Una idea para congelarse: las FlashMob llegan a los museos

¿Qué es el arte? Morirte de frío.

pegatina congelat macba

 

Parece que la mente pensante que ha ideado la FlashMob «Congelats per l’art» («Congelados por el arte») ha tenido muy presente este chiste (tonto y facilón…pero graciosillo).

Como una actividad más de «La Nit dels Museus» (el próximo sábado 15 de mayo, de las siete de la tarde a la 1 de la madrugada) organizada por el Institut de Cultura de Barcelona (ICUB), se ha diseñado uno de esos eventos tan de moda (por ahora en grandes almacenes, estaciones de metro…).

Se trata que la gente se reúna en puntos concretos de los museos que participan (Fundació Joan Miró, MNAC, Fundació Antoni Tàpies, MACBA, Museu d’Història de Catalunya, etc.) y que a las 00:00 horas se queden congelados por espacio de 3 minutos.  

El evento se justifica de la siguiente forma: «Lo que se quiere conseguir con esta FlashMob es crear una acción espontánea donde los ciudadanos participen activamente en actividades culturales, que puedan demostrar su admiración por el arte quedándose congelados en diferentes espacios observando sus propuestas artísticas. El arte en los museos provoca un acto puramente de observación y con esta FlashMob se propone una acción que rompe con esta idea y permite la participación respetando las obras».

El acierto creativo de la acción es más que dudoso. Se apela a la participación activa haciendo que los participantes se queden en standby tres minutos.

Pero el problema creativo no es lo más preocupante.  

Si el objetivo es conseguir que mucha gente acuda a alguno de los museos que participan, seguro que lo conseguirán.

Pero si lo que se persigue con un evento como «La Noche de los Museos» son objetivos culturales, tengo muchas dudas que esa acción ayude en algo. No sólo se trata que nuevos públicos vayan a los museos para hacer algo simpático y efímero, se trata que se queden para disfrurarlos al 100%. Está claro que un museo persigue cosas muy diferentes a una superfície comercial (por suerte, aunque algunos apocalípticos los vean cada vez más cercanos).  

Por tanto, ¿esta es la mejor opción? Quien me conoce sabe que no soy ni mucho menos elitista (para quien no me conoce, sólo hace falta que lea este blog), pero tampoco frívolo. Y lo siento, pero no acabo de ver el rendimiento cultural de la FlashMob en cuestión. Si acaso intentaré ir (e incluso participar como infiltrado) para ver en primera persona qué se respira entre el resto de participantes.

En conclusión, la duda que me asalta se sintetiza en una pregunta: ¿cuántos participantes de la FlashMob -ya descongelados- se quedarán en el museo -donde se congelaron- para disfrutar de sus colecciones?

1 comentario

Añade el tuyo

Deja un comentario