Crowdfunding para salvar a nuestro Giotto

Miradas_desde_la_copa

Este pequeño fragmento de pintura pertenece a un magnífico edificio medieval de Barcelona, el Real Monasterio de Santa María de Pedralbes. Concretamente a las magníficas pinturas murales del taller de Ferrer Bassa, «nuestro» particular Giotto.

En una pequeña capilla situada en un ala del claustro, la de San Miguel, se encuentra una de las muestras más significativas de pintura gótica de nuestro país. Una delicia que se conserva in situ, lo que les otorga aún más valor si cabe. Para los que no conozcáis todavía el conjunto, aquí tenéis un vídeo que, de forma muy atractiva, explica el proceso de realización:

Para finalizar el proceso de estudio y restauración iniciado hace años con el proyecto Murales bajo la lupa, el Instituto de Cultura de Barcelona ha puesto en marcha una macrocampaña de fundraising, que intentará conseguir 25.000 € entre el 24 de marzo y el 3 de mayo, captando pequeñas donaciones (micromecenazgo o crowdfunding) mediante la plataforma online Verkami.

Para viralizar la iniciativa, se ha editado el siguiente vídeo:

Yo voy a revisar mis cuentas para ver si se puede contribuir. Aunque si pienso que en poco tiempo mis ahorros se pueden volatilizar (siguiendo el modelo chipriota), mejor no me lo pienso y participo. Al menos, siempre que vaya por Pedralbes podré decir que paticipé en algo que vale la pena (y que no es salvar un banco, claro).

Ps.: Espero y deseo que cuando se edite el catálogo de la restauración, donde se publicará el nombre de las personas que han hecho una donación, esté alguno de los magníficos profesores de arte medieval que tuve en la UB: Rosa Alcoy, Pere Beseran, Maria Rosa Terés, Francesca Español y Gaspar Coll. Ellos, que han vivido tantos años de Ferrer Bassa (académicamente, se entiende), deberían ser los primeros en participar. Sería una buena señal.

4 comentarios

Añade el tuyo

Hola, hace días que le doy vueltas al tema. No sé qué pensar sobre instituciones públicas haciendo campañas de crowdfunding. Con nuestros impuestos ya participamos en las instituciones públicas. Y así debe seguir siendo. Yo cuando voy al Museu Picasso, al MNAC o al teatro, pienso: que bien, aquí es donde van parte de mis impuestos. Creo que es un arma de doble filo para los políticos a corto: Si la ciudadanía quiere algo, que lo pague. -> ya lo estamos pagando!!! Hace falta más transparencia sobre donde van los presupuestos públicos y en qué se gastan. Pero no creo que nos tengan que hacer pagar las cosas dos veces. Si se tratase de una iniciativa salida de la ciudadanía, lo vería excelente, pero porqué sale desde el ICUB? Que no tienen dinero, acaso?

Como ya he dicho, creo que es un debate que se debe hacer y todavía no tengo una opinión formada al respecto. Pero de momento desconfío bastante.

Alex, entiendo tus dudas.
En otras culturas es algo muy normal (no hay que irse al mundo anglosajón, nuestros vecinos franceses también la practican bastante), pero en la nuestra no existe la cultura de la donación (ni del mecenazgo, ni del patrocinio). Como bien sabes, tampoco existe la cultura de la participación (aunque muchos se llenen la boca hablando de ello y de la cocreación de contenidos, viajen por medio mundo a los eventos que se montan para teorizar sobre el tema, pero su propia participación en la blogosfera luego deja bastante que desear).
Sí es verdad que en esta campaña en cuestión falta un detalle que la dotaría de mayor transparencia: ¿cuál es la cantidad total que costará la restauración? A nadie se le escapa que con los 25.000 € que se pretenden conseguir en Verkami no se colocan ni los andamios.
Por ejemplo, el Museo del Louvre viene haciendo últimamente campañas de fundraising, y siempre indica el precio total de las obras que quiere adquirir y la parte que se cubrirá con las donaciones de particulares. Y por ahora sus campañas de captación de donaciones han sido un éxito total.
Si con tus impuestos ya no se pueden hacer determinadas cosas (otro jardín en el que me niego a entrar es a qué se destinan nuestros impuestos), quizá sea el momento de participar selectivamente en campañas como esta.
Yo, que soy un enamorado del arte medieval y que he «flipado» cuando he visto las pinturas de Ferrer Bassa & Cia., es en cierta manera lógico que participe con una cantidad simbólica. Y sinceramente no me parece que esté pagando dos veces. Pienso que, en mi papel de ciudadano, si puedo contribuir a una causa que me parece loable, simplemente debo hacerlo.
Efectivamente Alex, la transparencia es la clave del tema. Y ya sabes que no es moneda corriente por aquí.

Deja un comentario