, no merece que la marca visual que se ha creado para conmemorar el 175 aniversario de su nacimiento sea tan horrible: un «monstruo del diseño» de manual.

Miradas_desde_la_copa

Crear una marca visual en otros ámbitos es muy difícil, pero en el nuestro es muy fácil hacerlo bien, al existir unos referentes visuales potentes y claros desde los que partir. Una obra tan interesante como la de Fortuny permite inspirarse con suma facilidad, no teniendo que acudir a la socorrida firma o al incomprensible fragmento de marco (?).

Y si la marca es horrible, el folleto seguramente la supera (si es que era posible). ¡Qué significa ese montaje que hace que Fortuny sostenga con una de sus manos la marca visual de la conmemoración!

Miradas_desde_la_copa

Cuando creía que mi colección de «Monstruos del diseño» no tendría nuevos miembros de honor, llega a mis manos este «trabajo», que pasa a ocupar un lugar de privilegio. Capaz incluso de superar a la marca visual que se diseñó para celebrar el Año Rusiñol (2006-07).

Está claro que nuestros grandes artistas del XIX no tienen mucha suerte con los «diseñadores» del XXI.

Solo espero y deseo que las actividades y actos que se han organizado sí estén a la altura. Se pueden llegar a tolerar este tipo de conmemoraciones que no concuerdan con un centenario, bicentenario, etc., pero en ningún caso que al final lo menos importante sean las actividades culturales que le dan sentido. Para empezar, no veo en el folleto de actividades ninguna referencia a la exposición La batalla de Tetuán de Fortuny. De la trinchera al museo que se celebrará en el MNAC a partir de abril. Empezamos bien…

¿Alguien visita museos de arte para admirar copias?

viernes, octubre 19th, 2012

Aviso importante. Auténtica oportunidad histórica.

Los amantes de la obra de Egon Schiele tienen la suerte que en el Museo Guggenheim de Bilbao se ha organizado una muestra de sus dibujos, gouaches y acuarelas, conservados en la Albertina de Viena.

Realmente se trata de una oportunidad, ya que el museo que los conserva (la Albertina) no los expone. Vaya, que incumple de forma flagrante la definición del ICOM de lo que es un museo (concretamente aquella parte en la que se especifica su obligación de exponer y difundir el patrimonio que atesora).

Los visitantes que recorran las salas del Prunkräume (las salas de gala del palacio de los Habsburgo), comprobarán que las obras maestras que se exponen, de Durero, Miguel Ángel, Rafael o Schiele, son copias.

Por ejemplo, quien visite el museo y quiera extasiarse ante Joven liebre de Durero, tendrá que conformarse con una copia. Sí, sí, he dicho bien: una reproducción de la obra original.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Lo más grave (si exponer copias en un museo de arte no es ya lo suficientemente grave), es que en ningún momento se avisa al visitante que aquello que hace famoso al museo, su colección de obra gráfica, no se puede contemplar y disfrutar como corresponde: ante los originales.

El visitante solo se da cuenta del engaño si tiene la delicadeza de leer las cartelas que acompañan las obras expuestas en el Prunkräume. Con la anorexia informativa que caracteriza a este tipo de textos museísticos, se indica que por ejemplo Joven liebre expuesta es un facsímil. 

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

En la tienda, eso sí, se aprovecha la imagen de esta obra como base para todo tipo de merchandising, desde puntos de libro hasta el estampado de unos pañuelos (¿pensados para que el sufrido visitante se seque las lágrimas de pena producidas en el momento que es consciente del engaño?).

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

¡Incluso uno puede llevarse bajo el brazo una liebre pop! 

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Si se alegan motivos de conservación preventiva (como así se hace), no se entiende que con los avances que existen actualmente, que permiten exhibir obra en papel sin que por ello se ponga en peligro su integridad, un reputado y recientemente reformado museo no los utilice. Y menos aún que exponiendo copias, no tenga la deferencia de informar previamente al visitante de lo que le espera.

