Archive for the ‘Mediación cultural’ Category

El video mapping de Sant Climent de Taüll. De la copia aumentada al patrimonio audiovisual

jueves, octubre 30th, 2014

¿Cuántos lugares permiten disfrutar, en un reducido territorio, de espacios naturales y elementos arquitectónicos con el máximo valor patrimonial posible? Pocos.

La Vall de Boí (Pirineos de Lleida) es uno de ellos. Al espacio natural de Aigüestores y Estany de Sant Maurici (catalogado como Parque Nacional desde 1955) se le suma el conjunto románico (el año 2000 entra en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO).

Desde el año pasado, la Vall de Boí cuenta con un nuevo atractivo patrimonial: el video mapping Taüll 1123 de Sant Climent de Taüll. Una suerte de guinda para coronar un apetitoso pastel para cualquier amante de la naturaleza y el arte.

Miradas_desde_la_copa

La Vall de Boí, el (obligado) paraíso de la copias

Quien visite las iglesias de Taüll, Boí, Erill la Vall o Durro tendrá la oportunidad de disfrutar de un amplio catálogo de reproducciones de las pinturas y esculturas que en los siglos medievales sirvieron para adoctrinar a los habitantes del valle ¿Y los originales?

Desde principios del siglo XX los originales están lejos de allí, fundamentalmente en el Museu Nacional d’Art de Catalunya. Algo que alejó las piezas artísticas de su lugar de origen, privándolas de su aura, pero que permitió rescatarlas del olvido y que no saliesen camino del extranjero, seguramente hacia Estados Unidos (como ya había pasado con la decoración del ábside de la iglesia de Santa María de Mur, hoy en las colecciones del Museum of Fine Arts Boston).

La histórica reclamación del retorno de estas piezas tendrá mayor sentido si cabe a partir de la inclusión de las iglesias románicas en la lista del Patrimonio Mundial (2000).

Aunque comprendo la reclamación y seguramente se pudiesen dar todos los requerimientos de seguridad, conservación y exhibición in situ, sinceramente me cuesta imaginar el escenario en el que las pinturas de Sant Climent y Santa Maria de Taüll y Sant Joan de Boí vuelven a las iglesias para las que fueron creadas en los siglos XI y XII.

Bien es verdad que si ya fue un hito en la historia del patrimonio su arrancamiento y traslado en los años 20, el camino de retorno sería una segunda muestra del interés incondicional por su conservación en las mejores condiciones posibles. Y el mejor sitio para aproximarse a ellas de forma omnicomprensiva se encuentra en la Vall de Boí.

¿Ha llegado el momento que ICOMOS incluía como recomendación en el informe de evaluación de la candidatura?:

L’ICOMOS est conscient de la nécessité d’assurer des conditions de conservation et de protection complètes de l’art roman des églises de la Vall de Boí, telles qu’elles sont fournies par le MNAC de Barcelone. L’ICOMOS espère cependant que les autorités responsables garderont toujours à l’esprit cette situation dans l’espoir que certains de ces trésors artistiques puissent un jour retrouver leur emplacement d’origine.

Más allá de este interesante debate (me temo que recurrente in saecula saeculorum), el Consorci Patrimoni Mundial de la Vall de Boí, organismo responsable de la gestión del patrimonio del valle, tiene un nuevo elemento patrimonial que conservar y difundir. Me refiero al video mapping Taüll 1123.

Miradas_desde_la_copa

El video mapping Taüll 1123, mucho más que una simple copia

Una primera lectura de lo que es el video mapping de la iglesia de Sant Climent de Taüll se centra en su principal objetivo: un medio museográfico al servicio de la divulgación. Para que el visitante se hiciese una idea de como era lo conservado se podría haber optado por una simple reproducción, función que cumplía la copia de 1961. En cambio, se optó por utilizar las nuevas tecnologías, creando una copia aumentada que durante nueve minutos nos muestra el proceso de realización de la pintura, una simulación de lo que pudo ser en 1123 (año de consagración de la iglesia) y la (cruda) realidad de los restos conservados in situ y en el MNAC.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Burzon*Comenge y Playmodes]

Solo haciendo una lectura más profunda y menos encorsetada del concepto de patrimonio cultural se puede valorar en su justa medida. Taüll 1123 es una muestra avanzada de lo que la tecnología audiovisual es capaz de hacer. Luego el video mapping es algo más que un simple recurso: es un objeto patrimonial. De hecho una pieza magistral de nuestro patrimonio audiovisual.

