Lascaux, Episodio IV. La copia contraataca

Hacía tiempo que buscaba un equipamiento patrimonial que me volviese a generar buenas sensaciones, de esas que te hacen volver a creer que se pueden hacer las cosas con excelencia: por fin lo he encontrado en Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal.

Lascaux. Episodio IV

Entre las muchísimas cosas que se pueden comentar, me centraré en las tres que más me interesan (por ejemplo, dejo el análisis del magnífico edificio de Snøhetta -a Libe Fdez Torróntegui de reharq* seguro que le interesa-, la gráfica, el merchandise, el despliegue tecnológico, etc. etc.).

Edificio

Sobre la copia de la cueva o la cueva simplemente

A diferencia de la histórica Lascaux II (inaugurada en 1983), ahora se ha reproducido casi la totalidad de la cueva.

Neocueva

Como defensor del original y su aura, he de decir que en un momento dado de la visita a la reproducción me vi comentando con una de mis acompañantes, Yrene Bueno, el detalle del friso de los ciervos cruzando el río. En ese preciso momento me di cuenta que me había olvidado complemente que estaba visitando una copia.

En el caso de Lascaux IV, la experiencia cultural es plena. Aceptando que no se puede visitar el original, la copia lo representa con honores.

Sólo un par de detalles del buen trabajo para conseguir esa inmersión del visitante: dentro de la neocueva la temperatura es la misma que en la cueva (16°C) y la luz está colocada de tal manera que reproduce la incidencia que debieron tener las lámparas paleolíticas en las pinturas (aquí es el único momento del artículo en el que me permito una pequeña observación: para darle más verosimilitud a la iluminación, en algún punto se podría reproducir el parpadeo característico de una llama).

Sobre el uso de la tecnología o el equilibrio entre la mediación tecnológica y la humana

Aunque la presencia de la tecnología es muy relevante en Lascaux, los impulsores del proyecto no han olvidado que un centro así también tiene la obligación de generar empleo.

La totalidad de la visita se hace acompañada de una tablet, pero en la primera parte de inmersión y exploración por la terraza mirador, el abrigo, el camino del descubrimiento y la réplica de la cueva (me sirvo de lo comentado por Manel Miró), el peso lo lleva una persona.

Guía

Sólo un detalle del buen trabajo que realizó la profesional que me acompañó en esa parte de mi “aventura” por Lascaux: como conclusión y despedida, y ante la imposibilidad científica de saber el papel concreto que jugó el arte parietal para sus creadores, nos ofreció algunas de la hipótesis que se han barajado, invitándonos a imaginar la que a nosotros nos pareciese más evocadora. Una forma bella de despedir a un grupo.

En cuanto al despliegue tecnológico, el mejor piropo es que funciona cuando tiene que hacerlo. Dispositivos móviles, Realidad Virtual y Realidad Aumentada al servicio de la mediación cultural.

Tecnología

Sobre el cierre de la Cueva de Lascaux o una acción de Difusión preventiva

Una de mis inquietudes antes de la visita era conocer el tratamiento de un tema fundamental: la explicación de las razones que llevaron al gobierno francés liderado por su ministro de cultura, André Malraux, a cerrar la cueva en abril de 1963.

En El taller de Lascaux se resolvía mi inquietud. El display Un equilibrio frágil explica de una forma muy visual y efectista los problemas que genera la presencia humana en el interior de una cueva como la de Lascaux: aumento de la temperatura, de la humedad y de CO2.

Difusión preventiva

En este punto no quiero olvidar la anécdota que explica uno de los “padres” de la conservación preventiva, Gaël de Guichen. Miembro del equipo que trabajó en la conservación de Lascaux, explica que la forma que tuvieron de hacer entender a la población local que se tenía que cerrar la cueva era utilizando el símil con uno de los productos estrellas del Périgord, el foie. De la misma manera que al abrir una lata de foie en conserva se produce una alteración inmediata en el producto, algo parecido pasaba con la cueva: se había mantenido protegida durante los miles de años que había permanecido sellada, pero con graves afectaciones desde que se había abierto al público, que la visitó masivamente entre 1948 y 1963. Llegado este momento, tengo que confesarme: albergaba la esperanza que esa fuese la forma de explicárselo al visitante.

Vaya en la siguiente foto mi homenaje a Gaël de Guichen y al magistral símil de la lata de foie.

Gaël de Guichen

En conclusión

Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal es, sin ningún género de dudas, el centro de referencia de la presentación del arte parietal paleolítico.

Si en su momento ya recomendé a los interesados en museografía, museos y patrimonio la visita a la Vall de Boí para conocer el mapping Taüll 1123, ahora recomiendo la visita al centro de Montignac.

