Polución en la iconosfera. Un problema para las imágenes valiosas

La iconosfera contemporánea comparte con la atmósfera una contaminación galopante.

Como recogía en la Mirada de junio’15, el diseñador Michael Bierut, en una declaración para un especial sobre diseño gráfico, ya hablaba de la sobrecarga de imágenes y del ruido visual imperante, que nutre nuestra iconosfera de piezas insultantemente feas.

El problema no es solo que se producen muchas imágenes, una densidad y abundancia que comporta su invisibilidad, como comentaba recientemente Román Gubern. El principal problema es que las feas son mayoría, contaminando de tal manera la iconosfera que las piezas valiosas pasan desapercibidas.

Lo pude comprobar recientemente con la tipografía diseñada por el estudio Mucho para la conmemoración del 40 aniversario de la inauguración de la Fundació Joan Miró de Barcelona.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Marco Sanz, vía Twitter]

A mediados de mayo recibí esta invitación electrónica para la fiesta que se celebraría el 10 de junio (fecha exacta de su nacimiento cuarenta años atrás).

Miradas_desde_la_copa

Inmediatamente vi la relación de los números con la arquitectura creada por Josep Lluís Sert para acoger en Barcelona la fundación de Joan Miró.

Y también de forma fulminante decidí preguntar en mi perfil de Twitter si alguien la asociaba con algún museo:

El resultado fue muy significativo: colegas que han estado muy vinculados al museo o lo están con el mundillo de los museos barceloneses no habían conectado la tipografía con el edificio o no encontraban la relación.

Así como los grupos ecologistas luchan contra la contaminación del medio ambiente, se tendría que crear algo parecido entre los implicados en crear, gestionar y valorar críticamente el mundo de las imágenes: uno de sus primeros cometidos sería denunciar todo aquello que engorda el mundo visualmente ruidoso en el que vivimos.

Una buena dieta de imágenes no nos iría nada mal. Seguro que así recuperaríamos la capacidad de paladear las buenas imágenes como realmente se merecen.

Tags: ,

Deja un comentario