Archive for the ‘Turismo’ Category

Lascaux, Episodio IV. La copia contraataca

Miércoles, abril 19th, 2017

Hacía tiempo que buscaba un equipamiento patrimonial que me volviese a generar buenas sensaciones, de esas que te hacen volver a creer que se pueden hacer las cosas con excelencia: por fin lo he encontrado en Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal.

Lascaux. Episodio IV

Entre las muchísimas cosas que se pueden comentar, me centraré en las tres que más me interesan (por ejemplo, dejo el análisis del magnífico edificio de Snøhetta -a Libe Fdez Torróntegui de reharq* seguro que le interesa-, la gráfica, el merchandise, el despliegue tecnológico, etc. etc.).

Edificio

Sobre la copia de la cueva o la cueva simplemente

A diferencia de la histórica Lascaux II (inaugurada en 1983), ahora se ha reproducido casi la totalidad de la cueva.

Neocueva

Como defensor del original y su aura, he de decir que en un momento dado de la visita a la reproducción me vi comentando con una de mis acompañantes, Yrene Bueno, el detalle del friso de los ciervos cruzando el río. En ese preciso momento me di cuenta que me había olvidado complemente que estaba visitando una copia.

En el caso de Lascaux IV, la experiencia cultural es plena. Aceptando que no se puede visitar el original, la copia lo representa con honores.

Sólo un par de detalles del buen trabajo para conseguir esa inmersión del visitante: dentro de la neocueva la temperatura es la misma que en la cueva (16°C) y la luz está colocada de tal manera que reproduce la incidencia que debieron tener las lámparas paleolíticas en las pinturas (aquí es el único momento del artículo en el que me permito una pequeña observación: para darle más verosimilitud a la iluminación, en algún punto se podría reproducir el parpadeo característico de una llama).

Sobre el uso de la tecnología o el equilibrio entre la mediación tecnológica y la humana

Aunque la presencia de la tecnología es muy relevante en Lascaux, los impulsores del proyecto no han olvidado que un centro así también tiene la obligación de generar empleo.

La totalidad de la visita se hace acompañada de una tablet, pero en la primera parte de inmersión y exploración por la terraza mirador, el abrigo, el camino del descubrimiento y la réplica de la cueva (me sirvo de lo comentado por Manel Miró), el peso lo lleva una persona.

Guía

Sólo un detalle del buen trabajo que realizó la profesional que me acompañó en esa parte de mi “aventura” por Lascaux: como conclusión y despedida, y ante la imposibilidad científica de saber el papel concreto que jugó el arte parietal para sus creadores, nos ofreció algunas de la hipótesis que se han barajado, invitándonos a imaginar la que a nosotros nos pareciese más evocadora. Una forma bella de despedir a un grupo.

En cuanto al despliegue tecnológico, el mejor piropo es que funciona cuando tiene que hacerlo. Dispositivos móviles, Realidad Virtual y Realidad Aumentada al servicio de la mediación cultural.

Tecnología

Sobre el cierre de la Cueva de Lascaux o una acción de Difusión preventiva

Una de mis inquietudes antes de la visita era conocer el tratamiento de un tema fundamental: la explicación de las razones que llevaron al gobierno francés liderado por su ministro de cultura, André Malraux, a cerrar la cueva en abril de 1963.

En El taller de Lascaux se resolvía mi inquietud. El display Un equilibrio frágil explica de una forma muy visual y efectista los problemas que genera la presencia humana en el interior de una cueva como la de Lascaux: aumento de la temperatura, de la humedad y de CO2.

Difusión preventiva

En este punto no quiero olvidar la anécdota que explica uno de los “padres” de la conservación preventiva, Gaël de Guichen. Miembro del equipo que trabajó en la conservación de Lascaux, explica que la forma que tuvieron de hacer entender a la población local que se tenía que cerrar la cueva era utilizando el símil con uno de los productos estrellas del Périgord, el foie. De la misma manera que al abrir una lata de foie en conserva se produce una alteración inmediata en el producto, algo parecido pasaba con la cueva: se había mantenido protegida durante los miles de años que había permanecido sellada, pero con graves afectaciones desde que se había abierto al público, que la visitó masivamente entre 1948 y 1963. Llegado este momento, tengo que confesarme: albergaba la esperanza que esa fuese la forma de explicárselo al visitante.

Vaya en la siguiente foto mi homenaje a Gaël de Guichen y al magistral símil de la lata de foie.

Gaël de Guichen

En conclusión

Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal es, sin ningún género de dudas, el centro de referencia de la presentación del arte parietal paleolítico.

Si en su momento ya recomendé a los interesados en museografía, museos y patrimonio la visita a la Vall de Boí para conocer el mapping Taüll 1123, ahora recomiendo la visita al centro de Montignac.

