Publicidad de museos cinco jotas: Museu Picasso y MNAC

El catálogo de campañas y piezas publicitarias que rompen la monotonía sigue engrosándose. Hace tiempo se ha abierto una vía de agua en la excepcionalidad comunicativa del ámbito museístico, por la que se cuelan perlas como las que presento en este post.  

Para quien siga pensando que no es posible la publicación de anuncios realmente creativos (que si en mi museo no es posible, que si está bien pero no para mi museo, etc.) aquí va la campaña que ha puesto en marcha el Museu Picasso de Barcelona para promocionar la exposición Picasso davant Degas (del 15 de octubre de 2010 al 16 de enero de 2011), que explora exhaustivamente la fascinación de Picasso por la obra de Edgar Degas y las afinidades entre sus respectivas obras.  

Se podía haber seleccionado una de las obras de Degas que forman parte de la muestra (¡qué fácil hubiese sido utilizar su En el café. L’Absinthe o Joven bailarina de catorce años!), engrosándose la tendencia mayoritaria de la publicidad de museos. Pero gracias a la inteligencia creativa el resultado es muy diferente. Se ha optado por hacer pensar al transeúnte que ve una banderola o al lector que mira un anuncio en la prensa.

Comunicacion_del_patrimonio

Algo pasa, ¿pero qué pasa? Sirviéndose de la elipsis (la figura retórica que suprime algunos elementos de la imagen), se prescinde aparentemente de Picasso mostrando de espaldas una de las piezas de Degas. Y digo que se prescinde aparentemente de la variable Picasso, porque en realidad está pero nosotros no lo vemos, pues está observando frontalmente la magnífica escultura de Degas.  

Comunicacion_del_patrimonio

Publicidad que nos hace pensar. Una publicidad inteligente que sin duda llama la atención. Algo que los museos podrían explotar mucho más de lo que ahoran explotan.

Está vez (y parafraseando un post del responsable de prensa y comunicación del museo, Manel Baena) el Museu Picasso sí ha hecho una campaña de verdadera alta costura.   

También merece un comentario la campaña del MNAC para promocionar la exposición Joies d’artista. Del modernisme a l’avantguarda (del 27 de octubre de 2010 al 13 de febrero de 2011), que reúne un importante número de joyas realizadas por artistas como Hector Guimard, Pablo Gargallo o Alexander Calder. En realidad lo que merece un breve comentario es el claim, que juega con un lugar común en los museos de arte: sus piezas son auténticas joyas.

Comunicacion_del_patrimonio

Una pena que luego la parte icónica siga los dictados de la excepcionalidad (la reproducción de una de las piezas expuestas, L’ull del temps de Salvador Dalí) y que la gráfica final no esté a la altura del redactado publicitario.  

1 comentario

Añade el tuyo

Deja un comentario