En la Vall de Boí no tendrán las pinturas originales de Sant Climent de Taüll, pero tienen un nuevo aliciente patrimonial. Una obra audiovisual que además es capaz de emocionar y explicar in situ como se hicieron las pinturas murales románicas incluso mejor que el propio original, castrado en el templo por excelencia del culto moderno a la obra de arte, el museo.

Bonus track

Una amplia y rica información sobre el proyecto Taüll 1123 está disponible en el portal web Pantocrator.cat, puesto en marcha por las dos empresas que lo han realizado, Burzon*Comenge y Playmodes.

Carme Rodriguez: “Taüll 1123. La tecnologia al servei del patrimoni”CARMΣMIX l’estraperlista, 23 de julio de 2013.

Lo Visitant: “La Llum de Taüll”Que puguin visitar-se els museus…, 9 de diciembre de 2013.

Mateos Rusillo, Santos M.; Gifreu Castells, Arnau (2014). “Reconstrucción y activación del patrimonio artístico con tecnología audiovisual. Experiencia de Taüll 1123”. El profesional de la información, septiembre-octubre, v. 23, n. 5, pp. 527-533.

‘Pintar hace mil años’. Una exposición que desmonta varios mitos

lunes, junio 30th, 2014

El arte románico es austero.

Los ‘pequeños’ museos no pueden hacer excelentes exposiciones.

La universidad no colabora con los equipamientos patrimoniales.

“Pintar fa mil anys. Els colors del romànic”, la nueva exposición temporal del Museu Episcopal de Vic (Vic, Barcelona) desmonta esos tres mitos.

Miradas_desde_la_copa

El primer mito se deriva de los propios contenidos de la muestra: el análisis de los materiales y técnicas utilizados por los pintores del románico para realizar sus obras, permite desmontar el mito, falso y muy extendido, que el arte románico era austero. Nada más lejos de la realidad. La pintura y otras artes de esta época estaban pensadas para cazar la mirada de los fieles, siendo la espectacularidad y profusión decorativa del interior de los templos la ‘trampa visual’ para conseguir que aquellos asimilasen los mensajes devocionales.

El segundo y tercero proceden de la propia exposición como artefacto de divulgación. “Pintar hace mil años. Los colores del románico” demuestra que los museos ‘pequeños’ pueden hacer propuestas muy valiosas y que la colaboración entre equipamientos patrimoniales y universidad es posible.

Tenido en cuenta los escasos recursos humanos y económicos con los que cuentan museos como el MEV, exposiciones como esta demuestran que contar con esos recursos no asegura la calidad de las propuestas. Lo que la asegura es la dedicación e implicación de los profesionales que están detrás del proyecto. Y en “Pintar hace mil años” se ve claramente que el reducido equipo profesional del museo se ha dedicado e implicado plenamente en el proyecto expositivo.

El tercer mito que desmonta tiene que ver con las sinergias que museos y otros equipamientos patrimoniales pueden establecer con la universidad. En este caso, la muestra ha sido posible gracias precisamente a esa colaboración con el proyecto de investigación “Artistas, patronos y público. Cataluña y el Mediterráneo (s. XI-XV)-Magistri Cataloniae de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Para los que pensamos que una exposición temporal tiene que ser algo más que un conjunto de obras colgadas de las paredes de museos y centros expositivos, ejemplos como este materializan lo que creemos que deberían ser: los frutos de la investigación científica trasladados a un artefacto de comunicación que sirve para divulgarlos al conjunto de la sociedad.

Marginalia al post

El diseño. Más allá de la habitual ‘exposición cuelga obras’, “Pintar hace mil años” tiene un diseño sencillo y atractivo, con algunos guiños especialmente felices, como la utilización de lienzos como soporte de los textos de ámbito y el color que sirve para marcar los diferentes ámbitos en los que está dividida.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

El título y titulares. Tanto el título que da nombre a la exposición (“Pintar hace mil años. Los colores del románico”) como los titulares de los cinco ámbitos que la desarrollan (como por ejemplo “Entre el claustro y el mundo: ¿Dónde se formaban los pintores?” o “El color de la luz de Dios: el oro”) me parecen especialmente felices. Me temo que esto tiene mucho que ver con la implicación total de la comisaria, Judith Verdaguer, que comentaba antes.