Un profesional con inquietudes y, por tanto, que quiera estar al día, debe visitar Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal. 

En mi caso, hacía mucho tiempo (demasiado) que no recordaba ser tan feliz visitando un equipamiento patrimonial. He de reconocer que también tienen su parte de responsabilidad las dos personas que me acompañaron: Yrene Bueno y Manel Miró. Vaya mi agradecimiento a los dos por aceptar mi propuesta con entusiasmo.

Lascauxfolie

[Fotos: Snøhetta y Miradas desde la copa]

En vista de la magnífica experiencia, está claro que habrá que visitar la Caverne du Pont d’Arc, el otro gran proyecto francés de presentación de una cueva con arte parietal, en este caso de la Cueva de Chauvet.

Con sólo investigar un poco en su web dan ganas de hacerlo mañana mismo.

DCIM100MEDIADJI_0084.JPG

[Foto: Caverne du Pont d’Arc]

Por ahora me conformo con el documental de Werner Herzog “La cueva de los sueños olvidados”.

Bonus track

Le Monde (2017), “Les merveilles de Lascaux. Du chef-d’œuvre à la réplique intégrale”, marzo.

Manel Miró (2017), “Lascaux IV, el triunfo de la réplica”, Raining Stones. Interpretar el patrimonio.

Para los lectores que no puedan viajar hasta Francia, pueden conocer la Cueva de Lascaux gracias a la visita virtual disponible aquí. ¡Buen viaje al paleolítico!

Una última observación: en el viaje virtual se puede acceder al Pozo (con la única representación humana de todo la cueva) y al Divertículo de los Felinos (con grabados), que no se han podido reproducir físicamente por su poca accesibilidad (el arte parietal del Pozo sí se reproduce en El Taller de Lascaux).

El Park Güell en la época de la regulación de acceso. Foto fija

Martes, abril 14th, 2015

Si hay un reto en la gestión del patrimonio cultural de nuestro país, se trata sin duda del Park Güell de Barcelona.

¿Cómo gestionar de forma sostenible y creativa un conjunto monumental altamente visitado? Se dispone de un conjunto de indudable valor patrimonial y un problema a solucionar, un verdadero reto que podía haberse convertido (todavía puede hacerse) en un campo de experimentación en el que poner en juego lo ya aplicado en otros bienes patrimoniales que han vivido situaciones parecidas (el más evidente es Stonehenge) e imaginar y testar otras nuevas medidas. Algo que hubiese permitido ir más allá de la simple solución local al problema concreto, proyectando el caso a nivel internacional.

El pasado sábado visité el Park Güell, la primera vez desde que se regulase el acceso a una porción en octubre de 2013, con la intención de comprobar in situ y en primera persona la incidencia de esa medida en la gestión del bien patrimonial, comparándola con la situación anterior (que ya relaté en un post de 2012: Güellcome to Barcelona, tourists) y sin tener en cuenta lo que pueda pasar en el futuro (como por ejemplo, la anunciada puesta en marcha de un centro de interpretación en la Casa Jaqués).

El objetivo fundamental de la visita de campo era dar respuesta a un par de preguntas:

¿Ha mejorado la calidad de la experiencia de quienes ahora lo visitan?

¿Ha fomentado una relación sostenible entre los visitantes y el conjunto monumental?

Y la respuesta a ambas preguntas es, en síntesis, negativa. Y quiero puntualizar en este punto que buscaba que la respuesta fuese todo lo contrario, pero la realidad es tozuda.

¿Ha mejorado la calidad de la experiencia de quienes lo visitan ahora?

En cuanto a la mejora o no de la experiencia de los visitantes, hay dos variables que la facilitan: la confortabilidad durante la visita y los dispositivos de mediación que permiten extraer el máximo jugo divulgativo al recurso patrimonial.

La regulación, que permite el acceso a la zona más popular del conjunto a no más de 400 personas cada media hora, es cierto que ha descongestionado un poco los puntos calientes, como la Escalinata de la Salamandra, la Sala Hipóstila o la Plaza de la Naturaleza con el banco ondulado. En este aspecto, siendo un espacio relativamente reducido, es difícil evitar que se produzcan aglomeraciones en esos lugares concretos.

Por el contrario, ha supuesto la congestión del espacio museográfico de la Casa del Guarda, en el que ahora se generan largas colas para acceder.

Miradas_desde_la_copa

Y también un aumento evidente de la presión de visitantes en las zonas del parque de libre acceso (recuérdese, más del 90 % de la superficie total del conjunto monumental catalogado por la UNESCO en 1984).

