Tic, tic, tic: ¡abrid, qué la ciencia ficción vuelve a llamar a la puerta del patrimonio cultural!

comunicacion_del_patrimonio2

«¡Pues eso no es nada!”, le espetaría al sorprendido Roy de Blade Runner el detective John Anderton de Minority Report.

 

Si recuerdas esta película de ciencia-ficción, en un momento dado el protagonista se ponía delante de una especie de mampara de cristal traslúcido desde donde trajinaba información policial con las manos.

 

¡Pues aquello ya es una realidad! ¡Y se aplica en el ámbito del patrimonio cultural!

 

La empresa andaluza Art Studio Multimedia distribuye la Ubiq’window, una pantalla interactiva para disfrutar de contenidos multimedia. Aquí te adjunto un vídeo para que veas su funcionamiento.

Como dicen sus desarrolladores, la ventana mágica permite que el dedo del usuario se trasforme en un dispositivo de posicionamiento, pudiendo hacer todas las funciones de los clásicos ratones ¡sólo es necesario acercar nuestra mano al cristal!

 

¡Ayer por la noche empecé a contar ovejas eléctricas!

4 comentarios

Añade el tuyo

Genial este sistemita para que los inquietos como Héctor (recordando su comentario del pasado 17 de junio) puedan tocar y manosear a su antojo, no? Así ya no habrá tanta polémica entre los romántico-elitistas y los populistas bolivarianos…

Pues es verdad Yrene, podría ser el punto de encuentro con mi revolucionario amigo Héctor, así lo tendriamos entretenido toquiteando pantallas por todo el museo, sin tiempo material para plantearse tocar los originales. ¿Qué dices Héctor?

Gracias Yrene. Estas experiencias creo que acercan mucho mas a todos y aún mas a los nativos digitales.
Parafraseando a mi amigo Santos y sobre la «revolución», no es cuestión de una camiseta roja, es una actitud. Es como la noción de subdesarrollo. Hay algunos primermundistas que lo llevan en la cabeza y encorsetan las mil manifestaciones que tiene el arte.
Así que viva el arte (multiplataforma) para todos… (recordando a los dadaistas).
Santos, espero encontrar mas experiencias como esta en tu magnífico blog.

Héctor, un placer tener lectores como tú, tan participativos y combativos. Al final no estamos tan alejados el uno del otro, es cuestión de matices. Realmente es muy gratificante y estimulante que alguien no esté de acuerdo y sea capaz de decirlo sin problemas. Esa es la idea del blog, que no sólo sea yo el que opine.

Deja un comentario