Monna Lisa suma y sigue, ahora en el Prado

Recomendación de lectura de este post: activar el vídeo del gran Nat King Cole y escuchar de fondo su balada.

Para un giocondólogo declarado como yo (basta mirar en la categoría de Consumo imagen artística la colección de posts que le dediqué hace tiempo), cada nueva noticia sobre Lisa es una alegría.

La última: el Museo Nacional del Prado tenía en una de sus salas una copia de la obra. Hasta aquí ninguna novedad.  

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Pero sorpresa, como publica Martin Bailey en The Art Newspaper, al proceder a su restauración y retirar el negro uniforme que servía de fondo, se ha descubierto el magnífico paisaje, lo que sitúa la copia del Prado en una nueva dimensión: es una magnífica copia que seguramente hizo algún discípulo de Leonardo da Vinci. Es decir, mientras el maestro pintaba y repintaba, miraba y remiraba su estelar retrato, uno de los suyos iba haciendo su copia.

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Museo Nacional del Prado]

Si la cosa es así, el valor de la copia es de aupa, ya que se conserva significativamente mejor que el original de Leonardo (entre otras cosas, la copia del Prado no la tuvo nadie debajo de su colchón por espacio de casi dos años). Si Vincenzo Peruggia levantase la cabeza…

3 comentarios

Añade el tuyo

Santi, cada día te superas. No sólo nos das «chicha» visual (para leer), sino que ahora también auditiva!!! Genial mandarte este comentario con este tema de fondo…

Yrene, todo es poco para mis seguidores fieles (creo que sois entre 3 y 4). En el próximo post, también sobre el tema de la copia de la Monna Lisa, volveré a regalarte con unos minutos musicales, más moviditos por cierto.

Deja un comentario