Miradas_desde_la_copa

Hablando de los dispositivos de mediación que se ofrecen al visitante, siendo exigente y realista, tampoco son capaces de ofrecer una experiencia memorable o UNIQUE (Uncommon, Novelty, Informative, Quality, Understanding & Emotions) como reclamaba hace años el especialista holandés Frans Schouten. Algo que sin duda merece un conjunto monumental como el Park Güell.

Claro está que antes de la regulación no existían ni folleto con ruta autoguiada, ni señalética divulgativa, ni aplicación móvil. Pero es que la situación anterior a 2013 era vergonzante, impropia de un país desarrollado.

Que perviva el viejo sistema señalético con uno nuevo, y la deficiente calidad de este último (tanto en lo que se refiere a materiales, como a diseño y contenidos), ya habla por sí solo de lo poco que se ha invertido en algo tan fundamental para conseguir una mediación cultural de máxima cobertura y, por tanto, eficacia divulgativa.

Miradas_desde_la_copa

La aplicación móvil, más allá de su calidad, no asegura ese alcance a todos los visitantes como sí lo hace un bien diseñado sistema señalético, por más que el papanatismo tecnológico que nos asola continúe difundiendo la idea que cualquier acción de mediación cultural tiene que pasar inexorablemente por lo tecnológico.

¿Ha fomentado una relación sostenible entre los visitantes y el conjunto monumental?

Aunque existe un servicio de vigilancia, distribuido estratégicamente por las zonas conflictivas, es más que evidente que la relación tampoco ha mejorado. Es tal la presión en la zona de la salamandra o del Pórtico de la Lavandera, que los vigilantes son incapaces de contener los comportamientos inapropiados de algunos visitantes, que para tomarse la correspondiente fotografía continúan subiéndose a la salamandra o escalando por el muro de contención.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Está claro que informar en los accesos con un pictograma (Respeten el patrimonio) y colocar vigilantes no es suficiente para eliminar comportamientos como los que se pueden ver en las dos fotografías y que se repiten de forma constante.

Conclusión de la foto fija

Ya comenté cual era mi posición en el post Desajustes en la Gestión del Patrimonio cultural en Barcelona. El caso del Park Güell: sí a la regulación. Obviamente si con esta medida se aseguraba de forma clara y evidente una mejora en la calidad de la visita y en la conservación del conjunto monumental, lo que pasaba por poner en marcha una gestión profesional y creativa y por invertir en el propio parque (tanto en la zona regulada como en la no regulada) el 100 % de los beneficios conseguidos con la venta de entradas.

Solo se puede defender una regulación de acceso como la puesta en marcha por el Ayuntamiento de Barcelona si la situación hubiese mejorado de forma ostensible. Y por ahora, eso no pasa.

Bonus track

Schouten, Frans. “Improving Visitor Care in Heritage Attractions”. Tourism Management, vol. 16, núm. 4, 1995, pp. 259-261.

Tarraco Viva, savoir faire para activar y comunicar el patrimonio cultural

Martes, mayo 27th, 2014

1999 dC. Nace Tarraco Viva.

Miradas_desde_la_copa

Un festival especializado en la divulgación histórica de época romana. Creado para servir de lanzadera a la candidatura de Tarragona como ciudad Patrimonio Mundial por la UNESCO, su principal objetivo era y es:

Divulgar el conocimiento de la historia antigua y ser capaces de poner a disposición del gran público herramientas de reflexión sobre el pasado histórico. No basta con conservar y estudiar el Patrimonio Histórico. Sin la divulgación y democratización del conocimiento histórico que nos proporciona dicho patrimonio, se pierde una gran parte del valor cultural y social del mismo. Historia para todos podría ser un lema de las jornadas. La divulgación histórica es el verdadero eje central de todas las jornadas por encima de otros objetivos.

Pasados los años, se ha convertido en un ejemplo de savoir faire en la gestión del patrimonio cultural. Una muestra que demuestra que cultura, patrimonio cultural y turismo pueden ir de la mano. En otro de los objetivos del festival queda clara esa voluntad de vincular patrimonio y turismo:

Crear un producto cultural de gran calidad para generar flujos de turismo cultural relacionado con el patrimonio histórico. Para ello los criterios de programación y de comunicación de las jornadas se estudiaron con detalle y se programan las actividades en función de dichos criterios y no de otros ajenos a la propia organización.

Bien es verdad que para que todo esto pase hay que poner un Magí Seritjol en nuestras vidas. El director del festival sabe perfectamente lo que quiere y su pasión y entrega al proyecto permite que se vaya desarrollando según esos estándares.

No seré injusto con la clase política: sin el apoyo del Ayutamiento de Tarragona nada sería posible. Desconozco los tira y afloja entre el equipo del festival y los políticos municipales (debe haberlos, siempre los hay), pero la verdad es que el festival ha llegado a su XVI edición con una excelente salud.

