L’Esplanada dels Museus: humo para tiempos de crisis

Entre recortes, quitas y desahucios, en lo peor de lo peor de la crisis que está dejando el país como un solar y a mucha gente en la cuneta, se presenta el proyecto de creación de un gran complejo museístico en la montaña de Montjuïc (Barcelona): L’Esplanada dels Museus (La Explanada de los Museos).

Miradas_desde_la_copa

[Foto: Jaume Soler Arias]

Me imagino que los responsables del MNAC y de los otros grandes equipamientos culturales catalanes como el MACBA, el Gran Teatre del Liceu o el Teatre Nacional de Catalunya (y un largo etcétera) que han sufrido recortes significativos (con pérdida de puestos de trabajo -conozco directamente algunos casos-, eliminación de actividades programadas, etc.) se fregarán los ojos, incrédulos ante el mencionado gran proyecto museístico que, atención, quiere copiar el modelo de la Museumsinsel de Berlín o el MuseumsQuartier de Viena (en alguna noticia leo que se presenta para competir con ellos: ¡madre mía qué inconscientes e inconsistentes que podemos llegar a ser!).

Me tranquiliza saber que todo quedará en poco o nada. Que será un caso más del noble arte de la generación de humo al que nos tienen acostumbrados «nuestras» élites políticas y económicas para que los contribuyentes, ilusos, creamos que nuestra ciudad está a la altura de ciudades como Berlín y Viena y que cuidan y se preocupan de nuestra Cultura.

Por no tener sentido, no lo tiene ni el nombre. El diccionario del IEC define esplanada como «Porció quelcom vasta de terreny esplanat, especialment davant una fortificació». El de la RAE hace lo propio, definiendo explanada como el «Espacio de terreno allanado» o «Llano de dimensiones reducidas». O yo cuando subo al MNAC desde plaza de España me despisto, o hay un razonable desnivel entre las sedes de CaixaForum, de la Fundación Mies van der Rohe, de los pabellones de Alfonso XIII y de Victoria Eugenia de la Fira de Barcelona y el MNAC. Llamar a la cosa la explanada es un síntoma más del sinsentido del proyecto. A no ser que escondan un macroproyecto para hacer de la montaña de Montjuïc una explanada, lo que verdaderamente iluminaría la cara de los firmantes, ¡que eso sí les pone de verdad!  

Pistas para certificar que se trata de puro humo: el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, dejaba muy claro que el proyecto se materializará cuando existan recursos económicos. Lo que traducido a román paladino quiere decir nunca.

Presentar un proyecto como éste en un momento como el que estamos viviendo solo demuestra que los políticos y las élites económicas que marcan nuestros designios viven en otro planeta. Un planeta en el que campea la insensibilidad y el oportunismo de baja estofa.

Ahora bien, están tan guapos en la foto… Si la salud cultural de nuestro país fuese proporcional al buen aspecto de los fotografiados tendríamos una Cultura con salud de hierro.  

Ps.: Si cosas así son un insulto para las grandes instituciones culturales de nuestro país, no quiero olvidarme de los pequeños museos y equipamientos culturales, que sufren más que nadie la pésima situación y la mala gestión cultural. A esa trinchera, la que genera una buena porción de nuestra Cultura, le dedico este post.

ATENCIÓN: si el post te ha parecido interesante, no te pierdas el debate que ha suscitado. ¡Vale mucho la pena!

18 comentarios

Añade el tuyo

Crítica constructiva y destructiva muy adecuada, ¡la verdad!. Hay que ser un poco más humildes y realistas para afrontar la situación actual: pensar en los museos y fundaciones pequeños y medianos que realmente lo están pasando mal con sus presupuestos y caídas de visitantes. La notícia me recuerda a la del Hermitage-BCN: como bien dices, una cortina de humo que me ha hecho recordar la obra dels Joglars «El Retablo de las maravillas», que tuvo lugar precisamente en el Teatre Lliure de Montjuïc…

Dani, fotos, fotos y más fotos y cortinas de humo, cortinas de humo y más cortinas de humo. Y entre tanta foto y tanto humo la Cultura se va poco a poco a la mierda.

La verdad es que este post deja muchas dudas… es verdad lo que dices, Santi, y también estoy de acuerdo con el comentario de Dani. Pero por otra parte: ya era hora, ¿no? Es decir, no es el mejor momento, es verdad. Pero ¿cuándo ha sido buen momento en la vida cultural de nuestro país? Nunca. Y hacía falta algo así desde tiempos remotos, pero sí quizás se tendría que haber hecho cuando corría el dinero, invertido entonces en el tocho. No sé, tengo que pensar un poco más… En todo caso, enhorabuena y gracias Santi por ser tan claro.

