Abre la Fundació Antoni Tàpies o el retorno del calcetín

Tenía pensado hablar del tema por la interesante campaña publicitaria que se ha desplegado, pero viendo las noticias que se han ido publicando en los medios de comunicación durante estos días, he sentido la necesidad de comentar algo al respecto.

¿Reapertura de la Fundació Antoni Tàpies o la materialización definitiva de la escultura Mitjò? ¿Cuál de las dos es la verdadera noticia?

fundacio-antoni-tapies-foto-marc-corominaLa verdadera noticia:

Después de dos años de reformas reabre de nuevo al público la Fundació Antoni Tàpies, el centro de referencia internacional de la obra del artista. Durante esta semana se ha inaugurado oficialmente (el miércoles 3 de marzo) y mientras escribo este post se puede visitar gratuitamente gracias a las jornadas de puertas abiertas pensadas para el gran público (los días 5, 6 y 7 de marzo).

La noticia para los medios de comunicación:

Quien sólo lea, vea o escuche los medios de comunicación estos días, pensará que la Fundació Antoni Tàpies ha estado cerrada para trabajar en la colocación del (tristemente) famoso Mitjó: la monumental escultura en forma de calcetín proyectada el año 1991 para el Salón Oval del Palacio Nacional de Montjuïc, sede del Museu Nacional d’Art de Catalunya. Escultura que no pasó de la maqueta por la visión cortoplacista de los políticos de turno y la incultura artística de la sociedad del momento.

Veo atónito como la edición de mediodía del telediario de la televisión autonómica, TV3, cubre la noticia ocupándose casi en exclusiva del «tema calcetín» (el reportaje le dedica 3m. de los 4m. 11s. totales). Pero veo aún con más estupor cómo se pide la opinión sobre la obra a los visitantes que en esos momentos estaban allí. En principio, la lógica te obliga a pensar que esas personas deberían tener un interés especial en el obra del artista catalán, pero, ¡oh sorpresa!, dos de los entrevistados piensan que la escultura es un chiste o directamente no es arte. ¡Desconcertante! No quiero ni imaginar que pensarán los que no tienen la intención de conocerla.

 

La reflexión:

Si bien la cobertura mediática de la reapertura ha sido importante, está claro que los medios de comunicación convierten la información facilitada por los responsables de prensa de los museos en su noticia, en la noticia que ellos consideran interesante para su audiencia.

Este es un caso de manual de la libertad informativa de los MC. Aunque las herramientas elaboradas por el departamento de prensa de la Fundació (dossier y nota de prensa) se centran en la noticia fundamental para el museo (su reapertura), el tratamiento por parte de los MC es bien otro, centrándose en una noticia que para el museo es secundaria (la colocación definitiva de una obra ya polémica antes de nacer).  

Bienvenido el Mitjó y los MC, si gracias a ellos los interesados en la obra de Tàpies se han enterado que ya pueden visitar de nuevo el museo. Pero un toque de atención para quienes desde los museos trabajan con los MC: los periodistas tienen voz propia, no son ventrílocuos.

Ps.: La inercia ha estado a punto de jugarme una mala pasada, haciéndome caer en el error de ilustrar el post con una imagen del Mitjó. En un arrebato de coherencia, he decidido ilustrarlo con una imagen del edificio. En todo caso, lo mejor para ver tanto lo uno como lo otro es visitando la Fundació.

1 comentario

Añade el tuyo

Hoy he tenido la oportunidad de visitar las ¿nuevas? instalaciones de la Fundació Tàpies. Me ha dado la impresión que las reformas no han sido muy profundas. Por supuesto, hay que destacar la terraza (planta 3a) reservada para el polémico Mitjò, de solo 2 metros de altura; nada que ver con la proyección original. En cuanto a la exposición que se puede visitar se muestra su creación en las últimas décadas. Ojalá podamos seguir disfrutando de su vitalidad y enriquecedora expresión artística. Saludos, Mateos.

Deja un comentario