Si el compromiso del consistorio municipal es evidente, no se puede decir lo mismo del gobierno de la Generalitat de Catalunya. Seré directo: cada vez que visito los recursos patrimoniales de la Tarraco romana tengo la misma sensación: merecen una puesta en valor que los dignifique, pues en algunos casos su musealización es indigna. Una sensación que siempre va acompañada de la misma reflexión: si recursos patrimoniales tan potentes como los de Tarragona (recuerdo: Patrimonio Mundial) no merecen una inyección económica importante que permita sentirnos orgullosos de ellos, es que como país no somos dignos depositarios de este legado.

Una acción comunicativa digna de Avgusto

En cuanto al tema comunicativo, los organizadores del evento son dignos seguidores de Augusto.

Si este emperador romano fue consciente que para apuntalar su proyecto político era interesante utilizar el arte (arquitectura, escultura, literatura, etc.) como soporte de propaganda política, el equipo de Tarraco Viva (Magí Seritjol, Manel Granell & Cia.) y el Patronato de Turismo de Tarragona saben muy bien que hoy día una porción importante de la comunicación se juega en la arena digital.

La organización de un conjunto de convocatorias exclusivas para influencers o prescriptores 2.0 lo demuestra.

Entre todas las acciones que se han hecho en el marco de la XVI edición del festival, centrado en el bimilenario de la muerte de Augusto, las tres más llamativas han sido la convocatoria para instagramers y las convocatorias para bloggers gastronómicos y bloggers patrimoniales (en la que tuve el placer de participar).

En esta última, organizada por Carme Rodríguez bajo el ‘paraguas’ de Cafès de patrimoni (información sobre este colectivo aquí), se convocó a un total de 15 personas, la mayoría bloggers. Durante toda una jornada, pudimos conocer de la mano del director del festival la exposición “Avgusto, una civilización mediterránea”; disfrutar en el anfiteatro de uno de las espectáculos más recomendables para entender como debe ser la divulgación del patrimonio, los “Mvnera Gladiatora” del grupo de recreación Ars Dimicandi; conocer en el circo como era el trabajo del cuerpo de bomberos de Roma por medio de “Excvbitorivm cohors vigiles” del grupo Thaleia; o asistir al espectáculo nocturno “Avgusto, el poder de la máscara” con Projecte Phoenix. Sin olvidar la parada técnica para comer, en la que tuvimos la oportunidad de probar un menú de cocina romana del programa Tarraco a Taula.

Miradas_desde_la_copa

Una intensa jornada muy bien organizada y planificada que permitía una excelente aproximación al festival. Todo un acierto desde el punto de visto de organización de este tipo de acciones comunicativas para relacionarse con influencers.

A modo de conclusión

Desde hace bastantes años están pasando cosas muy interesantes en el territorio, que nada tienen que ver con Barcelona y la marca Barcelona. Los políticos que gestionan el patrimonio cultural catalán no deberían olvidar que Tarraco Viva es una de ellas. Pero atención, no para transformarlo en “Tarraco Viva, Bcn” (primera pulsión del político centralista cuando algo funciona), sino para ser conscientes que parte de las soluciones para gestionar nuestro patrimonio están en el territorio, no en los despachos de flamantes agencias.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Bonus track:

Santos M. Mateos: “Tarraco Viva o la divulgación del patrimonio como motor dinamizador”, Miradas desde la copa, 10 de junio de 2013.

Daniel Zapater: “Tarraco Viva amb els 5 sentits”, Mosaics de cultura, 26 de mayo de 2014.

Cafès de Patrimoni: “Valoració de ‘Carajillu de Cafès’ al ‘XVIè Festival Internacional Tarraco Viva'”, Cafès de Patrimoni, 27 de mayo de 2014.

Antoni Rojas: “Tarraco Viva 2014. Una visió des de la Recerca”, Patrimoni Cultural Blog, 27 de mayo de 2014.

Jordi Suriñach: “Tarraco Viva busca realment la transmissió de coneixement”, El blog de Tarragona Cultura – Ajuntament de Tarragona, 27 de mayo de 2014.

Vàngelis Villar: “Omnia Tuta Feliciter, una trobada de bloggers a Tarraco Viva”, Paisatges Culturals, 27 de maig de 2014.

Oriol Fort: “Postexcavatòrix al festival Tarraco Viva en el marc del Carajillu de Cafès”, Postexcavatòrix. El racó de l’arqueologia catalana, 28 de maig de 2014.

Eva Jove: “Tarraco Viva: vint dies de retorn al passat”, Cabrablog, 31 de mayo de 2014.

Desajustes en la Gestión del Patrimonio cultural en Barcelona. El caso del Park Güell

Lunes, marzo 24th, 2014

Este post desarrolla Escaparatismo. La política patrimonial y museística de Barcelona.

