El chollo de los museos: Art Project de Google

Definitivamente: los museos de arte internacionales tienen un aliado perfecto en Google.

Hace tiempo ya comenté dos proyectos favorecidos por la empresa estadounidense, pero ahora se superan. Si aquellos proyectos se limitaban a dos museos (el Prado y la Tate), ahora la cosa se generaliza.

Hoy se ha presentado Art Project, una plataforma que Google pone a disposición de los internautas de todo el mundo (bueno, sin contar a los egipcios -¡espero que sólo sea temporalmente!-) las obras maestras de alguno de los mejores museos de arte del mundo: del MoMA de Nueva York al Rijksmuseum de Ámsterdam, pasando por la Galería de los Uffizi de Florencia y la National Gallery de Londres. 

 

En realidad lo que se nos ofrece es una plataforma digital con reproducciones en súper alta resolución.

art-project-carpaccio

Imágenes que se acompañan de una pequeña ficha con información de las mismas (texto y vídeos) y links a las casas virtuales de los museos propietarios, donde se puede ampliar la información.

Comunicacion_del_patrimonio

Entre los 17 museos, dos españoles: el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza. Felicidades, es toda una gozada ver detalles de La botella de anís de Juan Gris o del Joven caballero en un paisaje de Vittore Carpaccio.

Comunicacion_del_patrimonio

En pocas palabras, Google es un auténtico chollo para los museos. ¡Qué la fiesta continúe!

Como comenta Amit Sood (responsable de Art Project) en el post de presentación Explore museums and great works of art in the Art Project, se espera que más museos se sumen al proyecto. Ejem, el MNAC tiene alguna gigafoto de sus obras maestras y el MNAC Online

4 comentarios

Añade el tuyo

Bueno Santi, no respondo por alusiones, sino porque he estado pensando un poco. Me parece genial la idea de Google, ante todo eso. Pero: los museos no estamos dejando que San Google nos salve la papeleta? O sea, esta gente está haciendo lo que deberíamos hacer los museos por nuestra propia iniciativa, por compromiso con la sociedad. Y con su acción, nos está dejando con el culito al aire, en plan: “mira, mira lo que se puede hacer y tú no lo haces”. O sea, que nos tenemos que alegrar, pero con una alegría un poco amarga. Y por otra parte, lo comentábamos hace un rato con un colega: Google te llama a capítulo y te pide colaboración. Los museos, encantados, claro, claro, es gratis! Pero cuando al Sr. Google no le intereses más, porque tiene otro proyecto entre manos, te deja tirado en la cuneta. O acaso lo del Prado del año pasado ha tenido continuidad? Me parece que no, no? Tú que sabes, confirmalo, por favor. Para Google estos proyectitos son esto, proyectitos que le dan más visibilidad si cabe, y los museos.. pues somos un poco kleenex, de usar y tirar… Gracias como siempre por tus antenitas!!!

Yrene, ¿no te suenan bien los palabros «gratis» y «máxima visibilidad»? Pues eso es lo que se consigue colaborando con Google.
¿Qué ellos se benefician colaborando con los museos? ¡Solo faltaría! Pero no me negarás que los museos no se benefician también. Son las reglas del juego en este tipo de relaciones de, digamos, co-branding. Ninguno conseguiría por separado la visibilidad que consiguen asociándose con Google, por mucho que se llame MoMA o Tate. Pero mira, ¡si incluso lo han puesto en su página de inicio, debajo de la barra del buscador!
Como comentó muy sabiamente Javier Celaya en las Jornadas de Formación Museológica Comunicando el museo, los museos crean interesantes contenidos, pero también deberían exportarlos más allá de sus propias webs (en canales como YouTube, Flickr, etc.).
Vosotros, el MNAC, tenéis un proyecto de colección online en marcha, pero participando en proyectos como Art Project tendríais una visibilidad internacional que ni quemando el Pantocrátor de Taüll a las puertas del Palacio Nacional.

Héctor, mira que te gusta provocar. Incluso ya me superas.
Venga, te lo diré por última vez, ahora parafraseando a un crítico de arte de referencia, Robert Hughes: «la reproducción digital de una obra de arte es a la obra de arte igual que el teléfono erótico es al sexo.» ¡Toma candela, chaval!

Deja un comentario