La paloma que se negaba a desaparecer de la colección de románico del MNAC

Comentaba en el post Dos palomas vuelan de la colección de arte románico del MNAC. Cuando reconocer los errores humaniza al museo que en las colecciones online del Museu Nacional d’Art de Catalunya todavía se publicaba como románica una de las palomas eucarísticas que, como se explicaba en la exposición temporal El museo explora. Obras de arte a examen, no era más que una copia (o falsificación) de los siglos XVIII-XIX.

Que nadie la busque en el aplicativo del MNAC: os notifico que entre el día 9 de enero y hoy mismo ha desaparecido sin dejar rastro (¿quizá el departamento de programas públicos del museo esté preparando un nuevo enigma?). 

La verdad es que la desaparición hubiese pasado desapercibida si se hubiese acompañado de un sutil juego de manos digital: su sustitución por la paloma eucarística románica. Recordad: de las tres una todavía lo es a día de hoy (la ciencia dirá mañana).

Por suerte, «mi» paloma se niega a desaparecer de la colección de románico del MNAC. Debe pensar que es una injusticia que se la degrade de esa manera por unas malditas pruebas científicas. Ella, que formaba parte de la selecta colección de románico desde el año 1958, luciendo un cobre más pulido que la cubertería de plata de Isabel Preysler.

Para los amantes de los enigmas, cazando por la red me he topado de nuevo con ella. Si sois rápidos todavía podréis disfrutar de ella en Museus en línia de la Generalitat de Catalunya, un aplicativo que permite acceder a la ficha de una selección de objetos conservados en los museos catalanes. Las siguientes imágenes, capturadas hoy mismo, nos la muestran en todo su «románico» esplendor:

Miradas_desde_la_copa

Miradas_desde_la_copa

[Imágenes: Generalitat de Catalunya]

¡Qué curioso es el hábitat digital! Por más que se quiera borrar el rastro de algo siempre queda alguna pista que permite recordarlo.  

Como os recomendaba, sed rápidos si queréis ver a nuestra paloma viajera, quién sabe si por última vez: en el MNAC hacen desaparecer palomas falsas en menos que canta un gallo…      

Deja un comentario