En el caso del Park Güell, el problema de partida era la masificación.

Como ya relaté irónicamente en el post Güellcome to Barcelona, tourists y Manel Miró en El Park Güell ¿Patrimonio mundial o caos monumental?, la situación de la zona monumental había llegado a un punto de máxima degradación, de aparente no retorno. Una verdadera vergüenza para una ciudad supuestamente avanzada.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Después de diversos intentos para dar una respuesta concreta al problema, el actual consistorio municipal ha procedido finalmente a la regulación del acceso a una porción de la zona monumental (un 7,9 % de la superficie total del parque público).

Miradas_desde_la_copa

[Imagen: Ajuntament de Barcelona]

Y regular quiere decir pasar a cobrar entrada. Si bien es cierto que gestionado en tiempo y forma, se puede disponer de acceso gratuito previo registro presencial en Gaudir+BCN y los vecinos de los barrios colindantes tiene acceso libre previa acreditación en los tornos de entrada.

MIradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: L’Argot. Art Urbà Combatiu]

En el caso del Park Güell, la solución para conciliar usos entre la comunidad local y los turistas ha pasado por la privatización parcial de un parque público. Singular, es cierto, pero público al fin y al cabo. Algo parecido a lo pasó hace años con el Parque del Laberinto de Horta.

En este caso, el desajuste ha sido previo a la decisión de controlar el acceso. Me temo que la situación extrema a la que había llegado el conjunto monumental era fruto de una estrategia premeditada: dejar que la situación fuese insostenible para poder actuar después con un cierto crédito ante la comunidad local. El señor Juli era la constatación palmaria de esa dejadez: toda la vigilancia sobre el recurso patrimonial se limitaba a su voluntarioso, limitado e ineficaz papel.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Miradas desde la copa]

Merece la pena dejar muy claro que la lamentable situación en la que se encontraba el Park Güell, ha sido responsabilidad también de anteriores consistorios municipales, de color político diferente al actual. En una situación tan crítica como la que se vivía los últimos años, en vez de hacer verdadera política patrimonial utilizando la técnica de ‘coger el toro por los cuernos’, se optó por la nefanda de ‘marear la perdiz’ (que ni tan siquiera se puede catalogar de política patrimonial).

En un punto de no retorno como el que se encontraba la zona monumental, estaba claro que la solución pasaba por regular el acceso. Plantearse lo contrario era:

Primar el uso y disfrute del parque público por encima de la conservación de la zona monumental.

No ser conscientes que, hoy en día, el Park Güell es algo más que un parque, al disponer de un recurso patrimonial capaz de atraer visitantes de forma masiva.

¿Quién gana en el caso del Park Güell? Los visitantes y el conjunto monumental.

¿Quién pierde? Los ciudadanos de Barcelona ciudad, propietarios del parque, que ven como un espacio público se mercantiliza.

__________

Recomiendo pasearse por el blog de la Plataforma Defensem el Park Güell y visionar su documental El dret a gaudir (subtitulado en castellano).

__________

Curiosidades comunicativas:

La palabras, peligrosas ellas, las cargas el diablo.

Que la persona responsable del Park Güell en B:SM. Barcelona de Serveis Munipals, Míriam Plaza, tenga como cargo el de Jefa de Explotación del Park Güell.

Que su paticipación en el Forum TurisTIC. Congreso sobre la aplicación de las TIC en el turismo lleve por título Park Güell. Un museo abierto. Una oportunidad en la gestión turística y cultural.

Que el claim de la campaña de publicidad que se hizo por la ciudad fuese El Park com mai l’has vist.

Desajustes en la Gestión del Patrimonio cultural en Barcelona. El caso del Born

Lunes, marzo 17th, 2014

Este post desarrolla Escaparatismo. La política patrimonial y museística de Barcelona.

La relación entre patrimonio cultural y turismo, anhelada por unos y rechazada por otros, balanceándose entre utilitaristas y paranoicos utilizando palabras de Néstor García Canclini, está viviendo dos casos de manual en Barcelona: el Born Centre Cultural y el Park Güell.

Más allá de la (eterna) discusión sobre la relación, me interesa focalizar el tema en los desajustes que está generando el cambio experimentado durante este año en dos recursos patrimoniales tan emblemáticos (por motivos bien diferentes) de la Ciudad Condal, gestionados ambos por el consistorio municipal. Concretamente en el malestar que están produciendo esas modificaciones entre los vecinos que viven cerca de ellos.

El Park Güell, un parque público, regula el acceso a la zona monumental desde el pasado 25 de octubre de 2013. Le dedicaré un próximo post a este caso.

El Born abrió sus puertas el pasado mes de septiembre de 2013, después de una espera de más de diez años, con el nombre de El Born Centre Cultural.

