Tiempo para la publicidad en la Fundació Joan Miró

La Fundació Joan Miró de Barcelona o disfrutar de ocho opciones para ocupar nuestro tiempo libre en sus 7.000 m².

La agencia theroomrooms’ ha materializado los deseos del museo en una magnífica campaña de publicidad. El objetivo de la campaña era acercar la Fundació Joan Miró a la ciudad (su localización en la montaña de Montjuïc no la hace precisamente céntrica), mostrándola como un espacio en el que se pueden desarrollar muchas actividades.

Dividida en dos fases, una de incógnita (o teaser) y otra de descubrimiento (o launch), la gran idea creativa era la contraposición de tiempo y espacio, pensada para picar la curiosidad de los barceloneses. Para materializarla, la clave textual o claim de la campaña es 7.000 m² de tiempo. Por su parte, la clave visual es la estructura arquitectónica del magnífico edificio racionalista de Josep Lluís Sert, materializada mediante las formas geométricas de los juegos de construcción para niños.

7.000 m² de tiempo para el arte, para la naturaleza, para la gastronomía, etc.

La primera fase de la campaña estaba formada por una estructuras geométricas blancas que se diseminaron por puntos muy transitados de Barcelona. Totalmente blancos (como el edificio de Sert), únicamente incluían una declinación del claim (1 m² de tiempo), la URL de una microsite y un código QR.

Miradas_desde_la_copa

Si la estructura conseguía llamar la atención de los transeúntes, estos podían dar vida al código QR con su teléfono móvil, accediendo a la microsite, en la que se explican todas las posibilidades de disfrute que ofrece la Fundació Joan Miró.

Miradas_desde_la_copa

Lo más interesante de la microsite son las imágenes de todo lo que se puede hacer y, muy especialmente, el vídeo animado.

Miradas_desde_la_copa

También se editó y distribuyó una postal y se insertó un anuncio gráfico en la revista Time Out que, siguiendo el típico juego de ir uniendo puntos hasta conseguir completar una figura, permitía descubrir el contorno del edificio de la fundación.

Miradas_desde_la_copa

En la segunda fase, se colocaron unos vinilos en las estructuras geométricas, que descubrían el claim de la campaña y al responsable de la acción. Editándose y distribuyéndose una colección de ocho postales y una nueva inserción en la revista Time Out, que comunican las variadas posibilidades del museo.

Miradas_desde_la_copa

[Fotos: theroomrooms’]

En resumen, una campaña excelente.

Una vez más, son tan escasas las campañas de publicidad entre nuestros museos, que casos como este son un auténtico oasis en el desierto. Felicito a la agencia y al museo, responsables al 50 %: uno por conceptualizarla y el otro por aceptarla.

Algunas reflexiones en voz alta al hilo de esta campaña

La mayoría de los museos centran sus esfuerzos en publicitar sus exposiciones temporales u otras actividades, olvidándose que también deberían hacer de tanto en tanto campañas institucionales. Centrarse tanto en el ‘producto’ (perecedero como las muestras temporales), seguramente sea una de las causas que permiten entender las razones por las cuales los museos tienen una imagen y reputación poco definida entre sus públicos, más bien tirando a borrosa y poco ajustada a la realidad.

Esta campaña es institucional. Lo cual tiene especial mérito.

Cuando algunos museos catalanes y españoles innovan y hacen proyectos y acciones interesantes en las redes sociales, se olvidan de las muchas causas pendientes en otros ámbitos de la comunicación. Uno de ellos, fundamental, es el de la publicidad. A día de hoy, sigo sin querer hablar de publicidad cuando me refiero a lo que hacen la gran mayoría de nuestros museos: una publicidad prehistórica con nula presencia de la creatividad publicitaria. La publicidad sigue en manos de los diseñadores. Y desde el profundo respeto hacia ellos, y como dijo Álvaro Gurrea, el diseño tiene tanto que ver con la publicidad como el empapelado de las paredes con la decoración.

Esta campaña es responsabilidad de una agencia de publicidad. Lo cual vuelve a tener especial mérito.

2 comentarios

Añade el tuyo

Gràcies a vosaltres per «rehabilitar-me». Després d’un temps més preocupat per temes de gestió (especialment greus i, per tant, amb un to negatiu) que de comunicació, gràcies a la vostra campanya he pogut tornar a parlar d’allò que més interessa: la comunicació. I recuperar també el to positiu!
Espero i desitjo que no sigui la darrera campanya que theroomrooms’ faci en l’àmbit dels museus i del patrimoni cultural. Es necessiten agències creatives com la vostra!
Felicitats!

Deja un comentario