La ‘boda india’ en el MNAC. Un relato externo para compensar el oficial

Boda MNAC

Ya me disculparéis, pero si el relato oficial sobre un tema varía significativamente, me veo en la “obligación” de desempolvarlo para ofrecer un relato externo que compense al oficial. Y eso es lo que ha pasado con la “boda india” del MNAC.

Para refrescar el tema: un brevísimo resumen

Un museo de titularidad pública (el Museu Nacional d’Art de Catalunya) cerrado todo un día (el 7 de diciembre de 2013) para la celebración de un evento privado: la boda de la sobrina del magnate del acero, Lakshmi Mittal.

Boda MNAC

[Fotos: Vanity Fair]

Las novedades sobre el tema

En una reciente entrevista, el por aquel entonces director del museo, Pepe Serra, comentaba lo siguiente en el artículo publicado en El País (17 de junio de 2017):

Lo volvería a hacer. Con los 300.000 euros que pagó se solucionó el problema de nóminas que había y sobró para comprar una obra por 70.000. Es muy fácil criticar, pero las cosas se ven diferentes si se está en mi posición.

El museo alegó en su momento, para justificar el cierre ante la opinión pública, que con la cantidad cobrada se había comprado la obra El santón darcawi de Marrakech de Josep Tapiró. Además, se decidía abrir el museo gratuitamente un día antes y uno después (el 6 y 8 de diciembre).

En un ejercicio magistral de manipulación de la opinión pública, se emitió una nota de prensa (para enmarcar) que comparaba la cifra de visitantes de esos tres días con las del año anterior. Una nota de prensa que ha desaparecido tras la puesta en funcionamiento del nuevo portal web…

Pepe Serra declaró en una entrevista radiofónica ofrecida a Catalunya Ràdio (09 de enero de 2014), que no volvería a hacerlo. Ahora, años después, saca pecho y dice que lo volvería a hacer. Un cambio de opinión. Contradictorio.

Tampoco es muy serio que hable de 300.000 €, cuando la cifra bruta ingresada por el museo fue de 207.735.00 € (lo dice la propia NP emitida por el museo).

Alegar ahora el tema de las nóminas, y no en su momento, me parece feo, muy feo. Un ejercicio más de manipulación que sumar a su nómina. ¿Por qué no lo comentó en el momento que se produjo el caso?

¿Qué pasó?

Por lo que se deduce de lo comentado por un miembro del Patronato, Josep Maria Muntaner, la decisión de ceder ante la oferta del multimillonario indio fue una decisión que vino de altas instancias políticas (el entonces President de la Generalitat, Artur Mas, y el Alcalde de Barcelona, Xavier Trias, asistieron a la boda como invitados).

Ni el director del museo ni su Patronato tuvieron nada que decir.

La sinceridad, la mejor amiga en estas situaciones

Que las cosas se ven diferentes si eres el que tienes la responsabilidad, es algo obvio. En mi caso particular, no acepto lo que se hizo, pero entiendo que el director no pudo más que cuadrarse y seguir la cadena de mando, aceptando la decisión de sus superiores.

No obstante, la construcción del relato sí es responsabilidad suya. Si hubiese aceptado esa realidad, si no hubiese intentado justificar lo injustificable tirando de la más pura demagogia, quizá no pasaría (para muchos) a la historia del museo como el director que permitió la “boda india” en el M[ittal]NAC.

Bonus track

Judit Carrera: “Malestar en la cultura”, El País, 14 de diciembre de 2013.

Santos M. Mateos: “La desaparición de las líneas rojas en la gestión de los museos”, Miradas desde la copa, 07 de enero de 2014.

Josep Maria Muntaner: “MNAC, después de la boda de lujo“, El País, 28 de diciembre de 2013.

Tags: , ,

Deja un comentario