La noticia, o mejor el notición. Fruto de la investigación conjunta del museo y el Institut Químic de Sarrià (personalizando: Judith Verdaguer y Majo Alcaide), se ha podido certificar científicamente la utilización de aceite como aglutinante de algunos pigmentos (colores rosas, amarillos y carnaciones) en el baldaquín de Ribes. Este descubrimiento, un auténtico hito para la Historia del Arte, certifica la utilización de la pintura al óleo durante el siglo XII (el baldaquino está datado entre 1119-1134), ilustrando las descripciones de ese momento que ya hablaban de ella, como el manual o recetario de técnicas artísticas De diversis artibus, escrito por el monje Teófilo. Por tanto, la noticia podría tener este titular y entradilla:

La pintura románica desmonta el mito de los Van Eyck

El Museu Episcopal de Vic posee una pintura del siglo XII en la que ya se utilizó la técnica de la pintura al óleo que siglos más tarde haría famosa la pintura flamenca

Bonus track:

Este post es fruto de la convocatoria de bloggers que organizó Carme Comas, responsable de comunicación y actividades del MEV.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Recopilo a continuación los posts de los bloggers que me acompañaron durante la visita a la exposición:

Antoni Rojas: “Bloggers navegando por los museos, Patrimonio Cultural Blog, 26 de junio de 2014.

Antoni Rojas: “La difusió de la recerca des dels museus”, Badiu. La finestra del Patrimoni. Bloc de l’ICRPC, 29 de junio de 2014.

Antoni Rojas: “La Jornada #MEVBloggers. La socialización y comunicación de la investigación en museos”, Patrimonio Cultural Blog, 30 de junio de 2014.

Hesperion: “Pintura romànica a Vic: una exposició, de mida intensa”, Cabrablog, 01 de juliol de 2014.

Jana Pérez: “El secret de ‘Pintar fa mil anys’ al Museu Episcopal de Vic”, Roda el món i torna al Born, 02 de juliol de 2014.

Carme Rodríguez: “La llum i els colors del MEV”CARMΣMIX l’estraperlista, 08 de juliol de 2014.

Vàngelis Villar: “Pintar fa mil anys” Allò que la pintura amaga, Paisatges Culturals, 10 de agosto de 2014.

Tarraco Viva, savoir faire para activar y comunicar el patrimonio cultural

martes, mayo 27th, 2014

1999 dC. Nace Tarraco Viva.

Miradas_desde_la_copa

Un festival especializado en la divulgación histórica de época romana. Creado para servir de lanzadera a la candidatura de Tarragona como ciudad Patrimonio Mundial por la UNESCO, su principal objetivo era y es:

Divulgar el conocimiento de la historia antigua y ser capaces de poner a disposición del gran público herramientas de reflexión sobre el pasado histórico. No basta con conservar y estudiar el Patrimonio Histórico. Sin la divulgación y democratización del conocimiento histórico que nos proporciona dicho patrimonio, se pierde una gran parte del valor cultural y social del mismo. Historia para todos podría ser un lema de las jornadas. La divulgación histórica es el verdadero eje central de todas las jornadas por encima de otros objetivos.

Pasados los años, se ha convertido en un ejemplo de savoir faire en la gestión del patrimonio cultural. Una muestra que demuestra que cultura, patrimonio cultural y turismo pueden ir de la mano. En otro de los objetivos del festival queda clara esa voluntad de vincular patrimonio y turismo:

Crear un producto cultural de gran calidad para generar flujos de turismo cultural relacionado con el patrimonio histórico. Para ello los criterios de programación y de comunicación de las jornadas se estudiaron con detalle y se programan las actividades en función de dichos criterios y no de otros ajenos a la propia organización.

Bien es verdad que para que todo esto pase hay que poner un Magí Seritjol en nuestras vidas. El director del festival sabe perfectamente lo que quiere y su pasión y entrega al proyecto permite que se vaya desarrollando según esos estándares.

No seré injusto con la clase política: sin el apoyo del Ayutamiento de Tarragona nada sería posible. Desconozco los tira y afloja entre el equipo del festival y los políticos municipales (debe haberlos, siempre los hay), pero la verdad es que el festival ha llegado a su XVI edición con una excelente salud.