Curiosidades del mundo de los museos del siglo XXI.

Lo dicho al principio: quien quiera ver una buena selección de la obra original de Schiele tiene que ir a Bilbao. Eso sí, quien quiera disfrutar de una deliciosa tarta Sacher puede seguir yendo a Viena.  

A los ángeles de la guarda de nuestro patrimonio cultural. Gracias

martes, marzo 20th, 2012

Entre 1936 y 1939 hubo una lluvia inusitada de ángeles de la guarda por Cataluña.  

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Arxiu Nacional de Catalunya]

No podría hablar tanto en Miradas del MNAC y de otros equipamientos y bienes culturales catalanes sin lo mucho que ellos hicieron. Y no podría simplemente porque prácticamente no habría de qué hablar.

Hoy se celebra una conmemoración muy especial: hace justo 75 años que se inauguró en el Jeu de Paume de París la exposición L’Art Catalan du Xe. siècle au XVe. siècle, la guinda del pastel de la titánica labor de salvaguarda del patrimonio artístico catalán durante la Guerra Civil española.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Arxiu Nacional de Catalunya]

De no ser por determinados políticos como el consejero de Cultura Ventura Gassol, técnicos como el comisario general de Museos de Cataluña Pere Coromines o el comisario general de Arqueología Pere Bosch i Gimpera y colectivos y personas anónimas que llegaron incluso a dar su vida (como Rafael Fuster y Enrique Alexandrino), todo lo que hoy podemos disfrutar por buena parte de la geografía catalana simplemente no existiría. Solo con pensarlo me recorre un escalofrío por el espinazo.

Cada vez que vuelvo a ver fotos como las que ilustran el post me reafirmo más y más en lo mucho que le debemos a aquella generación. Siempre he tenido la sensación que es un capítulo pendiente de nuestra historia museística y patrimonial. Y es que nunca podremos agradecer suficientemente lo que aquella generación hizo por las futuras, entre las que está la nuestra.

Los políticos y técnicos que velan hoy por nuestro patrimonio deberían tener grabado a fuego en su memoria lo que se hizo entonces. Seguro que así no se cometerían los errores que todavía se cometen.  

Sirva este post como humilde homenaje a todas las personas que ayudaron entre 1936 y 1939 a cuidar de nuestro tesoro.   

Reflexiones sobre el caso de la copia de Monna Lisa del Prado

miércoles, febrero 22nd, 2012

Después de unos intensos días, desde que el pasado 1 de febrero Martin Bailey hiciese publica la noticia de la “aparición” de una magnífica copia de la Monna Lisa en la colección del Museo Nacional del Prado, llega el momento de juntar algunas consideraciones sobre el caso de la nueva estrella del Museo Nacional del Prado.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Gorka Lejarcegi]

En este post hablaré de cuestiones técnicas, artísticas y prácticas.

Consideraciones técnicas:

Primera: en contra de lo opinan muchos seguidores del perfil de Facebook del Museo Nacional del Prado, debemos estar eternamente agradecidos a los responsables del Museo del Louvre. Finalmente es gracias a ellos, que en 2010 la pidieron en préstamo para la exposición L’ultime chef-d’oeuvre de Léonard de Vinci, la Sainte Anne, que nuestro museo procedió al estudio y restauración de la obra. Sin ese interés francés no existiría la mediática Monna Lisa del Prado, así de sencillo.

Segunda: aunque es cierto que estaba expuesta (algo en lo que han sido muy sensibles desde el Prado, que han criticado duramente que se hablase de que estaba en sus almacenes), no había merecido gran interés (por estudiarla). Me disgustaría que se malinterpretase o sobreinterpretase este comentario. Sé perfectamente como funcionan los museos (hay multitud de cosas por descubrir de las piezas que forman parte de sus colecciones y un equipo humano limitado), pero la realidad en este caso es la que es.