Yrene, la cuestión de fondo es que es algo que ellos mismos saben que difícilmente se llevará a cabo. Les sirve la foto, la tan buscada foto.
En cuanto a la inversión, habría que mirar más al conjunto de equipamientos culturales que generan Cultura. E Yrene, hay vida mas allá de instituciones como el MNAC. De hecho, gran parte de las actividades culturales y la Cultura se generan desde equipamientos medianos o pequeños. Y esas instituciones están más desprotegidas que nunca (y mira que es difícil).
Pero como interesa potenciar la visión elitista y reduccionista de la Cultura, con invertir (poco) en los grandes equipamientos ya es suficiente. Y señores (Yrene) la Cultura no es solo el MNAC.
Por cierto, como la explanada no es tal, choca que un museo tan importante como la Fundació Joan Miró y otros (Montjuïc es mucho más que CaixaForum y el MNAC) no estén dentro del proyecto. ¿Eso es un proyecto integrador? A mi, disculpa, para ya no me engañan.

El post està molt ben escrit i argumentat, gràcies per l’opinió i felicitats Santi!
Ara bé, com tot, es pot mirar també positivament, poques vegades abans de fer alguna cosa patrimonial museística primer es fa un conglomerat de les forces vives implicades per estudiar, planificar i decidir (i es signa un document de fum però document). En aquest sentit, fa anys que es parla dels pavellons d’en Puig i Cadafalch i la seva utilització museística, però la fira es tancava en banda… ha calgut la crisi, l’obsolescència de les instal•lacions, la nova fira l’Hospitalet (i les pressions de dalt i de baix de la muntanya) per tal que la fira-BCN entri en raons i accepti parlar del tema.
La muntanya de Monjuïc és magnífica i té les millors joies culturals, esportives i paisatgístiques-naturals de Barcelona, però suposo que també sabeu els problemes que té i el més greu és la comunicació amb la ciutat que l’envolta i a la vegada aïlla.
En resum, l’acord en si (la part que s’ha fet pública) no compromet a cap de les parts implicades per la qual cosa és correcte definir-lo com a “fum” però el sols fet de compromís de fer alguna cosa amb els pavellons superiors de la fira per part de totes les parts implicades és una molt bona notícia. Per altra banda seria desitjable pel bé de tothom (professionals, ciutat i nació) que el suposat fum es convertís en un conglomerat ferm d’equipaments, comunicat i integrat a l’entorn.
(escrit abans de veure tots els vostres comentaris)

Gràcies pel teu comentari i molt especialment per la teva argumentació.
No es que esté en contra del proyecto, estoy firmemente en contra del tiempo y del contenido en el que se hace. No es tiempo de grandes proyectos cuando languidecen la mayoría de equipamientos del país, que a duras penas son capaces de subsistir (no puedo dejar de recordar a los compañeros de la cultura que han perdido su trabajo). Por otra parte, la falta de concreción es alarmante. Es toda una declaración de intenciones que el alcalde Trias quisiese dejar claro que sin recursos no se haría nada. Y mucho me temo que no los hay. Y si los hay, ¿por qué tantos recortes?
Sí a proyectos como este, siempre que se hagan con sentido común (el nombre es un primer paso para ver si una cosa es coherente, y aquí ni eso lo es) y no vayan en detrimento de lo que ya existe y está marchitándose poco a poco. Plantear cosas nuevas dejando morir las que ya existen no es precisamente una política cultural sana.
Por cierto, como bien comentas, gracias a mi «pueblo», l’Hospitalet de Llobregat, es posible que algún día los pabellones sean equipamientos culturales. Una contribución más de L’H a la cultura catalana.

La veritat és que espanta qualsevol de les inciatives que es puguin prendre des de la cadira del despatx d’aquesta gent. Dic cadira, per què els actors canvíen i no així el model de gestió. Aquest model de fer-se la foto i explicar les idees que la cadira vol posar a la pràctica quan la caixa (al mateix despatx) tingui prou fons com per poder-se invertir en cultura. Invertir, aquesta és la paraula clau. Fent meu l’ús del diccionari, el primer significat a l’IEC per a invertir és «Posar en una direcció oposada, col·locar en un ordre oposat». No sé si aquest és el significat de la paraula invertir que es vol aplicar a la cultura d’aquest pais. Però no només ara, amb la «crisi», potser ja des de sempre s’ha fet els possibles per a tenir als ciutadans al marge de les iniciatives culturals que emergeixen des de les cadires d’aquells despatxos amb caixa.