Si el compromiso del consistorio municipal es evidente, no se puede decir lo mismo del gobierno de la Generalitat de Catalunya. Seré directo: cada vez que visito los recursos patrimoniales de la Tarraco romana tengo la misma sensación: merecen una puesta en valor que los dignifique, pues en algunos casos su musealización es indigna. Una sensación que siempre va acompañada de la misma reflexión: si recursos patrimoniales tan potentes como los de Tarragona (recuerdo: Patrimonio Mundial) no merecen una inyección económica importante que permita sentirnos orgullosos de ellos, es que como país no somos dignos depositarios de este legado.

Una acción comunicativa digna de Avgusto

En cuanto al tema comunicativo, los organizadores del evento son dignos seguidores de Augusto.

Si este emperador romano fue consciente que para apuntalar su proyecto político era interesante utilizar el arte (arquitectura, escultura, literatura, etc.) como soporte de propaganda política, el equipo de Tarraco Viva (Magí Seritjol, Manel Granell & Cia.) y el Patronato de Turismo de Tarragona saben muy bien que hoy día una porción importante de la comunicación se juega en la arena digital.

La organización de un conjunto de convocatorias exclusivas para influencers o prescriptores 2.0 lo demuestra.

Entre todas las acciones que se han hecho en el marco de la XVI edición del festival, centrado en el bimilenario de la muerte de Augusto, las tres más llamativas han sido la convocatoria para instagramers y las convocatorias para bloggers gastronómicos y bloggers patrimoniales (en la que tuve el placer de participar).

En esta última, organizada por Carme Rodríguez bajo el ‘paraguas’ de Cafès de patrimoni (información sobre este colectivo aquí), se convocó a un total de 15 personas, la mayoría bloggers. Durante toda una jornada, pudimos conocer de la mano del director del festival la exposición “Avgusto, una civilización mediterránea”; disfrutar en el anfiteatro de uno de las espectáculos más recomendables para entender como debe ser la divulgación del patrimonio, los “Mvnera Gladiatora” del grupo de recreación Ars Dimicandi; conocer en el circo como era el trabajo del cuerpo de bomberos de Roma por medio de “Excvbitorivm cohors vigiles” del grupo Thaleia; o asistir al espectáculo nocturno “Avgusto, el poder de la máscara” con Projecte Phoenix. Sin olvidar la parada técnica para comer, en la que tuvimos la oportunidad de probar un menú de cocina romana del programa Tarraco a Taula.

Miradas_desde_la_copa

Una intensa jornada muy bien organizada y planificada que permitía una excelente aproximación al festival. Todo un acierto desde el punto de visto de organización de este tipo de acciones comunicativas para relacionarse con influencers.

A modo de conclusión

Desde hace bastantes años están pasando cosas muy interesantes en el territorio, que nada tienen que ver con Barcelona y la marca Barcelona. Los políticos que gestionan el patrimonio cultural catalán no deberían olvidar que Tarraco Viva es una de ellas. Pero atención, no para transformarlo en “Tarraco Viva, Bcn” (primera pulsión del político centralista cuando algo funciona), sino para ser conscientes que parte de las soluciones para gestionar nuestro patrimonio están en el territorio, no en los despachos de flamantes agencias.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Bonus track:

Santos M. Mateos: “Tarraco Viva o la divulgación del patrimonio como motor dinamizador”, Miradas desde la copa, 10 de junio de 2013.

Daniel Zapater: “Tarraco Viva amb els 5 sentits”, Mosaics de cultura, 26 de mayo de 2014.

Cafès de Patrimoni: “Valoració de ‘Carajillu de Cafès’ al ‘XVIè Festival Internacional Tarraco Viva'”, Cafès de Patrimoni, 27 de mayo de 2014.

Antoni Rojas: “Tarraco Viva 2014. Una visió des de la Recerca”, Patrimoni Cultural Blog, 27 de mayo de 2014.

Jordi Suriñach: “Tarraco Viva busca realment la transmissió de coneixement”, El blog de Tarragona Cultura – Ajuntament de Tarragona, 27 de mayo de 2014.

Vàngelis Villar: “Omnia Tuta Feliciter, una trobada de bloggers a Tarraco Viva”, Paisatges Culturals, 27 de maig de 2014.