Consideraciones artísticas:

Primera: no debería usarse lo de Gioconda del Prado. Monna Lisa solo hay una, la pintó Leonardo y está en el Louvre. Que se haga desde los medios de comunicación para dar brillo a la noticia entra dentro de la normalidad, pero quien nunca debería hacer algo así es el propio museo. Y el Prado está “jugando” con el tema. Aunque son escrupulosos en hablar de copia en la información facilitada en el Estudio técnico y restauración de La Gioconda, Taller de Leonardo, en la Galería online donde está la ficha de la obra o en los vídeos subidos a YouTube (Obras de la Colección: La Gioconda (copia), Taller de Leonardo da Vinci y La copia de la Mona Lisa del Museo del Prado. Estudio técnico y restauración) también es verdad que en la página de bienvenida de su portal web corporativo sí se habla únicamente de La Gioconda del Prado (a continuación una captura que lo demuestra).     

Comunicacion_del_patrimonio

El Prado, como institución cultural de referencia a nivel internacional, debería dar muestras de seriedad en este aspecto, alejándose de la frivolidad en la que parece caer en algunos momentos. Me pregunto, ¿sería aceptable que The National Trust jugase al equívoco con la copia de Las meninas que se conserva en la Banks Collection de Kingston Lacy (Dorset, Inglaterra)?

Segunda: aunque a la obra del Prado no se le debería llamar así, popularmente se le llamará. Incluso ya hay quien dice que la original de Leonardo es la del Prado (está claro que no se han molestado en compararlas). No debería decirse pero, como ya pasa con el apelativo popular, también se dirá.  

Tercera: espero y deseo que las verdaderas estrellas del Prado (Las meninas, El jardín de las Delicias, El caballero de la mano en el pecho, Los fusilamientos del 3 de mayo & Cia.) no dejen de serlo. Pasado el revuelo inicial, la noticia novedosa, la copia de la Monna Lisa será como las estrellas que surgen de los reality show de la televisión: fugaces. Será lo que Belén Esteban es a Telecinco. Las verdaderas estrellas siempre estarán en su sitio. Y esas estrellas nacieron de los pinceles de genios tan poco (re)conocidos como Velázquez, El Bosco, El Greco, Goya…

Consideración práctica:

Para los que nos extasiamos delante de Las meninas o El jardín de las Delicias, la “aparición” de la nueva estrella es una excelente noticia. Mediante el simple mecanismo de causa-efecto, los muchos visitantes que se aglomerarán delante de ella dejarán expedito el espacio delante de mis obras favoritas. Ya no tendré que utilizar la técnica de un jugador de rugby para hacerme un sitio a codazos y empujones cuando quiera mirar (que no solo ver)  la obra maestra de Velázquez o de El Bosco.  

Dicho lo cual, solo queda felicitarse por poder disfrutar en nuestro museo de referencia de una pieza singular.

Monna Lisa suma y sigue, ahora en el Prado

miércoles, febrero 8th, 2012

Recomendación de lectura de este post: activar el vídeo del gran Nat King Cole y escuchar de fondo su balada.

Para un giocondólogo declarado como yo (basta mirar en la categoría de Consumo imagen artística la colección de posts que le dediqué hace tiempo), cada nueva noticia sobre Lisa es una alegría.

La última: el Museo Nacional del Prado tenía en una de sus salas una copia de la obra. Hasta aquí ninguna novedad.  

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Pero sorpresa, como publica Martin Bailey en The Art Newspaper, al proceder a su restauración y retirar el negro uniforme que servía de fondo, se ha descubierto el magnífico paisaje, lo que sitúa la copia del Prado en una nueva dimensión: es una magnífica copia que seguramente hizo algún discípulo de Leonardo da Vinci. Es decir, mientras el maestro pintaba y repintaba, miraba y remiraba su estelar retrato, uno de los suyos iba haciendo su copia.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Si la cosa es así, el valor de la copia es de aupa, ya que se conserva significativamente mejor que el original de Leonardo (entre otras cosas, la copia del Prado no la tuvo nadie debajo de su colchón por espacio de casi dos años). Si Vincenzo Peruggia levantase la cabeza…