Un servidor que treballa a museu…

El nom d’ «esplanada» em sembla espantós. Només em semblaria apropiat si anéssim a plantar-hi tomàquets.
La fotografia de Jaume Soler, amb tant d’home i tant de traje, també em transmet un missatge igualment espantós.
El què més m’inquieta és perquè no es compta amb la presència del Museu d’Arqueologia de Catalunya, 🙁
Amb tot això, seré contundent: NO a les polítiques culturals de cortineta de fum.

D’acord amb les teves consideracions. Respecte a la darrera frase he dubtat i he buscat fonts per contrastar-ho:

La Llei municipal vigent a Catalunya en l’actualitat, publicada al Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya el 20 de maig del 2003 es va donar un tomb important al tema, despullant les intitulacions de vila i ciutat de tota mena de privilegis i concessions gracioses de l’autoritat vigent, i deixant en un títol que és opcional a partir d’uns mínims d’aplicació automàtica.
En efecte, la llei esmentada aporta el següent: Article 34. Nom del municipi. 34.1 Els municipis poden anteposar al seu nom el títol de vila si tenen més de cinc mil habitants i el de ciutat si en tenen més de vint mil. L’adopció o la modificació del tractament ha d’ésser acordada per l’ajuntament, el qual n’ha de donar compte al Departament de Governació i Relacions Institucionals. 34.2 No obstant el que disposa l’apartat 1, els municipis mantenen els títols i els honors que els hagin estat reconeguts.
En resum: ja era hora que l’Hospitalet, la segona ciutat de Catalunya, fes alguna cosa per ajudar a la ciutat veïna… 🙂

La primera vegada que vaig veure la nformació hem va semblar positiu que es fes una proposta que no venia únicament del cos polític del govern sinò que tambè tenia recolzament d’altres administracions públiques i entitats privades. Com a mínim el fum vol tapar a moltes institucions i no únicament a una, que és el més habitual. Per altra banda vaig pensar …»esplanada» … ? Pero si no hi has res pla entre el caixaforum i el mnac … I l’arqueologic? I l’etnologic? I la Miró ? … Vaig pensar que eren dubtes normals pel fet de ser del ram. Ara llegint els vostres posts … El pla de museus de catalunya, l’escrit de la presidenta de l’AMC, la situacio del personal del museu de lleida, l’agencia catalana del patrimoni i gran part dels museus locals tambe trontollen. Mes eixos transversals, linees de treball, discursos, sinergies? … contra la crisi, el desencant i el desànim?. Que faran amb el museu de les cultures del mon? el museu de les glòries (fet per la glòria d’algú-perdoneu acudit fàcil)? el museu del modernisme a l’hospital de sant pau?, l’hermitage com comenta el Dani. Tot pot ser sostenible aplicant criteris de mercat … Reflexios que deixo pels que mes sabeu d’aquests temes. Sempre ens quedarà la cultura lliure de les xarxes socials.

Gran debat el que estem tenint aquí! Està clar que tots arrufem el nas, oi? I naveguem entre la incredulitat, la crítica, el positivisme… Però està clar que el tema ha aixecat polèmica! Cala, ara mateix miro el que s’ha dit a l’AMC, ahir em van dir que allà hi havia un debat encès també… Via TW estem tenint també moltes reaccions. Estic contenta perquè veig que no estem endormiscats dins les nostres cavernes!

Pues sí Yrene, la verdad es que el debate es de lo más sano e interesante. Cuanto más se hablara y discutiera de las cosas mejor nos iría.
No quisiera dejar pasar la ocasión para agradeceros a todos el haber participado. Gracias a vuestra participación Miradas consigue su objetivo. Es mucho más interesante el debate que el propio post. ¡Magnífico!
Y la mosca que el martes se posó detrás de mi oreja, cada vez es más negra y grande (tanto que la oreja ha desaparecido): cuando leo que han encargado un estudio urbanístico a un arquitecto (Josep Lluís Mateo) no hago más que certificar mi posicionamiento en contra, pues se ve claramente cuales son los intereses de los firmantes. Lo de siempre. ¡Vivan las reorganizaciones urbanísticas y la construcción! Eso será lo que nos saque de la crisis, para llevarnos de la mano a la liga del Tercer Mundo (donde no se puede competir con Berlín ni Viena).