Oriol Fort: “Postexcavatòrix al festival Tarraco Viva en el marc del Carajillu de Cafès”, Postexcavatòrix. El racó de l’arqueologia catalana, 28 de maig de 2014.

Eva Jove: “Tarraco Viva: vint dies de retorn al passat”, Cabrablog, 31 de mayo de 2014.

Tarraco Viva o la divulgación del patrimonio como motor dinamizador

lunes, junio 10th, 2013

Recursos patrimoniales + Evento cultural + Divulgación = Dinamización del patrimonio cultural

Esta fórmula genérica se aplica de forma magistral y desde hace quince años en Tarragona. Allí se concreta así: 

Recursos de la Tarraco romana + Tarraco Viva = Dinamización de Tarragona

Con un presupuesto de 200.000 € (y un impacto económico de 1.400.000 € si se aplica el resultado de un estudio realizado en 2011, que demostraba que por cada euro invertido se generaban siete para la ciudad) el Festival Tarraco Viva, dedicado a la divulgación de la Roma antigua, ya es un referente en este tipo de eventos culturales.

Nacido en 1999 con un objetivo instrumental bien claro (servir de plataforma de apoyo a la candidatura de Tarragona como Patrimonio Mundial de la UNESCO), el paso de los años le ha sentado de maravilla. Que el festival va mejorando año tras año, como los buenos vinos, se puede ver en la pasada (y todavía reciente) convocatoria, decimoquinta ya. No solo había multitud de actividades (más de 450), sino que además todas giraban alrededor de un tema central: el idus de marzo del año 44 aC y el asesinato de Julio César en el Senado.

Miradas_desde_la_copa

Algo que no se puede decir de la situación general de los recursos que dan vida al festival, que languidecen sin que se les dediquen los recursos que permitirían mejorar su presentación a los visitantes. Si la pequeña intervención de sustitución de la señalética se «vende» como una gran novedad, es que las cosas por Tarragona no van todo lo bien que deberían ir.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

En definitiva, si no somos capaces de mimar los recursos patrimoniales que nos sitúan en el mapa internacional, es que no nos los merecemos.   

Aquí, al final, donde pocos lectores llegan, un minúsculo «pero» sobre el acto que cerraba el festival: la recreación histórica del idus de marzo. Aunque el director del festival, Magí Seritjol, hizo muy dignamente su papel de narrador, teniendo en cuenta el tipo de espectáculo no creo que fuese la opción más acertada. Para que se me entienda y no se me malinterprete utilizaré el ejemplo de una actividad ya histórica en el propio festival, Munera gladiatora (la recreación histórica de la lucha de gladiadores del grupo Ars Dimicandi, que ellos mismo califican de «spettacoli & didattica»): el narrador que va explicando la organización y la técnica de los munera es también alguien caracterizado como gladiador, lo que da una imagen de unidad y verosimilitud que no existió en Els idus de març.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

Ahora solo queda felicitar a los organizadores y esperar a la XVI edición.  

¡Viva Tarraco!    

Bonus track:

Antonio Rojas Rabaneda: “Herramientas y estrategias de difusión del Patrimonio Histórico: los eventos de recreación histórica en Cataluña”, e-rph. Revista electrónica de Patrimonio Histórico, nº. 9, diciembre del 2011.

Carme Rodriguez: “‘Tarraco Viva’, quan les pedres parlen…”, CARMΣMIX l’estraperlista, 28 de mayo del 2013.

Frambuesas y buena publicidad en el Guggenheim Bilbao

martes, abril 23rd, 2013

¡Bilbao está de suerte!

El Museo Guggenheim Bilbao se sube al carro de la publicidad. De la publicidad de verdad: la creativa.

La muestra más reciente que lo certifica se puede ver en la campaña de promoción de la exposición L’Art en Guerre. Francia, 1938-1947. De Picasso a Dubuffet.

Miradas_desde_la_copa

Una campaña a la altura de una de las muestras más importantes de la temporada. Y para estarlo, el museo ha buscado bien la pareja de baile, formando tándem con la agencia publicitaria DoubleYou.

Toda la gráfica recuerda visualmente a los carteles y pasquines que se publicaban durante aquellos turbulentos años de la historia europea. Muy acertado, pues las imprentas eran una de las armas utilizadas tanto por la resistencia francesa como por el enemigo nazi.

