Márqueting de calle: más reflexiones

Se me ocurren un par de reflexiones más del proyecto El MNAC pren el carrer (sí, ya sé que con este van a día de hoy 5 posts sobre el tema, pero hay que aprovechar al máximo las pocas acciones de este tipo que se hacen por aquí).

Y las dos reflexiones tienen que ver con la propia naturaleza del proyecto.

Primera: cada vez está más claro que la colaboración directa entre museos y empresas es posible y muy recomendable. El MNAC pren el carrer ha sido posible gracias a la estrecha colaboración entre un museo y una empresa tecnológica, y ambos se beneficiarán. ¿Quién se beneficiará más de este co-branding? Pues si pasa como en Londres con The Grand Tour, saldrá más beneficiado a nivel de imagen el MNAC (por cierto, espero que los responsables de HP en España hagan una investigación del impacto de marca como hicieron sus homólogos ingleses).

Pero no sólo eso, pues se ha buscado (y conseguido) la implicación con el tejido comercial de la ciudad, con colaboraciones tan interesantes como las de Gratacós y Vinçon. Estos últimos creando uno de sus impactantes y siempre creativos escaparates con la reproducción de la cabecera de la revista Pèl & Ploma de Ramon Casas.  

comunicacion_del_patrimonio

Segunda: como podréis comprobar, todos los posts publicados hasta ahora incluyen la etiqueta «Difusión cultural». Pues, aunque está claro que es una acción de comunicación comercial, se ha tratado como algo más.

Cada réplica se acompaña de una cartela con información sobre la obra en cuestión (en cuatro idiomas), breve y mayoritariamente divulgativa.

comunicacion_del_patrimonio

comunicacion_del_patrimonio 

Además, se ha activado una interesante microsite en la que se puede acceder a más contenidos, como mapas para seguir las cuatro rutas propuestas y podcasts descargables de alguna de las piezas expuestas.

comunicacion_del_patrimonio

En definitiva, un muy buen ejemplo de comunicación global. Mi más sincera felicitación al MNAC (muy especialmente a su departamento de Comunicación).

Deja un comentario