Tiendas y merchandising de museos. Algo más que vender

Una de las tiendas de museo en la que siempre encuentro alguna sorpresa agradable es la del Museo Nacional del Prado.

Miradas_desde_la_copa

Que el objetivo de las tiendas de museos y otros equipamientos patrimoniales es generar beneficios económicos, que permitan alimentar los recursos propios mediante la venta de productos es una obviedad.

No lo es tanto que se aproveche este espacio eminentemente comercial de los museos para proyectos socialmente responsables. Algo que viene haciendo el Prado desde 2011 con el proyecto ArteDown de la Fundación Síndrome de Down de Madrid.

La idea de ArteDown es permitir que artistas con capacidades diferentes puedan dar a conocer sus obras, divulgando el talento de estos artistas y la belleza y originalidad de sus obras para dar un paso más en su plena integración en la sociedad y su crecimiento personal.

La colaboración entre la Fundación y el Museo consiste en la puesta en marcha de un concurso, cuyo ganador ve transformada su obra en productos originales puestos a la venta en la tienda del museo. La relación ha dado ya tres frutos: el primero tuvo lugar en 2012 con la conversión de la obra «Los zapatos de Goya» de Jorge Bermejo en una bolsa para guardar zapatos, se continuó en el verano de 2013 con la exposición «La belleza encerrada. De Fra Angelico a Fortuny» y la última hasta el momento se produjo el verano de 2014 con «El Greco y la pintura moderna».

Los productos resultantes de esta última convocatoria son los que me encontré en la tienda del museo: una libreta y una bolsa derivadas de la obra «Retrato de Jerónimo de Cevallos de El Greco» de Antonio Monfort, ganadora del III concurso.

Miradas_desde_la_copaMiradas_desde_la_copa

[Fotos: Museo Nacional del Prado]

La siguiente convocatoria se hará en otoño de 2016, en el marco de la exposición del Bosco.

El primer museo en establecer una colaboración con ArteDown fue el Museo Thyssen-Bornemisza, que en 2009 convocó un concurso en el que pedían una interpretación de la obra «Les Vessenots en Auvers» de Vincent van Gogh, que ganó la obra «Estudio según Van Gogh» de Luis Sainz de la Cuesta, de la que finalmente se produjo merchandise.

Colaboración que se repetiría en 2012 con la exposición de «Hopper». De hecho, actualmente está en marcha el concurso alrededor de su próxima exposición «Edvard Munch», cuyo ganador verá reproducida la imagen de su obra (debe ser una interpretación de las obras «Atardecer» y «Las Niñas en el Puente» del artista noruego) en diferentes productos.

Miradas_desde_la_copa

[Foto: ArteDown]

Aunque está claro mi entusiasmo por la iniciativa, no quiero dejar pasar la oportunidad para felicitar expresamente a todos los implicados en el tema, especialmente a los profesionales que lo han liderado desde los dos museos: Cristina Alovisetti & Sergio Aguilar por el Prado y Ana Cela & Mamen Bustamante por el Thyssen.

Deja un comentario