Miradas_des_la_copa

El espot para televisión e internet también sigue ese hilo creativo, mostrando el ambiente de trabajo de una imprenta. La pieza audiovisual, pensada para viralizar el tema en la red, ha tenido un éxito brutal, alcanzando las casi 600.000 reproducciones (a día de hoy). Teniendo en cuenta que el total de reproducciones del canal del museo en YouTube es de poco más de 850.000, no está nada mal ¿verdad?

En la pieza para radio, todo ese imaginario visual se ha traducido en una cuña con un paisaje sonoro compuesto de diferentes efectos: ruido de bombas y gritos de soldados nazis. 

Ya en el terreno de las frambuesas típicas del mundo postpublicitario*, lo que sería marketing de contenidos, se han redactado un conjunto de historias personales de artistas y personajes que tienen un papel relevante en la muestra, que se han incluido en la cartelería de exterior y en prensa (enteras o en forma de cita) y se pueden consultar en conjunto en la microsite que se ha puesto en marcha.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Museo Guggenheim Bilbao]

Pertinente la conexión entre el mundo online y el offline: los códigos QR que se han insertado en anuncios en prensa y exterior permiten acceder a la microsite y a los contenidos alojados en ella.   

Como la propia agencia comenta, «una campaña en 2013 realizada con materiales de 1940».

Los que queráis saber con detalle qué son las frambuesas, os toca leer Postpublicidad. Reflexiones sobre una nueva cultura publicitaria en la era digital, de Daniel Solana, publicitario y fundador de DoubleYou. Para abrir boca antes de ingerir el libro, una auténtica frambuesa, aquí tenéis alguna pista. Ya os avanzo que es una baya altamente nutritiva.

La paloma que se negaba a desaparecer de la colección de románico del MNAC

martes, enero 15th, 2013

Comentaba en el post Dos palomas vuelan de la colección de arte románico del MNAC. Cuando reconocer los errores humaniza al museo que en las colecciones online del Museu Nacional d’Art de Catalunya todavía se publicaba como románica una de las palomas eucarísticas que, como se explicaba en la exposición temporal El museo explora. Obras de arte a examen, no era más que una copia (o falsificación) de los siglos XVIII-XIX.

Que nadie la busque en el aplicativo del MNAC: os notifico que entre el día 9 de enero y hoy mismo ha desaparecido sin dejar rastro (¿quizá el departamento de programas públicos del museo esté preparando un nuevo enigma?). 

La verdad es que la desaparición hubiese pasado desapercibida si se hubiese acompañado de un sutil juego de manos digital: su sustitución por la paloma eucarística románica. Recordad: de las tres una todavía lo es a día de hoy (la ciencia dirá mañana).

Por suerte, “mi” paloma se niega a desaparecer de la colección de románico del MNAC. Debe pensar que es una injusticia que se la degrade de esa manera por unas malditas pruebas científicas. Ella, que formaba parte de la selecta colección de románico desde el año 1958, luciendo un cobre más pulido que la cubertería de plata de Isabel Preysler.

Para los amantes de los enigmas, cazando por la red me he topado de nuevo con ella. Si sois rápidos todavía podréis disfrutar de ella en Museus en línia de la Generalitat de Catalunya, un aplicativo que permite acceder a la ficha de una selección de objetos conservados en los museos catalanes. Las siguientes imágenes, capturadas hoy mismo, nos la muestran en todo su “románico” esplendor:

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Imágenes: Generalitat de Catalunya]

¡Qué curioso es el hábitat digital! Por más que se quiera borrar el rastro de algo siempre queda alguna pista que permite recordarlo.  

Como os recomendaba, sed rápidos si queréis ver a nuestra paloma viajera, quién sabe si por última vez: en el MNAC hacen desaparecer palomas falsas en menos que canta un gallo…      

Dos palomas vuelan de la colección de arte románico del MNAC. Cuando reconocer los errores humaniza al museo

miércoles, enero 9th, 2013

Para los visitantes de los museos, conocer qué se cocina en su trastienda siempre es interesante, atractivo. La exposición temporal El museo explora. Obras de arte a examen del Museu Nacional d’Art de Catalunya, complace ese sano ejercicio de cotilleo al descubrir una porción de la rebotica del museo.