Cambios y desajustes que tienen una relación directa con el propio rumbo que tomó la ciudad hace unas pocas décadas: su rápida conversión en ciudad turística.

El desajuste en el caso del Born se centra en su entorno.

Miradas_desde_la_copa

Para los visitantes del resto de Barcelona y del resto del mundo es un regalo. No solo por la posibilidad de visitar gratuitamente un conjunto realmente espectacular (edificio y yacimiento arqueológico), sino también por la peatonalización de su entorno. Esa transformación de la vía pública, que ha facilitado el nacimiento de un espacio mucho más amigable para los paseantes e infinitamente mejor para el propio equipamiento patrimonial, es precisamente uno de los puntos de fricción con los residentes de la zona.

Miradas_desde_la_copa

Donde la mayoría vemos un espacio ganado para los peatones, ellos han visto eliminadas de un plumazo las plazas de aparcamiento disponibles.

Otro de los miedos de los residentes es la más que segura privatización de buena parte de esa nueva zona peatonal.

Aunque la recientemente aprobada Ordenanza de terrazas (que entró en vigor el pasado 1 de enero) cataloga este espacio como de ordenación singular, se puede imaginar fácilmente que, por efecto directo de la presión de la industria turística y del turismo, comenzarán a florecer bares y restaurantes que poco a poco irán copando el espacio con sus terrazas. Lo que ahora es un entorno virgen en este sentido, es más que seguro que en poco tiempo estará infectado de mesas y sillas, estufas y parasoles. Tiempo al tiempo…

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

En el caso del Born, aunque todavía no ha pasado, es fácil aventurar que el entorno (vía pública peatonalizada) sufrirá una progresiva privatización.

¿Quién gana? Parece que, por KO técnico, ganará el combate una manera de entender la gestión del patrimonio para la que no existen líneas rojas si hay un beneficio económico. El Born se utilizará como decorado teatral de una vía pública tomada por terrazas en las que los turistas podrán degustar una paella regada con sangría (como bien sabéis, algo muy típico de la gastronomía barcelonesa).

¿Y a nosotros qué nos queda? Como decía la periodista e historiadora Anatxu Zabalbeascoa en “La calle en venta”: ¿qué nos queda a nosotros si ni siquiera podremos irnos a la p… calle?

Escaparatismo. La política patrimonial y museística de Barcelona

Lunes, marzo 3rd, 2014

La política patrimonial y museística de Barcelona está produciendo últimamente sonoros titulares. La causa principal tiene relación directa con el rumbo del Consistorio municipal, que aplica una hoja de ruta neoliberal sobre los recursos patrimoniales de la ciudad.

Su política se basa en el escaparatismo. Según la Wikipedia:

El escaparatismo es el arte de presentar de forma adecuada, combinando objetos y materiales, los artículos que tiene a la venta un establecimiento en su escaparate.

Parte el éxito comercial de una tienda depende de que la decoración de su escaparate sea apropiada y atractiva. De hecho, la superficie disponible para escaparate se considera un factor de valoración económica del local comercial.

Se prima una política patrimonial y museística tipo “puesto de fruta de La Boquería”

Miradas_desde_la_copa[Foto: Neus Prats]

Diseñada como un puesto de fruta del otrora popular mercado de La Boquería.

Mima los grandes equipamientos, que se utilizan como escaparate. Olvida que la cultura también se genera desde pequeños equipamientos, dejados a su albur.

Proyecta nuevos museos como el Museu de les Cultures del Món¹ o ‘proyectos’ como la Montaña (antes explanada) de los Museos de Montjuïc. Olvida la precariedad en la que viven los que ya existen, a los que se castiga escondiéndolos en la trastienda.

Se priman acciones y actividades tipo “macedonia de fruta de La Boquería”

Miradas_desde_la_copa[Foto: Neus Prats]

Agradable a la vista, de ingesta rápida y digestión liviana.

La reciente reconstrucción del graffiti «Todos juntos podemos parar el SIDA» de Keith Haring es una excelente muestra de este tipo de acciones. Un tipo de arte de vocación efímera, es devuelto a la vida por su mismo ejecutor.

Miradas_desde_la_copa[Foto: Silvia T. Colmenero]

Los gestores de la cultura oficial reconstruyen en 2014 un graffiti pintado el 27 de febrero de 1989 y destruido por el higienismo urbanístico de 1992.

No solo tiene poco sentido repintar un graffiti, sino que además se hace en otra localización, a conveniencia de lo que se llama “Marca Raval Cultural”. El Consistorio, actuando como el Dr. Frankenstein, crea un monstruo para la veneración de los turistas. Lo lamento mucho por algunas personas y colectivos que lo entienden como una forma de recordar a la sociedad la presencia del SIDA, pero que la cosa se reducirá a la obra y no al mensaje es una verdad como un templo.