Yo veo varias cosas a analizar de la noticia. En primer lugar es interesante la voluntad (existente o no) de unificar esfuerzos, pero por otro lado creo que se pretende ofrecer una visión integradora cuando en realidad se trata de una ubicación y un contenido muy determinado en un parque repleto de interesantísimos contenidos que siempre he creído que restan a la espera de una planificación realmente integradora. Y no hablo sólo de instituciones sinó de, puesto a crear un espacio innovador, jardines, monumentos, espacios históricos, etcétera. Todo eso es Montjuïc, no sólo un conjunto de museos de arte que representan la puerta de acceso principal.

Vàngelis, está bien que diferentes agentes unifiquen esfuerzos (más que bien), pero siempre que cuando se hable de este tipo de proyectos existan los recursos para llevarlos a cabo. De no hacerse así (como es el caso) no solo no sirve de nada, es que deja en evidencia a los signatarios, que marean la perdiz para hacernos ver que se hace algo. Eso en mi pueblo se llama hacer de trilero (¿dónde esta la bolita?, ¿dónde está la bolita? y buscándola nos pasamos los días tan contentos).
Y definivamente Vàngelis: no interesa MontjuÏc, interesa solo el MNAC. Vaya, que parece que se le quiere hacer un traje a medida a nuestro MNAC (y no digo que no lo necesite, ehhh, al contrario, lo necesita). Por eso solo entra en juego CaixaForum y la Fundació Mies van der Rohe. Lo demás, o está lejos de «su explanada» (Fundació Joan Miró) o simplemente no encaja con su idea (Museu d’Arqueologia de Catalunya, Museu Etnològic de Barcelona, Jardí Botànic del Museu de Ciències Naturals, Museu Olímpic i de l’Esport Joan Antoni Samaranch, etc., etc.). Por eso, que pretendan comparar el bicho con la Isla de los Museos de Berlín o MuseumsQuartier de Viena es para troncharse de la risa. Definitivamente no tienen ni idea. Así de claro. Lo primero que deberían hacer es visitar esos centros para ver como son. Visitarlos a fondo. Así se darían cuenta de que están haciendo el ridículo. Y me da pena primero e indignación después, que aquellos que me representan solo se dediquen a hacer el ridículo, a costa de mis impuestos, claro.

Ni esplanada, ni isla …… UNA MONTAÑA DE MUSEOS!!!!! Como siempre a lo grande!!!!! Santi estoy en pleno acuerdo contigo … al final es gastar dinero en estudios urbanisticos y dar vidilla a arquitectos amigos y eso si salir en la foto, por supuesto!!!!! Que verguenza!!!

Inma, muuuuuuuchas gracias por el apoyo. Es bueno saberlo cuando otras personas piensan que el post y su repercusión es un mero ejercicio para polemizar.
Sigo pensando y defendiendo que la única manera de avanzar para que las cosas cambien y mejoren es hablando y debatiendo sobre ello. Con el silencio lo único que se consigue es perpetuar maneras de hacer que nos sitúan al borde del abismo.

Cada vez que oigo la palabra «Cultura» pronunciada por las élites de este país de chiste es como si me pusiera los dedos para vomitar. Para ellos la cultura no es más que eso: la foto, la propaganda, todos sus amiguitos enchufados que nos quieren imponer como las referencias artísticas/culturales del momento, y poco más.

Esta historia de la «esplanada», me temo, terminará o bien en forma de humo o como un nuevo proyecto horrendo al más puro estilo de la Sagrada Familia, prostituida de una manera nunca antes vista en un monumento artístico. Y pensar que hay multitud de pequeños museos y centros culturales que caminan sobre un alambre, cuando estos inútiles quieren dedicar millonadas a proyectos faraónicos e incoherentes.

Si España pretende alguna vez equipararse a países que son puntos de referencia culturales y artísticos, primero debería hacer algo tan básico como comenzar a respetar y cuidar el patrimonio. Pero vaya, ese es otro tema que daría para otra buena discusión.

Un saludo, supongo que a estas alturas ya sabes que no eres el único al que todo esto le parece un despropósito.

David, lo que más me sorprende de este tipo de «proyectos» es que parecen vivir en un mundo paralelo: la cultura siempre tiene el presupuesto más bajo, que además ha sufrido recortes brutales lo que he hecho que multitud de pequeños equipamientos pendan de un hilo (como acertadamente comentas). Mientras tanto, ellos, en su mundo, ponen en marcha nuevas iniciativas.

¿Y a eso le llaman política cultural? Tomando tu última palabra, más bien es un despropósito cultural.

Deja un comentario