Entre las cosas más interesantes que se pueden ver en ella (y leer: los textos explicativos son generosos), aquella que muestra y demuestra que el museo cuando habla también se equivoca, dejando al descubierto que su supuesta auctoritas es más bien una falsedad. Bien, realmente los que se equivocan son los historiadores del arte que hacen hablar a la institución museística. Por desgracia para la profesión, los historiadores del arte no tenemos la infalibilidad que sí tienen los tuits de Benedicto XVI.

En concreto estoy hablando del espacio que se le dedica en la exposición a las palomas eucarísticas que forman parte de su Colección de Arte Románico: “¿Palomas románicas o modernas?”. Gracias a pruebas científicas realizadas con microscopia electrónica se ha podido determinar que únicamente una de las tres es realmente original del siglo XIII. Uno de los productos utilizados en la decoración esmaltada característica de este tipo de objetos producidos en Limoges delata que dos de ellas se realizaron entre los siglos XVIII y XIX. Lo que las convierte de facto en copias o falsificaciones (el matiz depende si en el momento de realizarse se hicieron o no con ánimo fraudulento).

El Museu Nacional d’Art de Catalunya hace aquí un ejercicio de valentía científica. Reconocer públicamente el error en una atribución no es una muestra de debilidad, sino todo lo contrario, de madurez y valentía. Un ejercicio de transparencia que humaniza una institución cultural, el museo, más bien fría y distante para el común de los mortales.

Lo que no acabo de entender es que un avance tan relevante en el conocimiento de unas piezas tan significativas no tenga respuesta en el catálogo online del museo (Las Colecciones Online del MNAC), donde se sigue manteniendo como románica una de las que ahora ya se sabe que no es más que una copia (o falsificación) de los siglos XVIII-XIX.

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Imágenes: MNAC]

Detalles como éste demuestran que, en más casos de los deseables, el museo físico y el museo virtual todavía no se entienden como fenómenos complementarios que forman una unidad, dos caras de una misma moneda. No estaría mal que se dejasen de cometer estos desajustes en cosas tan básicas. Sobre todo antes de emprender proyectos digitales de mayor complejidad.

Por cierto, la famosa frase popular “Eres más falso que un duro sevillano” bien podría ser a partir de ahora “Eres más falso que una paloma románica del MNAC”.

La restauración de la fachada de la Universidad de Salamanca. Cuando no hay mal que por bien no venga

miércoles, enero 2nd, 2013

Restaurar un monumento icónico, de aquellos que son visita obligatoria de turistas con intereses culturales, es una decisión difícil de tomar. Y lo es ya que implica que temporalmente no se podrá disfrutar plenamente de él.

Miradas_desde_la_copa

Los gestores del edificio histórico de la Universidad de Salamanca han aplicado el sabio principio del no hay que mal que por bien no venga. Si hay que restaurar su fachada plateresca,  ¿por qué no aprovechar para que se pueda ver como nunca se ha visto en vez de taparla con una molesta lona?

Ascensum es la solución propuesta por la Universidad de Salamanca y la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León para sacar petróleo de un problema: una plataforma elevadora que permitió ver y disfrutar de la Fachada Rica (entre junio y octubre del año pasado) como no se había podido hacer antes.

Miradas_desde_la_copa

Para que me entiendan lo nativos digitales que leen Miradas, como aplicar el zoom en una imagen digital en alta resolución.

Miradas_desde_la_copa

Además de la plataforma, en el Patio de las Escuelas Mayores se colocó un pequeño módulo divulgativo, que facilitaba las claves interpretativas básicas de la decoración escultórica que cubre como un tapiz la Fachada Rica de las Escuelas Mayores del viejo Estudio salmantino. 

Miradas_desde_la_copa

Un humilde módulo que conseguía que los visitantes entendiesen un poco mejor la fachada, permitiendo que fuesen más allá del anecdótico juego del escondite con la archifamosa rana. Aunque directamente ligado al proyecto Ascensum, el mismo módulo o uno similar debería permanecer en su sitio.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: Miradas desde la copa]

No es la primera vez que se hace algo así en Castilla y León, ya que los vallisoletanos ya disfrutaron de algo parecido durante la restauración de la fachada de San Pablo en 2007. Iniciativa que en su momento ya suscitó el interés de reputados expertos internacionales en conservación-restauración de bienes culturales.

