La mirada mayo’15

«Las marcas se tornan peligrosas cuando la balanza se inclina a favor de los patrocinadores, despojando a la cultura anfitriona de su valor intrínseco, tratándola como poco más que un instrumento de promoción. Sin embargo, es posible desarrollar una relación más equilibrada, donde el patrocinador y el patrocinado conserven su poder y donde se tracen y conserven unos límites claros.»

Naomi Klein

Periodista, escritora y activista

Deja un comentario