Museu AGBAR de les Aigües: ¡Felicidades!

comunicacion_del_patrimonioHace tiempo que quería escribir un post sobre el Museu AGBAR de les Aigües de Cornellà de Llobregat (Barcelona) y ahora, gracias a una muy buena noticia, estoy obligado a hacerlo. El pasado 22 de mayo le fue otorgado en Tampere (Finlandia) el premio Micheletti 2010, que concede anualmente el European Museum Forum (EMF). Un galardón que reconoce la excelencia entre los museos europeos especializados en industria y tecnología.

Como comentan desde el museo: «el jurado ha destacado el valor del patrimonio industrial conservado y expuesto en paralelo con la maquinaria actual en funcionamiento, la dinamización cultural y expositiva del patrimonio, la fuerte vocación educativa que el Museo Agbar de les Aigües desarrolla, y la mirada caleidoscópica y rigurosa alrededor del agua desde el punto de vista científico, medioambiental, histórico, social, ético y humanista.»

Los miembros del jurado conocen muy bien el museo cornellanense. Y yo, que lo visito asiduamente desde su inauguración el año 2004, certifico que aciertan plenamente en su valoración.

Aprovechando las magníficamente bien conservadas instalaciones modernistas y la maquinaría (máquinas de vapor, calderas, etc.) de la Central de Bombeo de la Sociedad General de Aguas de Barcelona (de principios de siglo XX) que se utilizaban para bombear agua a la vecina ciudad de Barcelona, la Fundació AGBAR decidió crear un museo corporativo que tratase de forma integral la cultura del agua. 

comunicacion_del_patrimonio

Y lo hicieron tan bien, que demuestran que la empresa privada está muy capacitada para crear y gestionar equipamientos culturales. Algo que muchas veces las administraciones públicas son incapaces de hacer. Sólo basta con mirar como, en la misma ciudad, el Ayuntamiento de Cornellà está dejando morir lentamente el Museu Palau Mercader, una casa-museo del siglo XIX que, por sus potencialidades, se podría convertir en un referente de los museos románticos catalanes. Y, por favor, nada de excusas tipo «no tenemos recursos». Si el ayuntamiento no ha sido capaz (desde el año 1974 en que pasó a ser de su propiedad) de conseguir los fondos para abrirlo regularmente al público (en 1995 se abrió de forma precaria) es que no le interesa realmente la cultura. Para muestra un botón: desde la página de bienvenida de la web municipal se puede linkar directamente al Museu AGBAR de les Aigües, pero, en cambio, no se puede hacer lo mismo para acceder a la web del Museu més gran de Catalunya de la Diputació de Barcelona, donde se aloja la información más detallada del Museu Palau Mercader. 

Volviendo al Museo AGBAR de les Aigües, el post que tenía pendiente tiene que ver con el dinamismo que ha demostrado en sus pocos años de vida. Si en un principio se podía criticar la poca importancia museográfica que se le daba a la propia instalación (unos textos y dibujos mínimos explicaban al visitante la funcionalidad de cada una de las salas de la central de bombeo), últimamente han sido capaces de mejorar este aspecto sensiblemente. Y utilizando para ello las TIC.

Primero con la colocación de unos puestos multimedia que, mediante recreaciones en 3D, explican de forma atractiva y comprensible el funcionamiento de cada sala y de la maquinaria en ella instalada. Pero también con la emotiva narración de la audioguía, en la que un personaje ficticio (un antiguo trabajador) nos explica sus vivencias e impresiones personales. Una audioguía que demuestra que es posible hacer contenidos atractivos para el público no especializado utilizando este sistema de mediación.  

Viendo el dinamismo del museo, me encantaría recibir algún día la feliz noticia que han sido los primeros en implantar una guía multimedia realmente atractiva y enriquecedora para el visitante. Sí, sí, ya sé que existen por Cataluña algunas guías que se autodenominan «multimedia», pero me niego a considerarlas como tal. Es más, algunas son un insulto a la comunicación digital y a los propios usuarios.

Espero que este post os haya hecho la boca agua. Tanto que, si alguna vez estáis por el Baix Llobregat, no dejéis de visitar el Museu AGBAR de les Aigües.

4 comentarios

Añade el tuyo

Benvolgut Santos,

Tu millor que ningú coneixes la història del MPM així com la seva maledicció. Els fantasmes de la comtesa Paulina Pozzali Crotti i del seu estimat Arnau de Mercader es manifesten diàriament per impedir-nos assolir la nostra intenció. Qué malament que canta el poltergeist de la italinana!

De seguida que els foragitem t’asseguro que obrirem, fins i tot la segona planta, que hores d’ara només acumula pols.

Salutacions ciutadà!

Querido A. Balmono,
¿Sabes que la suplantación de personalidad es delito?
Has cometido el grave error de suplantar a alguien que jamás se tomaría la molestia de responder a un post sobre la gestión cultural de la ciudad que gobierna. Bien sabes que por estos pagos muchos de sus alcaldes sólo utilizan la cultura como guinda (tan preocupados como están por recibir a los «Luigi» de turno, no les queda energía para ello). Una guinda que, con la que está cayendo, hasta es posible que desaparezca de su pastel.
Santi

Deja un comentario