La realidad supera a la ficción: graffitis en la Alhambra

Cuando algunos colegas vieron los fakes que hicimos para ilustrar el tipo de comunicación que podrían utilizar equipamientos y atractivos patrimoniales para sensibilizar a sus visitantes, algunos me tacharon de exagerado en el caso del que diseñamos utilizando las finas decoraciones en yeso de la Alhambra (para verlo con más detalle, ir aquí).

Comunicacion_del_patrimonio

[Foto: Miradas desde la copa]

Y nada más lejos de la realidad. Por una noticia de El País, ya sabíamos del ataque de un militar jordano en agosto de 2011, que grabó su nombre y la fecha de su visita (¡todo un clásico!) en el Palacio de Carlos V. Lamentablemente la cosa continúa: como se explica en El País, el pasado 7 de enero los vigilantes pillaron in fraganti a una joven suiza en plena faena de inscripción de su nombre y un corazón (otro clásico que, de haber podido terminar la faena, también incluiría la inicial de su amado) en los estucos del salón de Comares.

Como se puede comprobar, no éramos nada exagerados.  

Está claro que la labor de sensibilización en el conjunto monumental de la Alhambra es urgente, muy urgente. En unas declaraciones a Europa Press, su directora María del Mar Villafranca comenta que se tomarán medidas para advertir a los visitantes  de las consecuencias legales que comporta realizar inscripciones o graffitis en los muros de los palacios nazaríes.

Aunque me arriesgue al avanzarme a lo que finalmente se hará allí, por esta declaración me temo que el estilo comunicativo que se utilizará para informar a los visitantes será más bien coercitivo, criminalizando al resto de visitantes que ni por asomo harían algo tan lamentable como la suiza y el jordano.

Me gustaría invitar a los gestores de nuestro monumento más visitado que tengan en cuenta a esa gran mayoría de visitantes que tienen un comportamiento correcto, explicando las cosas de una forma que no se les criminalice de antemano. Como en el fake, vaya.

Y para el militar jordano y la joven suiza que caiga todo el peso de la ley. No estaría mal que se dedicasen a lo suyo (el “arte” de la incisión) en la celda de una prisión. 

Tags: , ,

2 Responses to “La realidad supera a la ficción: graffitis en la Alhambra”

  1. Marta dice:

    la pregunta es: En Suiza no hace estas cosas, ¿Porqué en España las hacen? Me parece perfecto la mega multa que le han puesto y ademñas le facturarán los costes de la reparación. Ësto tendría que ser en todas partes. La pieza gràfica me parece muy buena idea, pero yo le hubiera puesto mñas más grafitis, para que la gente vea como puede acabar una obra de arte si se permiten estos actos de “violencia patrimonial”.

    • Santi dice:

      Marta, quiero pensar que la joven suiza tenía una mala tarde (como diría el gran Chiquito de la Calzada) o tiene directamente un poro por el que se le han ido cayendo la neuronas.
      Por cierto, me gusta mucho eso de “violencia patrimonial” (preguntaré a la nueva ministra de Sanidad si lo acepta…).
      Saludos.

Deja un comentario