Diseño para todos

comunicacion_del_patrimonioLo más importante: se consolida en Barcelona un foro de reflexión sobre la accesibilidad a museos y centros expositivos. Está mañana se ha celebrado, de la mano de ArticketBCN, la segunda jornada sobre la temática, Eina i metodologia per un disseny per a tothom (Herramienta y metodología por un diseño para todos).

Si hace un año, y como comenté en el post La accesibilidad en los museos, dio la sensación que buena parte de las malas praxis eran culpa exclusiva de los diseñadores (¡qué error!), esta vez el peso de las jornadas ha recaído en tres diseñadores (Beppe Benenti, Ignasi Bonjoch y Enric Jardí).

Gracias a la intervención de Ignasi Bonjoch, explicando el proceso cartográfico que utiliza para interpretar el guión lineal de los comisarios, ha quedado claro el importante papel de los diseñadores (interiorismo y gráfico) en la materialización física de las exposiciones. En un momento ha hablado de la importancia de considerar la relación equipamiento-comisario-diseñador como un triángulo equilátero, en el que cualquier estiramiento por uno de sus vértices acaba generando problemas en el resultado final. Me temo que el efecto Isabel Preysler es el pan nuestro de cada día, ya sea por la inflexibilidad de algunos comisarios o la excesiva creatividad de algunos diseñadores (también me temo que a los responsables de exposiciones de los equipamientos les toca mirar a lado y lado como en un partido de tenis).

De la conferencia de Enric Jardí, Diseño visual razonable, sobre tipografía, legibilidad y lecturabilidad, me quedo con el término anorexia tipográfica para referirse a las escuálidas cartelas que lamentablemente estamos tan acostumbrados a sufrir (siempre he pensado que por los problemas que generan lo mejor sería hacerlas desaparecer; total, la información que ofrecen es prescindible en la mayoría de casos). Lástima que no haya ilustrado sus comentarios con ejemplos reales del sector (de buenas y malas prácticas), limitándose a utilizar material de sus clases (sí, aquí he vertido una pizca de rabia, algo que pasa cuando tienes altas expectativas sobre alguien que luego no se ven correspondidas). 

Teniendo en cuenta que en esta y en la anterior jornada ya se han tratado temas de accesibilidad física y sensorial, ¿qué tal si para el próximo año se centra en la accesibilidad cognitiva?

Tags: , , , , ,

2 Responses to “Diseño para todos”

  1. Anna Noelle dice:

    Yo me quedé con algunas ideas:

    – diseño para todos.. Quienes son todos? Cuando decimos TODOS realmente queremos decir TODOS?
    – De la presentación de Ignasi Bonjoch, me gustó la idea de los mapas pero mi pregunta es interpretar el guión cuando hay guión, pero … y si no hay tal guión? Qué pasa cuando una exposición viene sin guión? Quién inventa el guión?

    Más cosas:
    – Exposición amigable?? Si es amigable en el sentido de comprensible, por supuesto, pero no de fácil, como apunto Teresa Grandas desde la mesa redonda..
    – Muy bien también Roseta Mus… «Hay que definir quién es quién en el proceso de realización de una exposición y definir el rol de cada cual…» Parece una perogrullada, pero no lo es.

    – Es necesario crear una normativa, comentó alguien del público… Estoy de acuerdo… Las buenas intenciones, se suponen, pero la normativa nos «obligaría» a los museos a tener en cuenta la diversidad de público a la que nos dirigimos.

    Enfin, que el debate dió mucho que hablar… lástima de tiempo, como siempre…

    • Santi dice:

      Bueno, Anna, respondiendo a tu primera idea, yo creo que cuando hablamos de TODOS estamos hablando de algo utópico: ya nos gustaría hacer cosas que interesen a TODOS. Es decir, que TODO el mundo se interesase por los museos y sus actividades. Partiendo de esa base, se debería trabajar para llegar a ese TODOS abstracto, irreal e inalcanzable (hemos de asumir que a la mayoría de la gente no le interesa). Sobre todo si hablamos de instituciones públicas: entonces no es una opción, es una obligación.

Deja un comentario