Museos y Redes Sociales

Acusación particular: Miradas

¿Fomento de la participación o de la injerencia profesional?

Ya comentaba en el post Crowdcurating, ¿hasta dónde debe llegar la participación en los museos? mis dudas sobre la posibilidad que los visitantes decidan el tema y contenidos de las exposiciones temporales. Hasta cierto punto se podía pensar que esa palabra mántrica, participación, podía abocar la institución museística a la infantilización.

Ahora, revisitando la información sobre la convocatoria “5 museos buscan lema” (con su propio hashtag en Twitter: #lema5museos), que lanzaron en la red el Museo Cerralbo, el Museo del Romanticismo, el Museo Lázaro Galdiano, el Museo Nacional de Artes Decorativas y el Museo Sorolla, me vuelvo a plantear los límites de la participación. En este caso, por otros motivos.

Miradas_desde_la_copa

¿Invitar a los internautas a crear el eslogan de este proyecto conjunto de cinco museos madrileños es fomentar la participación o cometer una injerencia profesional?

Hace años, a principios de 2009, el Metropolitan Museum de Nueva York hizo algo parecido con la campaña “It’s Time We Met” (“Es hora de encontrarnos” sería la traducción literal del claim, que esconde un juego de palabras con Met, el nombre con el que popularmente se conoce al museo). Entonces, se invitaba a los visitantes del museo a fotografiar sus espacios y piezas favoritas bajo su particular punto de vista, fotos que seguidamente tenían que colgar del correspondiente perfil del museo en Flickr. Por ejemplo, esta es la fotografía que aportó David Choi:

Miradas_desde_la_copa

De entre todas las muchas propuestas fotográficas que se recibieron, se seleccionaron unas cuantas, que se convirtieron en las imágenes de una campaña de comunicación del museo. Aquí, por ejemplo, se puede ver una pieza de publicidad online que utilizaba la fotografía de David Choi:

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Metropolitan Museum of Art]

En este caso, lo que podría entenderse como una injerencia quedaba tamizada por el objetivo de la acción, que pretendía conseguir y transmitir la visión personal que los visitantes tienen del museo (por ese motivo se citaba en todas las piezas publicitarias al autor de cada una de las fotografías).

Otro ejemplo, más cercano geográfica y temporalmente, fue la acción puesta en marcha a finales de 2013 por el Museu d’Història de Catalunya para fomentar la participación de sus seguidores en su perfil de Facebook. La propuesta, sencilla, era dejar en manos de ellos la elección de la gráfica que serviría para promocionar la exposición temporal “300 Onzes de setembre. 1714-2014”.

Fruto de ese proceso participativo, la gráfica seleccionada por el museo fue finalmente esta:

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Museu d’Història de Catalunya]

Es decir, el Museu d’Història de Catalunya pedía la ayuda de sus seguidores para seleccionar una de las tres posibilidades, pero no les impelía a hacer de publicistas.

En cambio, en el caso de los cinco museos madrileños (no dudo que actuando de forma ingenua e involuntaria) se fomentaba la injerencia profesional de la actividad profesional canibalizada: la publicidad. A la par que la banalizaban, al difundir el mensaje que todos podemos ser redactores publicitarios, capaces de crear un original e impactante eslogan.

Y la publicidad, aunque muchos no lo sepan o no lo quieran saber, es algo muy serio.

Defensa: Museos Sorolla, Cerralbo, Nacional de Artes Decorativas, Lázaro Galdiano y del Romanticismo

La iniciativa #lema5museos. Buscando la visibilidad en redes sociales

El pequeño grupo de trabajo que integra los Museos Sorolla, Cerralbo, Nacional de Artes Decorativas, Lázaro Galdiano y del Romanticismo surgió hace un tiempo como una iniciativa para agrupar a estas cinco instituciones bajo un objetivo común: presentarse como una alternativa de ocio y cultura en Madrid. Estos cinco museos ofrecen colecciones heterogéneas, bajo el denominador común de estar alojados en edificios históricos y de recrear o mostrar (al menos en parte) épocas pretéritas.

MUSEO DEL MARQUES DE CERRALBO

[Foto: Museo Cerralbo]

Una de las preocupaciones de este grupo de trabajo es saber cuál es la opinión del público y de los visitantes sobre nuestros museos: ¿cómo nos ven? ¿qué es lo que más les interesa de nuestras colecciones? ¿tenemos visibilidad entre el turista? ¿qué sienten al pasear por nuestras salas? Por ello surgió la propuesta #lema5museos: nos pareció un modo adecuado de sondear y tomar el pulso al público sobre qué opinión tienen de nuestros museos y qué creen que tienen en común estas cinco casas museo. Además, también era la oportunidad perfecta para hacernos oír en las redes sociales (a través de la promoción conjunta en sendos Facebook y Twitter) y sobre todo escuchar de primera mano a nuestro público, pero también (y muy especialmente) a todos aquellos que nunca nos habían visitado o solamente habían oído hablar de nosotros.

museo-romanticismo

[Foto: Museo del Romanticismo]

Además, esta búsqueda de un lema común para los cinco museos también pretendía ser una fase preliminar para un proyecto más vertebrado, que incluyera un folleto y una campaña promocional conjunta. Desde nuestras instituciones solamente pedíamos un lema, unas pocas palabras que nos definieran, pero nunca ni una imagen corporativa ni un diseño gráfico conjunto, ya que para ello actualmente se está trabajando con profesionales.

museo-sorolla

[Foto: Museo Sorolla]

Podemos decir que la campaña “Se busca #lema5museos” en general fue un éxito de participación, y queremos dar las gracias desde aquí a todos los que aportaron sus ideas. Aunque hubo algunas voces disonantes, la propuesta en general fue muy bien acogida y a los cinco museos nos sirvió para conocer más y mejor qué imagen tiene el público (y el no público) sobre nosotros. En definitiva, y como señala Andrés María Vicent (artífice del lema ganador) queríamos saber que somos “CINCO MUSEOS, OTRO MADRID”.