Aquí tenéis un vídeo que recoge la opinión de alguno de los casi 8.000 visitantes que tuvieron la suerte de “subir” a la fachada:

¿Alguien visita museos de arte para admirar copias?

viernes, octubre 19th, 2012

Aviso importante. Auténtica oportunidad histórica.

Los amantes de la obra de Egon Schiele tienen la suerte que en el Museo Guggenheim de Bilbao se ha organizado una muestra de sus dibujos, gouaches y acuarelas, conservados en la Albertina de Viena.

Realmente se trata de una oportunidad, ya que el museo que los conserva (la Albertina) no los expone. Vaya, que incumple de forma flagrante la definición del ICOM de lo que es un museo (concretamente aquella parte en la que se especifica su obligación de exponer y difundir el patrimonio que atesora).

Los visitantes que recorran las salas del Prunkräume (las salas de gala del palacio de los Habsburgo), comprobarán que las obras maestras que se exponen, de Durero, Miguel Ángel, Rafael o Schiele, son copias.

Por ejemplo, quien visite el museo y quiera extasiarse ante Joven liebre de Durero, tendrá que conformarse con una copia. Sí, sí, he dicho bien: una reproducción de la obra original.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Lo más grave (si exponer copias en un museo de arte no es ya lo suficientemente grave), es que en ningún momento se avisa al visitante que aquello que hace famoso al museo, su colección de obra gráfica, no se puede contemplar y disfrutar como corresponde: ante los originales.

El visitante solo se da cuenta del engaño si tiene la delicadeza de leer las cartelas que acompañan las obras expuestas en el Prunkräume. Con la anorexia informativa que caracteriza a este tipo de textos museísticos, se indica que por ejemplo Joven liebre expuesta es un facsímil. 

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

En la tienda, eso sí, se aprovecha la imagen de esta obra como base para todo tipo de merchandising, desde puntos de libro hasta el estampado de unos pañuelos (¿pensados para que el sufrido visitante se seque las lágrimas de pena producidas en el momento que es consciente del engaño?).

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

¡Incluso uno puede llevarse bajo el brazo una liebre pop! 

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Si se alegan motivos de conservación preventiva (como así se hace), no se entiende que con los avances que existen actualmente, que permiten exhibir obra en papel sin que por ello se ponga en peligro su integridad, un reputado y recientemente reformado museo no los utilice. Y menos aún que exponiendo copias, no tenga la deferencia de informar previamente al visitante de lo que le espera.

Curiosidades del mundo de los museos del siglo XXI.

Lo dicho al principio: quien quiera ver una buena selección de la obra original de Schiele tiene que ir a Bilbao. Eso sí, quien quiera disfrutar de una deliciosa tarta Sacher puede seguir yendo a Viena.  

Crowdcurating, ¿hasta dónde debe llegar la participación en los museos?

sábado, octubre 6th, 2012

El concepto y la filosofía del crowdsourcing ha llegada hace unos pocos años a los museos. Concretamente a la concepción de su actividad estrella: las exposiciones temporales.

Si lo usual es que la propuesta de una muestra temporal surja de los propios conservadores del museo o de comisarios (curators) externos, en una aplicación extrema del concepto de participación de los visitantes el The Walters Art Museum (Baltimore, Maryland) ha aplicado la filosofía del crowdsourcing al tema. En USA ya se habla de crowd-curated.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Walters Art Museum]

El proyecto me plantea muchos interrogantes:

¿Hasta dónde deben llegar los límites de la participación de los visitantes?

¿Que se pida al público que decida el tema y obras de una exposición temporal es crear museos más abiertos o infantilizarlos?

Si Public Property (la exposición temporal en la que el Walters Art Museum aplica la nueva filosofía) se plantea como un ejercicio puntual para explorar los límites de la participación en el ámbito museístico, puede ser razonable. En cambio, si se plantea como una opción para diseñar actividades me parece una irresponsabilidad mayúscula.

Comunicacion_del_patrimonio[Foto: Walters Art Museum]  

Vendría a ser como si se preguntase y dejase decidir a los alumnos sobre las asignaturas que desearían cursar durante sus estudios, o como si se preguntase y dejase decidir a los pacientes sobre la manera de abordar clínicamente un diagnóstico médico.

Bienvenida la participación, siempre y cuando se tengan claros los límites de lo razonable.