Un profesional con inquietudes y, por tanto, que quiera estar al día, debe visitar Lascaux. Centre International de l’Art Pariétal. 

En mi caso, hacía mucho tiempo (demasiado) que no recordaba ser tan feliz visitando un equipamiento patrimonial. He de reconocer que también tienen su parte de responsabilidad las dos personas que me acompañaron: Yrene Bueno y Manel Miró. Vaya mi agradecimiento a los dos por aceptar mi propuesta con entusiasmo.

Lascauxfolie

[Fotos: Snøhetta y Miradas desde la copa]

En vista de la magnífica experiencia, está claro que habrá que visitar la Caverne du Pont d’Arc, el otro gran proyecto francés de presentación de una cueva con arte parietal, en este caso de la Cueva de Chauvet.

Con sólo investigar un poco en su web dan ganas de hacerlo mañana mismo.

DCIM100MEDIADJI_0084.JPG

[Foto: Caverne du Pont d’Arc]

Por ahora me conformo con el documental de Werner Herzog “La cueva de los sueños olvidados”.

Bonus track

Le Monde (2017), “Les merveilles de Lascaux. Du chef-d’œuvre à la réplique intégrale”, marzo.

Manel Miró (2017), “Lascaux IV, el triunfo de la réplica”, Raining Stones. Interpretar el patrimonio.

Para los lectores que no puedan viajar hasta Francia, pueden conocer la Cueva de Lascaux gracias a la visita virtual disponible aquí. ¡Buen viaje al paleolítico!

Una última observación: en el viaje virtual se puede acceder al Pozo (con la única representación humana de todo la cueva) y al Divertículo de los Felinos (con grabados), que no se han podido reproducir físicamente por su poca accesibilidad (el arte parietal del Pozo sí se reproduce en El Taller de Lascaux).

Tags: , , , , , , , , ,

6 Responses to “Lascaux, Episodio IV. La copia contraataca”

  1. Carlos Olaetxea Elosegi dice:

    Como responsable de los Museos Forales de Gipuzkoa y en la parte que me toca de la gestión de Ekainberri (la réplica de la cueva de Ekain -Patrimonio de la Humanidad-) estoy encantado con este comentario tuyo. Los técnicos y políticos que tomaron la decisión de Lascaux IV visitaron Ekainberri cuando estaban en ello. Lo que realmente hace disfrutar de la experiencia es el acercarse lo más posible a las condiciones físicas de la cueva real. Las reproducciones son tan perfectas que nadie es capaz de distinguir dos fotos de la misma figura tomadas en la cueva y en la réplica. El hecho de que el estado francés haya optado por hacer esas dos grandes réplicas tan recientemente nos confirma en el acierto de haber construido ésta de Ekainberri http://www.ekainberri.com

    • Carlos, estuve el año pasado en Donostia y aunque quería visitar Ekain, finalmente no pude hacerlo. Está claro que también habrá que organizar una expedición para disfrutar de vuestra réplica.
      Saludos.

  2. Libe dice:

    Porque los ‘bloggers de patrimonio’ no estamos igual de cotizados (aka, 0 € por prescripcción) que los de moda que si no, diría que en Lascaux IV te han remunerado con millones. Sé que no han sido millones de euros pero sí millones de microexperiencias que os han hecho pasar unas vacaciones brutales.

    En resumen: tengo que ir. No soy de visitas virtuales y tampoco de ‘réplicas’ pero oye, si tu ojo crítico lo dice y la ambientación de la pseudocueva está muy lograda, hemos de darle una oportunidad.

    Pero antes, por cordialidad con mis raíces, he de visitar Ekainberri. En realidad fui un día en plena ciclogénesis (de las explosivas) y como llovía TAAAAANTO y hay un pequeñito trecho hasta la cueva, pospusimos la visita para otra ocasión.

    Sabio el destino que aquel día hizo caer rayos y centellas para que la visitemos todos juntos en plan cuchipandipatrimonial.

    Lo dicho. Os espero para ir a Ekainberri 😉
    [APLAUSOS] por el post. Se agradece la mención 😉

    • Bueno, si los responsables de Ekainberri llegan a leer estos comentarios y quieren organizar un blogtrip, aquí me tienen bien predispuesto. Ya le he comentado a Carlos Olaetxea que el año pasado tuve la intención de ir, pero no pudo ser (ya somos dos).
      ¡Un abrazo, Libe!

      • Carlos Olaetxea Elosegi dice:

        Avisadnos con tiempo y os atenderemos especialmente. Desde luego estáis INVITADOS a la experiencia. Esta podría ser más completa contando con nuestro amigo Alex Ibáñez.

  3. […] de visitar Lascaux IV, y para continuar con la temática de esta pasada Pascua, el Domingo de Resurrección visitamos el […]

Deja un comentario