Las estructuras oficiales del arte son como un circo. Cuando les interesa, cazan al animal salvaje y lo domestican para que baile a su antojo. Con el street art o arte callejero llevan años intentándolo. Si un graffitero local y desconocido es pillado in fraganti, caerá sobre él todo el peso de las ordenanzas municipales. Por el contrario, si se identifica como el misterioso Banksy, le pondrán alfombra roja y le invitarán a pintar una de sus obras sobre la fachada gótica de la Casa Consistorial. Con el tiempo, lo arrancarán y trasladarán a un museo como si se tratase de un fresco del maestro de Taüll.

En el caso de Barcelona, no dejan ni descansar la memoria de un animal de la calle fallecido por aquello que denunciaba en su mural.

Solo interesa el margen de beneficio que pueda generar cada quilo de fruta

Limitando el impacto del patrimonio cultural a lo económico y dejando de lado otros de sus valores de uso, como el social, cultural, educativo, identitario, etc.

No solo eso, sino que además hace mal su trabajo centrado en las cifras, pues esa mirada miope se olvida de lo siguiente:

¿Qué sería de la Barcelona turística sin elementos o conjuntos monumentales como el Park Güell o el Barrio Gótico?

¿Es que el Park Güell o el Barrio Gótico no son parte esencial de los tangibles por los que muchos turistas deciden visitar la ciudad?

Es decir, se olvida que en la variable económica también existe el impacto indirecto. Brutal en el caso del patrimonio de Barcelona. Tanto como para afirmar que sin ellos no sería una ciudad turística.

Cada recurso del patrimonio barcelonés es una gallina de los huevos de oro. Como los buenos avicultores saben, la manera de tratar inteligentemente a una gallina así es construyéndole un buen nidal y mimándola, no haciendo caldo concentrado con ella.

Por desgracia, el Ayuntamiento de Barcelona está aplicando una política patrimonial y museística cortoplacista y pirotécnica. Ejemplos ilustres son el Museu de les Cultures del Món o el proyecto de la Montaña de los Museos de Montjuïc.

Una política que asegura litros de caldo para hoy, pero que nos deja sin gallinas para el mañana.

¹ Sobre el caso concreto del Museu de les Cultures del Món, recomiendo la lectura de los artículos El Museu de les Cultures del Món, una animalada y Sobre els museus etnològics de Llorenç Prats.

___________

Los próximos 17 y 24 de marzo publicaré los posts Desajustes en la Gestión del Patrimonio cultural en Barcelona. El caso del Born y Desajustes en la Gestión del Patrimonio cultural en Barcelona. El caso del Park Güell, que focalizan alguna de las cuestiones tratadas en este post.

Cartagena, sorpresa monumental

Miércoles, marzo 13th, 2013

He tenido la suerte que me invitaran como ponente a un curso organizado por el Museo del Teatro Romano de Cartagena, lo que me ha permitido conocer de manera rápida (toca seguro una segunda visita con más calma) el museo y la propia ciudad.

Y la sorpresa ha sido monumental: ¡la ciudad es una bombonera y el teatro romano el bombón principal!

cartagena-01

Si el centro histórico de la ciudad me pareció de esos que invitan a pasear sin rumbo (el marco perfecto para un museo de sitio tan monumental como el del Teatro Romano), entrar al teatro fue una experiencia impresionante. Es increíble que una estructura tan imponente haya permanecido oculta durante siglos y siglos, para aparecer de nuevo en los años noventa del siglo pasado. ¡De película!

Miradas_desde_la_copa

Y el museo, obra de Rafael Moneo, está a la altura del recurso que gestiona. Muy de agradecer en un museo de sitio como éste.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Mi intervención trataba, como no, de la comunicación de los productos patrimoniales. Y precisamente lo único que le falta a Cartagena para ser un potente destino especializado en turismo cultural es posicionarse en el mercado turístico, darse a conocer entre sus potenciales públicos. Y eso, pasa, como no, por la comunicación: la «pata» de la gestión patrimonial que permite posicionar un producto cultural. Por el compromiso, el sentido común y el entusiasmo que percibí en la directora del museo, en una de las arqueólogas que trabaja en el Barrio del Foro Romano del Molinete y en la gerente de la marca turística de la ciudad (Cartagena. Puerto de culturas) no me cabe la menor duda que conseguirán lo que se merece la ciudad y su patrimonio.

Si los que estáis al otro lado de la pantalla confiáis en mi criterio, no dudéis en incluir a Cartagena como una buena opción para una escapada de dos o tres días (como mínimo). Os aseguro que no os defraudará. Si lo hacéis, tomaros un café asiático a mi salud.   

