Monna (y pop) Lisa: de lo etilista a lo popular

De una pieza que sólo podían disfrutar unos pocos, los allegados del propio Leonardo o los miembros de las sucesivas cortes reales … a la Revolución. Desde hace ya bastantes años se puede ver (¡qué no contemplar!) libremente (eso sí, pagando y dándose de codazos con las hordas de japoneses que no despegan su dedo índice del disparador de sus Nikon). Ahora ya forma parte de la cultura popular.

Aquí van unos minutos musicales del gran Nat King Cole y una romántica balada:

Deja un comentario