Edificios falleros & Museos. Una herencia envenenada para Barcelona

Falles

¿Edificio fallero?

Los edificios falleros son aquellas construcciones pensadas para no perdurar en el tiempo o para aguantar poco más de lo que dura la exposición que los vio nacer.¹

En Barcelona disponemos nada más y nada menos que de tres de esos edificios, a los que se ofreció una nueva vida como museos. Los cito por orden cronológico: el café-restaurante de la Exposición Universal de 1888 (obra de Lluís Domènech i Montaner), el Palau Nacional de la Exposición Internacional de 1929 (obra de Eugenio P. Cendoya, Enric Catà y Pere Domènech i Roura) y el Edificio Fórum del Fórum de las Culturas 2004 (obra de Jacques Herzog y Pierre de Meuron).

Hablo en pasado, porque el Castell dels Tres Dragons de Domènech i Montaner dejó de ser la sede del Museu de Zoologia en 2010.

En cambio, el Palau Nacional es la sede del Museu Nacional d’Art de Catalunya y el Edificio Fórum del Museu de Ciències Naturals de Barcelona. De estos dos edificios falleros es de lo que voy a hablar en este post.

El Palau Nacional: el pastel de la montaña de Montjuïc

El Palau Nacional, un pastiche historicista que debería haber corrido la misma suerte que el Pabellón alemán de Mies van der Rohe² (atendiendo a su valor arquitectónico, en el caso del Palau Nacional de forma totalmente justificada), se mantuvo en pie: era un bonito pastel para coronar esa vista de la montaña de Montjuïc.

Palau Nacional

En 1934, se convertía en la sede del Museu d’Art de Catalunya. Ya entonces se tuvo que intervenir ante la multitud de problemas que ya sufría.

Y desde entonces hasta ahora. Una porción importante del presupuesto del Museu Nacional d’Art de Catalunya se dedica al mantenimiento de un edificio no apto para usos museísticos.

Como dice su jefe del Área de Infraestructuras y Servicios Generales, Xavier Abelló, el edificio es un gran enfermo que crea multitud de problemas de conservación (Dilluns al Museu Nacional, minuto 18:00).

El Edificio Fórum: el triángulo de las Bermudas del Parque del Fórum

Y la misma pauta se puede aplicar al Edificio Fórum. Una estructura no apta para usos museísticos que se ha transformado en museo.

Edificio Fórum

Un edificio que, aunque joven, ya muestra signos de envejecimiento que deberían sonrojar a todo los implicados en su nacimiento. Atención al siguiente texto:

L’edifici del Museu Blau no ha tingut un manteniment adequat des que es va inaugurar, l’any 2004. En concret, s’han identificat un conjunt de patologies que es poden considerar importants en els àmbits següents: làmina d’aigua de la coberta, instal·lació elèctrica general, climatització, estructura general de l’edifici i il·luminació general.

Aquestes patologies fan que l’edifici es trobi en una situació molt precària, tant pel que fa a la climatització adequada de les sales, cosa que pot afectar la conservació de les col·leccions, com a la seguretat bàsica i la funcionalitat del conjunt.

És urgent, per tant, que es prenguin les mesures necessàries per resoldre aquests problemes, amb atenció especial als d’impermeabilització de la coberta i del sistema elèctric.

No sale de mis teclas; se trata de uno de los objetivos estratégicos del Pla Estratègic 2013-2017 del Museu de Ciències Naturals de Barcelona (página 25). Sin comentarios.

Pocos lo reconocerán, pero el traslado del Museu de Ciències Naturals de Barcelona a ese edifico ha sido una de las decisiones más lamentables que se han tomado en los últimos años. Cosa difícil, cuando el catálogo de malas decisiones es amplio.

Un edificio sin luz natural, que convierte el recorrido por el museo en una experiencia como la que algunos hemos vivido en el Zoo de Barcelona visitando la zona de las aves nocturnas.

Museu Blau

[Fotos: Vicente Ramírez Lucas, Museu Nacional d’Art de Catalunya, Illya Kondratyuk, vía Wikipedia y Museu de Ciències Naturals de Barcelona, vía Flickr]

Moraleja

Si Barcelona vuelve a acoger algún evento del estilo de los comentados, que nadie decida salvar un edificio fallero con la excusa de crear o trasladar allí un museo.

Los edificios falleros son y deben ser efímeros. Y deben serlo por el bien de las arcas públicas, que son nuestras arcas.

Los museos se deben hacer en edificios creados ex professo para ellos. Quien quiera conocer un buen caso, que se llegue al Museu Episcopal de Vic de Federico Correa y Alfons Milà.

Si alguien quiere indultar un edificio fallero, que se lo ofrezca a Juan Roig. Para un Mercadona son ideales.

__________________________

¹ Otra de las acepciones de edificio fallero, que no me ocupa aquí, se refiere a la obra de un famoso arquitecto de la tierra de las Falles.

² Curioso artefacto, el Pabellón alemán. Desmantelado en 1930, se volvió a levantar en los años 80. Si los monumentos son zombies (siguiendo al sociólogo Gil-Manuel Hernández Martí), el pabellón de Mies van der Rohe es el monstruo de Frankenstein.

Tags:

Deja un comentario