Güellcome to Barcelona, tourists

Lunes, noviembre 5th, 2012

Querido turista, Barcelona es de los pocos sitios del mundo donde podrás disfrutar libremente de un bien cultural catalogado como Patrimonio de la Humanidad: el Park Güell.

Como somos serios, confiamos la seguridad de las zonas monumentales del parque a un venerable anciano¹:

Miradas_desde_la_copa

Podrás utilizar nuestra famosa salamandra como posadero. Si eres de Texas seguro que te recuerda a un rodeo, no te cortes y pruébala, es como un toro salvaje:

Miradas_desde_la_copa

Las paredes del pórtico de la Lavandera para practicar escalada libre (tranquilo, aquí no necesitarás sherpas):

Miradas_desde_la_copa

Cuando te canses de jugar con la obra de Gaudí, en la sala hipóstila o el banco ondulante podrás comprar recuerdos (recuerda, Barcelona es una de las capitales mundiales del diseño):

Miradas_desde_la_copa

Para finalizar la visita, siempre podrás reponerte comiendo una paella mixta regada con una buena sangría (pura gastronomía catalana):

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Será por nuestro carácter mediterráneo. El caso es que en Barcelona somos así de generosos con los turistas que nos visitan: ofrecemos nuestro patrimonio cultural sin barreras.

Turista, si en tu país no te dejan disfrutar del patrimonio cultural, Barcelona es tu destino.

¹ Vaya por delante mi más franco reconocimiento al Sr. Juli, que desde hace años “lucha” por el bienestar de la salamandra gaudiniana.

Cuando la iniciativa privada hace el trabajo: Gaudí Experiència

Miércoles, julio 4th, 2012

Comunicacion_del_patrimonioHoy se inaugura en Barcelona Gaudí Experiència. Un centro que, utilizando los últimos avances de la tecnología audiovisual e interactiva, dará a conocer de forma diferente (atractiva a la vez que instructiva) el universo creativo del arquitecto modernista Antoni Gaudí.

Y lo hace con un planteamiento inmersivo que lo aleja de la típica museografía meramente contemplativa, gracias a un espacio audiovisual que se sirve de la tecnología 4D para dar a conocer las fuentes de inspiración del arquitecto y grandes paneles interactivos para difundir toda su obra.

Comunicacion_del_patrimonio

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Gaudí Experiència]

Los ideólogos del proyecto, Toni Cruz y Josep Maria Mainat, demuestran una vez más su buen ojo para los negocios. No sólo ocupan un espacio que en Barcelona está prácticamente desierto, sino que además saben donde situarlo: a las puertas del Park Güell, el recurso gaudiniano más visitado por los turistas que quieren conocer y disfrutar de la obra de Gaudí (el Park Güell es un ejemplo de como matar a la gallina de los huevos de oro, como comenta Manel Miró en el post El Park Güell ¿patrimonio mundial o caos monumental?). Como allí no se paga nada por entrar en el recinto, seguro que muchos de sus visitantes (¡se habla de más de nueve millones al año!) no tendrán problema en pagar la entrada al cercano G Experiència. 

 

Aunque antes incluso de su lanzamiento ya se ha bautizado como Gaudilandia (la periodista Teresa Sesé en La Vanguardia), detrás de los contenidos está la Cátedra Gaudí de la Universitat Politècnica de Catalunya, que asegura el rigor histórico de lo que se difunde. 

Siendo una buena noticia, también es mala, ya que deja en evidencia a equipamientos e instituciones públicas que deberían liderar proyectos como éste. Que se utilice Gaudí y el modernismo catalán como pieza clave de la marca turística Barcelona y los equipamientos que los presentan y difunden sean fruto de la iniciativa privada (la PedreraMuseu del Modernisme Català y ahora Gaudí Experiència) tendría que sonrojar a más de un político y gestor cultural de la ciudad.

No deja de ser una variable más que demuestra que los políticos y gestores que deberían liderar este tipo de proyectos culturales desde el sector público dejan los recursos patrimoniales de Barcelona (en este caso el modernismo) en manos de la industria turística. Y, como ya se sabe, esta industria actúa con ellos como los macarras con las prostitutas: los exprimen todo lo que pueden para vivir totalmente de ellos sin pegar un palo al agua.

Ahora que llegan las vacaciones habrá que acercarse para conocer el nuevo equipamiento, sin olvidar un paseo por el Park Güell para recordar como no se tienen que hacer las cosas para gestionar un bien cultural. Si queréis ver como se trincha la gallina de los huevos de oro, solo tenéis que visitar el Park Güell.

En Barcelona, se vive de Gaudí y del modernismo. No estaría mal ser agradecidos (razonables, justos, inteligentes, etc.) con este regalo monumental. La iniciativa privada lo hace desde hace tiempo, la pública simplemente no está a la altura.